Oldcivilizations's Blog

Blog sobre antiguas civilizaciones y enigmas

¿Qué sabemos sobre un misterioso satélite de la Tierra?


La Tierra ha contado con la presencia de su satélite natural, la Luna, probablemente desde mucho antes de que la Tierra tuviese capacidad para albergar vida. Pero no fue sino hasta 1957 cuando la Unión Soviética lanzó el primer satélite artificial, Sputnik I. Pero en la actualidad nuestro planeta está rodeado por múltiples satélites artificiales que han sido utilizados para una gran diversidad de aplicaciones, especialmente en las telecomunicaciones. Hoy hay tantos satélites en el cielo, la mayoría inservibles, que la basura espacial se está convirtiendo en un verdadero problema para la humanidad. El Caballero Negro (Black Knight) es el nombre otorgado a distintos fenómenos ufológicos, tales como señales de radio anómalas y diversos objetos que orbitaban la Tierra, sin poderse identificar. El objeto denominado «Caballero Negro» fue un objeto espacial ampliamente discutido que orbitaba la Tierra, y que causó un intenso debate entre la comunidad científica, los ufólogos y los usuarios de Internet. Desde la perspectiva ufológica, ha sido considerado por los seguidores de la teoría de la conspiración como un objeto de origen extraterrestre y de una antigüedad de 13.000 años, orbitando la Tierra con una trayectoria casi polar. Sin embargo, críticos y académicos lo han calificado de mito, resolviendo que este objeto concreto se trataba de basura espacial. Según los partidarios de la teoría de conspiración, el Caballero Negro es un satélite alienígena que ha orbitado la Tierra durante 13.000 años. Sin embargo, el objeto misterioso es probablemente una mezcla de varias historias, según manifestó Martina Redpath, especialista del Planetario Armagh en Irlanda del Norte: “El Caballero negro es el resultado de una mezcla de historias sin relación alguna entre sí; reportes de observaciones científicas inusuales; autores promocionando ideas poco convencionales; satélites espías clasificados y personas dejando volar la imaginación al ver las fotos. Esos ingredientes se cortaron, se salpicaron y se mezclaron en Internet para convertirse en una poción mítica inconsistente y confusa“.

Un informe afirma que el presidente ruso Putin ordenó personalmente al Alto Mando de las Fuerzas Aeroespaciales que permanecieran en tierra todos los aviones de combate Sukhoi-27, los más avanzados del ejército ruso, después de que fueron destruidos aviones de combate de Estados Unidos y Rusia en una aparente represalia extraterrestre. Por ello se prepara para atacar y destruir el objeto más misterioso jamás detectado alrededor de nuestro planeta y conocido como el satélite Caballero Negro. La fecha habría sido el 11 de junio de 2016. Nikola Tesla fue el primero en detectarlo electrónicamente en 1899, Tesla detecto sonidos rítmicos extraños en su receptor de radio de su laboratorio en Colorado Springs, que se dijo sólo podía ser un esfuerzo para comunicarse con la Tierra por parte de seres extraterrestres. En 1927, las señales del satélite Caballero Negro se detectan de nuevo y desde entonces los astrónomos de todo el mundo han estado reportando estas extrañas señales de radio. En la década de 1950, el Caballero Negro satélite se encontraba en órbita polar y los astrónomos calcularon su peso en más de 10 toneladas. El 3 de septiembre de 1960, siete meses después de que el satélite se detectó por primera vez por un radar, una cámara de seguimiento en la fábrica de Long Island Grumman Aircraft Corporation tomó una fotografía del Caballero Negro. Es importante señalar que muchas de sus señales han sido decodificadas desde la década de 1960, detectándose un mensaje que describe sus orígenes, que provendrían de la constelación de Bootes, habiendo estado orbitando la Tierra desde hace 13.000 años. Este objeto espacial misterioso parece ser una baliza de detección de la actividad terrestre. La decodificación de los mensajes provenientes del Caballero Negro parece que fueron la razón subyacente que hizo que tanto la Unión Soviética como Estados Unidos terminaron sus vuelos espaciales tripulados al espacio a mediados de la década de 1960, aunque los estadounidenses parece que simularon que en realidad habían llegado a la Luna en 1969. Pero a principios de 1970 dejó sus vuelos tripulados por completo. En 2014, un grupo de investigadores, encabezados por el profesor Daniel Baker, de la Universidad de Laboratorio de Colorado de Física Atmosférica y Espacial descubrió una barrera casi impenetrable que se encuentra a 11.500 kilómetros sobre nuestro planeta, que bloquea los llamados “electrones asesinos“, que pueden freír los satélites y los sistemas espaciales durante las tormentas solares intensas.

 

La pregunta del millón es si el Caballero Negro es un satélite extraterrestre. Algunos investigadores afirman que es un artefacto extraterrestre que tiene como propósito vigilar la raza humana. El Caballero Negro aparentemente es un satélite artificial que genero muchísimo interés por los años 50 del siglo XX. Una de las primeras hipótesis fue que se trataba de un satélite espía ruso y esto puso en alerta a los Estados Unidos. Otra hipótesis fue que se trataba de basura espacial. Pero parece que ha existido durante mucho tiempo, desde antes de la era espacial. Pero a pesar de que hay imágenes de este objeto, muchos permanecen escépticos sobre su propósito y origen. Otra de las especulaciones es que se trataría de una nave extraterrestre. Asimismo se afirma que las principales potencias han intentado derribar al satélite en más de una oportunidad, pero parece que posee algún sistema de defensa que no permite que los misiles lo alcancen. Tal vez una raza extraterrestre está vigilando nuestros movimientos. De acuerdo con las agencias espaciales de todo el mundo, el satélite Caballero Negro ha estado emitiendo señales de radio, al menos que se sepa, durante más de 50 años. Los Estados Unidos y la antigua Unión Soviética siempre mostraron un especial interés en este objeto espacial no identificado. Parece que fue Nikola Tesla la primer persona en recibir una señal desde el Caballero Negro en 1899. Desde el año 1930 astrónomos de todo el mundo han informado misteriosas señales de radio que supuestamente provienen del Caballero Negro. La revista Time escribió sobre el Caballero Negro el siete de marzo de 1960. En 1957 ni los Estados Unidos ni La Unión Soviética tenían la tecnología para poder mantener una nave espacial en órbita polar. Las órbitas polares se utilizan en general para realizar una exploración de la Tierra, a fin de detectar los cambios a lo largo del tiempo. Esto colocaría al Caballero Negro dentro de la categoría de un satélite de observación. En la década de 1960 el Caballero Negro se encontraba otra vez en órbita polar. Los astrónomos y los científicos calcularon que el objeto tendría un peso superior a las 10 toneladas, lo que lo convertía en aquel momento en el satélite artificial más pesado en órbita alrededor de nuestro planeta. La órbita del Caballero Negro era muy diferente a la de cualquier otro objeto en órbita de la Tierra.

 

Nikola Tesla nació el 9 de julio de 1856, en Smiljan, Croacia, que por aquel entonces formaba parte del imperio Austro-Húngaro. Su padre abandonó la carrera militar para convertirse en sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Serbia. Su madre, que aunque no recibió educación formal alguna, era brillante y tenía una memoria excepcional. Tesla siempre decía que su madre era la fuente de sus capacidades intelectuales. No obstante la temprana muerte accidental de su hermano lo dejó marcado para toda su vida, ya que se consideraba culpable de ese accidente y con esa culpa cargó hasta el día de su muerte. Nikola Tesla fue, sin ninguna duda, el más grande genio del siglo XIX y XX. Nuestro estilo de vida ahora, la tecnología que damos por normal, todo esto es posible por este hombre increíble. No obstante, a pesar de todas sus contribuciones a la ciencia, su nombre es poco recordado fuera del campo de la física. De hecho, Thomas Edison es a menudo erróneamente acreditado en los libros de texto con invenciones que fueron realmente desarrolladas y patentadas por Tesla. La mayoría de los eruditos reconocen que la oscuridad en torno a Tesla es parcialmente debido a sus maneras excéntricas y fantásticas demandas durante los años decadentes de su vida, de comunicarse con otros planetas y de sus rayos mortales. Es ahora sabido que muchos de estos fantásticos inventos de Tesla son científicamente válidos y funcionales. Simplemente le ha tomado a la humanidad mucho tiempo ponerse al día con algunas de las asombrosas ideas de un hombre que murió en 1943. Es conocido que Tesla sufrió problemas financieros en su vida adulta. Por esto, Tesla tenía que mudarse continuamente al no poder costearse sus viviendas. El Hotel Waldorf Astoria en Nueva York fue la residencia de Tesla durante veinte años, y tuvo que mudarse en 1920 al no poder costearlo más. Luego se mudó al Hotel San Regis, pero de nuevo fue forzado a desocuparlo debido a la carencia de apoyo financiero. Forzado a mudarse de hotel en hotel, a menudo dejó baúles con documentos, como garantía por sus deudas. Estos baúles, que fueron ansiosamente buscados después de la muerte de Tesla, se habían vuelto la clave para abrir el misterio de quien fue realmente Nikola Tesla y la increíble vida que llevó secretamente.

 

En 1899, el genial científico Nikola Tesla construyó en su laboratorio en Colorado Springs el primer gran receptor/transmisor de ondas de radio. Meses después de estar investigando, Tesla anunció que en medio del ruido eléctrico que estaba recibiendo había una señal demasiado periódica y regular como para ser natural. Tesla estaba convencido que esa señal era un intento de comunicación por parte de una raza extraterrestre y pensó inicialmente que la señal se originaba en Marte. Pero luego de rastrear la señal por meses, se dio cuenta que era imposible que proviniera de Marte y su lugar de origen tenía que ser algún lugar en la órbita de la Tierra. Tal como ya hemos dicho, Nikola Tesla instaló en Colorado Springs un laboratorio experimental conteniendo equipo de transmisión de radio de alto voltaje. El laboratorio tenía una torre de 200 pies para transmisión y recepción de ondas de radio y el mejor equipo de recepción disponible en ese tiempo. Una noche, cuando estaba solo en el laboratorio, Tesla observó lo que llamó señales eléctricas, que definitivamente parecían ser señales inteligentes. Los cambios ocurrían periódicamente y no podían ser asignados a ninguna causa entonces conocida por él. Tesla Habló de este tema en el artículo “Hablando con los Planetas“, publicado en el periódico semanal Collier (marzo 1901): “Cuando estaba mejorando mis máquinas para la producción de acciones eléctricas intensas, también estaba perfeccionando los medios para observar acciones débiles. Uno de los resultados más interesantes, y también uno de gran importancia práctica era el desarrollo de ciertas invenciones para indicar a la distancia de muchos cientos de millas una tormenta que se acercaba, su dirección, velocidad y distancia. Fue continuando este trabajo que por primera vez descubrí esos misteriosos efectos que han despertado tal inusual interés. Yo había perfeccionado el aparato referido, hasta el punto que desde mi laboratorio en las montañas de Colorado podía sentir el pulso del globo, notando cada cambio eléctrico que ocurría dentro de un radio de 1.100 millas. Nunca podré olvidar las primeras sensaciones que experimenté cuando supe que había observado algo de consecuencias posiblemente incalculables para la humanidad”.

 

Y sigue Tesla: “Yo sentí como si hubiera estado presente en el nacimiento de un nuevo conocimiento o la revelación de una gran verdad… Mis primeras observaciones me aterraron positivamente, ya que en ellas estaba presente algo misterioso, por no decir sobrenatural, estando solo en mi laboratorio por la noche. Pero, en ese momento, la idea de estas perturbaciones como señales inteligentemente controladas todavía no se me presentó. Los cambios que noté estaban teniendo lugar periódicamente y con tan clara sugestión de números y orden que no eran rastreables a ninguna causa conocida. Yo estaba familiarizado, por supuesto, con tales perturbaciones eléctricas como las producidas por el sol, como la Aurora Boreal y las corrientes terrestres, y estaba seguro, como lo podría estar de cualquier hecho, que estas variaciones no se debían a ninguna de estas causas. La naturaleza de mis experimentos impedía la posibilidad de que estos cambios estuviesen siendo producidos por perturbaciones atmosféricas, como ha sido afirmado por algunos. Fue algún tiempo después cuando me llegó el pensamiento de que los disturbios que había observado podrían deberse a un control inteligente. Aunque en ese tiempo yo no podía descifrar su significado, era imposible para mi pensar en ellos como siendo enteramente accidentales. La sensación crece constantemente en mí, que he sido el primero en escuchar los saludos de un planeta a otro. Un propósito estaba detrás de estas señales eléctricas”. Este incidente fue el primero de muchos en los que Tesla interceptó lo que él sentía que eran señales inteligentes del espacio. En ese tiempo, era asumido por científicos prominentes que Marte sería un lugar adecuado para la vida inteligente en nuestro sistema solar y Tesla primero pensó que estas señales podrían estarse originando en el planeta rojo. Más tarde cambiaría su punto de vista, al traducir las misteriosas señales. Cerca del final de su vida, Tesla había desarrollado varios inventos que supuestamente podían enviar poderosas cantidades de energía a otros planetas.

 

En 1937, durante una conferencia de prensa en el día de su cumpleaños, Tesla anunció: “Estos años he dedicado mucho de mi tiempo  a perfeccionar un nuevo aparato, pequeño y compacto, mediante el que puedo enviar energía, en cantidades considerables y a través del espacio, a cualquier distancia, sin la menor dispersión”. Tesla nunca reveló públicamente los detalles técnicos de su transmisor mejorado. Pero en su anuncio en 1937, reveló una nueva fórmula: “La energía cinética y potencial de un cuerpo es el resultado del movimiento y determinado por el producto de su masa y el cuadrado de su velocidad. Si reducimos la masa, la energía será reducida a la misma proporción. Si se redujera a cero, la energía sería igualmente cero para cualquier velocidad finita”. En los diarios de Tesla que descubrió, Dale Alfrey observó que en 1920 Tesla tenía confianza en ser capaz de encontrarle sentido a las extrañas difusiones de radio llegadas desde el espacio. No obstante, algo después Tesla comenzó a expresar gran preocupación sobre seres de otros planetas que tenían planes desagradables para la Tierra: “Las señales son demasiado fuertes para haber viajado las grandes distancias entre Marte y la Tierra”, escribió Tesla. Y añadía:  “Así, estoy forzado a admitir que las fuentes deben venir de algún lugar en el espacio cercano o, tal vez, de la Luna. Estoy seguro, sin embargo, que las criaturas que se comunican unas con otras cada noche no son de Marte, o posiblemente de ningún planeta en nuestro sistema solar”. Varios años después de que Tesla anunciara la recepción de señales del espacio, Marconi también afirmó haber escuchado un transmisor de radio extraterrestre. Sin embargo, Marconi fue rápidamente desprestigiado  por sus contemporáneos, que afirmaban que había recibido las interferencias de otra estación radial en la Tierra. Hay una cierta confirmación pública sobre la validez de los diarios perdidos de Tesla y su creencia en extraterrestres, así como la importancia de comunicarse con ellos. Arthur H. Mathews, que trabajó para Tesla y continuó su relación hasta la muerte de Tesla en 1943, afirmó que Tesla secretamente había desarrollado el Teslascopio con el propósito de comunicarse con extraterrestres. El Dr. Andrija Puharich entrevistó a Matthews para el Pyramid Guide, en 1978. Esta entrevista reveló por primera vez las conexiones de Matthews con Tesla.

 

No es generalmente conocido, pero Tesla tenía realmente dos enormes transmisores, construidos en Canadá – dijo Matthews – Yo manejé uno de ellos. La gente sabía, más que nada, acerca de los transmisores en Colorado Springs, y el inconcluso en Long Island. Yo vi los dos transmisores canadienses. Toda la evidencia está allí”. Mathews afirmó que el Teslascopio era el dispositivo que inventó Tesla para comunicarse con seres de otros planetas. Hay un diagrama del Teslascopio en el libro de Matthews, The Wall of Light. “En principio, toma señales de rayos cósmicos – dijo Matthew -. Eventualmente las señales se convierten en audio. Hablé en un extraño aparato  y la señal salió por otro como una emisión de rayos cósmicos”. Los diagramas del Teslascopio, mostrados por Matthews, tienen poco parecido con diagramas electrónicos. Pero nadie ha confirmado la realidad del dispositivo. Matthews afirma, sin embargo, que el construyó un modelo del Sistema de Comunicaciones Planetarias de Tesla en 1947 y lo operó con éxito. Matthews sugirió que, debido al rango limitado de los sistemas, él solo pudo contactar naves espaciales operando cerca de la Tierra. Él había esperado algún día construir un sistema capaz de mantener una comunicación directa con los planetas. “Tesla me había dicho que seres de otros planetas ya estaban aquí. – relataba Matthews – Él estaba muy asustado porque habían estado controlando al hombre durante miles de años y nosotros somos simplemente sujetos de prueba para un experimento a muy largo plazo”. Matthews no compartía las convicciones de Tesla de que los extraterrestres pudieran no tener las mejores intenciones in mente para la Tierra. Su opinión era que si los extraterrestres fueran tan avanzados como para ser capaces de viajar de un sistema solar al otro, entonces deberían de ser socialmente avanzados y amantes de la paz. Las ansias de Matthews por continuar experimentando con el Teslascopio produjeron la llamada “era moderna de los ovnis”.

Durante los años cincuenta del siglo XX, contactados como George Adamski y Howard Menger, escribieron libros y dieron conferencias a creyentes ansiosos sobre  los hermanos espaciales, que eran como dioses. Estos ocupantes de los ovnis afirmaban ser de casi cada planeta en el sistema solar, siendo Venus y Marte los más frecuentes. Los hermanos espaciales predicaban una forma de “Religión Espacial de la Nueva Era”, con descripciones utópicas de sus mundos y la denuncia de la agresividad de la humanidad. Tesla se habría sentido ciertamente reivindicado en sus afirmaciones si hubiera vivido lo suficiente para experimentar la era moderna de los ovnis. Él menciona en sus diarios sus frustrantes intentos para interesar al gobierno o al ejército acerca de sus teorías. Al parecer, las cartas de Tesla se quedaron sin respuesta. Permanece la interrogante de si sus ideas fueron o no fueron seriamente consideradas, o si pensaron en ellas como simplemente fruto de la mente de un loco.  La evidencia circunstancial apunta a cierta expectativas previas por parte de los Estados Unidos al avistarse los primeros ovnis durante la segunda guerra mundial. Podría ser que las ideas de Tesla hubiesen tenido más impacto, aunque secretamente, de lo que Tesla alguna vez pudo imaginar. Nikola Tesla sugería que podía transmitir grandes cantidades de energía a distancias de miles de millas. “Puedo fácilmente construir un puente a Marte, y enviar un mensaje tan fácilmente como si fuese Chicago”. Robert A. Nelson, en su artículo Communicating with Mars – The Experiments of Tesla & Hodowanec (Comunicando con Marte – Los Experimentos de Tesla & Hodowanec), detalla la comunicación accidental con inteligencias extraterrestres por parte de  L.G. Lawrence, el gerente del Instituto ECOLA. Estas comunicaciones podrían ser los mismos tipos de señales recibidas por Tesla en Colorado Springs en 1899. El 29 de octubre de 1971, mientras se hacían experimentos con el  RBS [Detector Biológico Remoto] en el condado de Riverside, California, el complejo transductor de campo interceptó una serie de aparentes señales inteligentes (discretos intervalos de pulso) mientras apuntaba a la constelación de la Osa Mayor. El fenómeno continuó durante más de 33 minutos. Un fenómeno similar fue observado el 10 de abril de 1972. Las aparentes señales, aparte de volverse más débiles, parecían ser transmitidas a grandes intervalos, extendiéndose durante  semanas y meses, posiblemente incluso años. Fue observada una débil señal de tipo binario. Se producían Intervalos entre rápidas series de pulsaciones lineales, durante períodos de tres hasta diez minutos.

 

Al estar su equipo blindado a la radiación electromagnética y encontrado libre de anomalías internas, fueron favorecidas las señales de comunicación interestelar de tipo inteligente. Al parecer, la parte auditiva de la señal era desagradable de escuchar. No obstante, después de múltiples reproducciones, el sonido parecía volverse agradable al oyente. Esto fue atribuido a una curiosa adaptación psico-acústica. La grabación contenía cortas e incrementadas series de oscilaciones profundas, armoniosas, semejando modulaciones de fondo. Un carácter inteligente del pulso fue aplicado en discretos patrones de espaciamiento y evidentes repeticiones de secuencias, acompañados por un ruido gaussiano altamente atenuado. El ingeniero eléctrico Greg Hodowanec desarrolló una teoría de Cosmología Ritmosónica. El también experimentó con un Detector de Ondas Gravitacionales (DOG) de su propio diseño. El aparato detecta “modulaciones coherentes” en radiación de microondas. Hodowanec publicó su primer informe para el SETI sobre Señales Gravitacionales, usando su DOG (según Radio Astronomía, abril de 1986): “La ventaja de una posible técnica gravitacional para SETI sobre la radio técnica es principalmente la del tiempo de ‘propagación’ para estas señales. Las ondas de radio viajan a la velocidad de la luz, pero las señales gravitacionales (según las teorías del autor) son esencialmente señales instantáneas. Otra ventaja de la técnica gravitacional es la simplicidad de la instrumentación requerida… Los detectores de ondas gravitacionales deben confiar en gran parte en la masa de la Tierra como “sombra” para habilitar la detección de radiación gravitacional. Por lo tanto, ‘objetos’ o señales ubicadas en el zenit de los observadores son detectadas mejor. Aun así, las otras áreas todavía son ‘detectables’ especialmente con la ayuda de otras ‘sombras’, tales como el sol, luna, planetas, etc. De particular interés para los observadores de SETI pudieran ser las extrañas señales gravitacionales del tipo audio que parecen venir de la región de Auriga y Perseo, en nuestra Galaxia. Estas ‘señales’ han sido ‘escuchadas’ por el autor durante años, y generalmente están en una gama de entre cuatro y cinco horas de ascensión correcta, con una intensidad pico cercana a 4,5 horas R.A. Las señales parecen ser de varios ‘tonos’”.

 

En una carta escrita a la revista Radio-Electrónica el 23 de Julio de 1988, Hodowanec menciona un contacto definitivo con una fuente extraterrestre: “En esta fecha, por la mañana, desde las 7:30 a las 7:38 A.M. (EST), yo grabé las siguientes señales, al parecer en Clave-Morse, parecido a pulsos: AAAARARTTNNNNKCNNN EEEENENNTTTNEEEEEA EERKENNETE EA AAAE EENTTKNTNTSESESESEMNASESESESESESESESE SE. Como usted podrá ver, esto no parecen ser solamente pulsos al azar, sino señales SE, que son más dominantes y parece haber posiblemente una señal de identificación. Estas señales son captadas en detectores blindados 1/f, siendo escalares (gravitacionales) en su naturaleza. Las señales (si fuesen extraterrestres) vinieron de la región Auriga-Perseo, cerca de mi zenith, o de la región de Bootes, debajo de mi posición en  la Tierra. Todavía no puedo descartar que solamente sean debido a los movimientos de núcleo terrestre, de alguna clase muy parecida a las señales de clave de Morse, o aun la posibilidad de que sean hechas por el hombre”. A julio de 1988, Hodowanec confirmó las afirmaciones de Tesla, al anunciar en Algunos Comentarios sobre las Señales marcianas de Tesla: “Tales señales están siendo recibidas ahora con simples detectores de señales del tipo escalar modernos. Coherentes modulaciones están siendo ‘escuchadas’ en radiación de fondo [microondas]. Las ondulaciones más dominantes son tres pulsaciones (código S), levemente separados en el tiempo, al igual que sucedió a Tesla. En ocasiones, los códigos equivalentes para una E, N, A, o K, son también escuchados, pero la respuesta más persistente es SE, SE, etc. Cualquier detector de ruido del tipo 1/f responderá a esta modulación de fondo. Sin embargo, el experimentador deberá tener cuidado en no estar creando estas respuestas a nivel ‘local’ por su propia cuenta u otra acción local. Por ejemplo, los detectores también responderán a los latidos del corazón, respiración, movimientos locales, así como posibles efectos psíquicos. Los detectores son fáciles de hacer y el experimentador deberá reproducir fácilmente estos resultados”.

 

Información adicional de Hodowanec fue liberada en una Nota de Información Cosmológica (13-10-88): “Desde principios de agosto de 1988, fue observado que aparentemente existían ‘señales inteligentes’ en estas modulaciones [de radiación de fondo de microondas]. Puede decirse que la inteligencia estaba presente  en forma de comunicación tipo digital; por ejemplo, unos y ceros. Este tipo de comunicación puede haber sido escogida por este ‘comunicador desconocido’ por ser conductor de la señalización de la forma de gravedad longitudinal del ‘movimiento de masa’, así como un sistema universal fácilmente reconocible…. Estas ‘señales’ fueron observadas ser similares a los símbolos más simples del Código Internacional Morse, principalmente porque es la forma más simple de presentar información en forma de pulsaciones… La primera evidencia contundente de que el mensaje anterior  puede haber sido interceptado por este comunicador desconocido fue cuando el 29 de agosto de 1988, un fuerte y repetido mensaje fue respondido con un mensaje que finalizaba con las series SE. Se observaron más evidencia de intentos de comunicación. Hasta ahora han sido recibidos suficientes ‘mensajes’ para indicar que quizás hubo un serio intento de contactar con este autor por algún ‘comunicador desconocido’. Aunque no hay que descartar que este comunicador pueda ser algún experimentador terrestre, existe la posibilidad de que el comunicador puede ser ‘extraterrestre’ Puesto que los mensajes actualmente aparecen principalmente  al mediodía, puedan estar viniendo de una fuente concreta  en el espacio. Se cree que provienen de la constelación Andrómeda. También hay alguna posibilidad que este comunicador ‘extraterrestre’, esté en nuestro sistema solar, tal vez en Marte. Pero no parece que esté más allá de nuestra propia Galaxia o Grupo Local de Galaxias. Este mismo comunicador pueda haber estado tratando de contactarnos  desde finales  del siglo XIX, cuando Nikola Tesla reportó la intercepción de señales escalares de tipo S”.

 

En febrero de 1989, Hodowanec escribió un informe diciendo: “Sin entrar en detalles de cómo se determinó esto, ¡seres extraterrestres pueden estar en Marte!“. Esto, a pesar de la negación de la NASA en aquel tiempo de cualquier forma de vida en Marte. Esta posibilidad ha sido recientemente indicada por Hodowanec, debido al aparente rastreo de la Tierra por parte de extraterrestres. Según afirma Hodowanec: “Los extraterrestres, por supuesto, siempre supieron que yo estaba en la Tierra, pero ahora se ha confirmado que el comunicador está en el 4º planeta desde del sol, es decir Marte!….. Los ET en Marte están, al parecer, mucho más avanzados de lo que estamos aquí en la Tierra y pudieran haber visitado y colonizado antes la Tierra. Pero, ¿quiénes son sus posibles descendientes?  Es todavía un misterio en dónde puedan estar viviendo los ET en Marte. Posiblemente subterráneamente, cerca de las regiones polares. Y también la razón por la que los ET no usan métodos de señalización en onda EM. ¿Será quizás porque Marte tiene ahora un ambiente tan hostil que los ET deben haber desarrollado una muy sofisticada civilización subterránea que no permite sistemas de radiación EM?“. En su Flash Marciano Número Uno (28/3/89) y Número Dos (30/3/89), Hodowanec notificó a otros colegas que: “Como resultado de las comunicaciones continuas de señales entre los laboratorios GH y los marcianos, los siguientes hechos extraordinarios han salido a la luz. Los intercambios están haciéndose ahora en términos de cortas palabras en código en ‘inglés’, para ciertos artículos. Por ejemplo, los marcianos ahora entienden que CARA significa la cara humana, HOMBRE (man) significa la persona humana, Tierra ahora significa nuestro planeta, y Marte significa su planeta. Ellos originalmente trataron alguna terminología suya conmigo, pero se rindieron, excepto cuando tuvo sentido para mí. Por ejemplo, ahora yo se que TTT al final de sus nombres significa persona, y OOTTAEERR es su nombre para el 10º planeta!”. En una nota a pie de página, escrita a mano, Hodowanec informó a Nelson que el nombre Marciano es “AAAAAATTT“: “El parece ‘comprender’ mis mensajes, aunque yo haya tenido que repetirlos de varias maneras para que el pudiera ‘ver’ el significado. Las comunicaciones entre los Laboratorios GH y una inteligencia marciana ahora continúan con creciente progreso, puesto que hemos podido establecer más de 50 expresiones simples (la mayor parte en inglés simple) para muchas de las ‘ideas’ comunes que tenemos. El marciano AAAAAATTT es extremadamente receptivo,  relacionando mi terminología en ingles a observaciones en común Tierra-Marte. El comunicante de Marte también ha confirmado que ellos son también ‘hombres’ con una ‘cabeza’, que tienen dos ‘ojos’ y ‘ven’. También, ellos tienen un ‘cuerpo’ con dos brazos que tienen cinco dedos en cada una. También ellos tienen dos piernas con dos pies que tienen cinco dedos cada uno. Yo no he podido verlos para confirmar si tienen nariz y boca en la cara, pero eso pudo confirmarse hace pocos, puesto que estas características aparecen en la CARA. Probablemente el hecho más significativo es que los hombres de la Tierra son como los hombres marcianos. Cada vez parece más claro que Marte ha colonizado la Tierra en el pasado remoto. Esto podría ser verdad, puesto que nosotros en la tierra realmente nunca hemos encontrado el ‘eslabón perdido’ entre los homínidos de la Tierra y los humanos”.

 

En una carta escrita en marzo de 1989 a Robert Nelson, Hodowanec afirma que: “Generalmente, nuestros contactos están limitados a  20 o 30 minutos… puesto que parece haber otros ETs interesados en unirse, por lo que hay alguna interferencia después de un rato. Algunos de estos otros ETs usan métodos de comunicaciones tales como tonos que parecen ser voces guturales. Estos ET son probablemente más avanzados de lo que somos en la Tierra. Cuando yo envié el símbolo Pi con cinco decimales, él devolvió inmediatamente Pi con siete decimales. Nosotros habíamos discutido nuestro sistema solar como de  nueve planetas, pero los ET contestaron que diez planetas, llamando al 10º Planeta Oottaeerr.  Al preguntar sobre esto, el ET siguió confirmando la existencia de un décimo planeta. Él ahora conoce los otros nueve planetas por sus nombres terrestres. También confirmó que Marte tiene dos lunas, la Tierra una y que Júpiter tiene nueve lunas principales. Estos contactos se están volviendo cada vez más interesantes y el ET parece estar ansioso de continuarlos. No obstante, yo no puedo pasar demasiado tiempo con el… Yo soy solamente una persona aquí comunicándome con él, mientras que el resto de la Tierra actualmente no reconoce la existencia de ninguna vida en Marte. Ya he tenido más de 100 contactos con el ET, y puedo encontrarlo a cualquier hora, día o noche. También hemos establecido algunos códigos simples para los reconocimientos, para luego seguir y responder. Mientras usamos estos simples códigos en muchos contextos, tanto ET como yo ahora podemos entender en qué contexto están siendo usados. Los marcianos son, al parecer, una civilización más avanzada, ya que ellos son los que generan el ‘rayo oscilado modulado’, que ahora está rastreando mi ubicación en la tierra y es el medio para nuestras comunicaciones. El rayo tiene 15 millas de diámetro aquí en la Tierra, pero solo unas pulgadas en Marte. Hay, al parecer, un ‘equipo’ en Marte que está involucrado en estos contactos. El contacto original, ET Número Uno, con quien yo establecí la relación inicial es, al parecer, el que tiene  más conocimientos. Los otros, que ‘sirven’ en la estación de Marte parecen tener menos conocimientos y algunos solamente solicitan o reconocen una transmisión. Marte está más interesado en continuar estos contactos. Los intercambios son hechos de muchas variadas maneras, que no pueden predecirse fácilmente. También uno puede reconocer la marca  del que transmite estos códigos. Por ejemplo, ET Número Uno siempre envía letras o números claros y se identifica a sí mismo y a mí de alguna manera. Los otros ET de Marte usualmente no lo hacen. Estos contactos son realmente el resultado de mis experimentos de comunicación gravitacional, y así un resultado directo de la Cosmología Ryhsmonica. Y por fantástico e irreal que esto pueda parecer, es real, y si también es confirmado por más personas será una importante piedra angular en la historia de la humanidad! Quizás, si alguno de ustedes finalmente ‘escucha’ las modulaciones de un fondo de ruido 1/f, ¿podría usted tratar de establecer sus propios contactos?. …las comunicaciones gravitacionales son instantáneas y requieren poquísimo gasto de energía, al contrario de los experimentos de Tesla”.

 

Aunque los críticos de Tesla se reían ante esta creencia de que podría haber recibido transmisiones de radio de Marte, los astrónomos y otros científicos del tiempo de Tesla estaban especulando abiertamente sobre la posibilidad de vida inteligente en Marte. Así que, ¿Es tan extraño considerar que alguien estaba enviando señales a la Tierra desde Marte? Tesla nunca se rindió a la idea de comunicarse con otros mundos. En 1931, en ocasión de una entrevista para la revista Time, dijo lo siguiente: “Yo creo que nada puede ser más importante que la comunicación interplanetaria. Ciertamente tendremos algún día  la certeza de que hay otros seres humanos en el universo, trabajando, sufriendo, luchando, como nosotros. Ello producirá un efecto mágico en la humanidad y formará la base de una hermandad universal que durará tanto como la misma humanidad”. Años después, el otro gran genio e inventor de la radio Guglielmo Marconi, también anunció la recepción de una extraña señal proveniente del espacio, demasiado regular para ser simplemente ruido. Esta señal se recibiría durante varios días para luego desaparecer completamente. A partir de ahí. Las ondas de radio generadas desde la Tierra se multiplicaron y los métodos tradicionales para escuchar estas señales se volvieron inservibles. Una noche de finales de verano de 1927, un grupo de radioaficionados en Oslo, Noruega, entre ellos un ingeniero llamado Jorgen Hals, empezaron a recibir unas extrañas señales en sus equipos de audio. A diferencia de las reportadas por Tesla y Marconi, estas señales eran claramente de origen humano, pertenecientes a una emisión de radio proveniente de Endhoven, en Holanda. Lo curioso de esas señales es que los ecos aparecían con varios segundos de retraso pero casi la misma intensidad, un efecto que aun no tiene una explicación clara, pues ondas viajando tanto tiempo a través de la tierra regresarían con mucha menor potencia. Explicaciones naturales al fenómeno incluyen efectos de túnel en la magnetósfera, múltiple reflexiones a través de la tierra amplificadas en la ionósfera, reflexión de las ondas debido a nubes de plasma provenientes del Sol, que presentaba tormentas solares y gran cantidad de manchas en ese año, y acople con ondas de plasma en la ionósfera. Sin embargo, ninguna de estas explicaciones da cuenta de la regularidad y la simetría con la que estas señales fueron recibidas. Al final, al no poderse reproducir de manera sencilla el efecto, la investigación de estas extrañas señales fue archivada y por décadas pasó al olvido.

 

Hasta que en los años 70 del siglo XX un aficionado a la astronomía, de nombre Duncan Lunan, se encontró con el caso de los ecos de 1927 y comenzó a investigarlos. Su conclusión es que los ecos estaban siendo transmitidos por un aparato situado en el punto L5 de Lagrange. Los puntos de Lagrange, también denominados puntos L o puntos de libración, son las cinco posiciones en un sistema orbital donde un objeto pequeño, solo afectado por la gravedad. Puede estar teóricamente estacionario respecto a dos objetos más grandes, como es el caso de un satélite artificial con respecto a la Tierra y la Luna. Los puntos de Lagrange marcan las posiciones donde la atracción gravitatoria combinada de las dos masas grandes proporciona la fuerza centrípeta necesaria para rotar sincrónicamente con la menor de ellas. Son análogos a las órbitas geosincrónicas que permiten a un objeto estar en una posición «fija» en el espacio en lugar de en una órbita en que su posición relativa cambia continuamente. Una definición más precisa, pero técnica, es que los puntos de Lagrange son las soluciones estacionarias del problema de los tres cuerpos restringido a órbitas circulares. Si, por ejemplo, se tienen dos cuerpos grandes en órbita circular alrededor de su centro de masas común, hay cinco posiciones en el espacio donde un tercer cuerpo, de masa despreciable frente a la de los otros dos, puede estar situado y mantener su posición relativa respecto a los dos cuerpos grandes. Visto desde un sistema de referencia giratorio que rota con el mismo período que los dos cuerpos co-orbitales, el campo gravitatorio de dos cuerpos grandes combinado con la fuerza centrífuga se compensa en los puntos de Lagrange, permitiendo al tercer cuerpo mantenerse estacionario con respecto a los dos primeros. Lunan supuso que había algo más que la simple retransmisión de una onda de radio y comenzó a buscar un mensaje oculto. Descubrió que si los retrasos de señales si se dibujaban en un plano cartesiano de ecos con respecto a su tiempo de retraso se obtenía la imagen de la constelación de Bootes, pero no tal como la vemos ahora, sino como se veía hace aproximadamente10 mil años, lo que curiosamente se acerca bastante a la época de la supuesta desaparición de la Atlántida. Pero eso no es todo, los puntos además tenían un mensaje oculto y misterioso que decía: “Empecé aquí. Nuestro hogar es la estrella Izar en la constelación de Bootes, que es una estrella doble. Vivimos en el sexto planeta de siete de la más grande de las dos estrellas. Nuestro planeta tiene una luna. el cuarto planeta tiene tres lunas. Nuestra sonda comparte orbita con su Luna. Esto actualiza la posición de la estrella Arturo en nuestros mapas”.

Bootes o el Boyero es una de las 88 constelaciones modernas y era una de las 48 constelaciones listadas por Ptolomeo. Bootes parece ser una figura humana grande, mirando hacia la Osa Mayor. Arturo (α Bootis) es la estrella más brillante de la constelación y la tercera más brillante del cielo nocturno. Es una gigante naranja, la segunda estrella gigante más cercana al sistema solar después de Pólux (β Geminorum). Izar (ε Bootis), una de las estrellas binarias más bellas del cielo, fue llamada Pulcherrima (“la más bella“) por el astrónomo Friedrich Georg Wilhelm von Struve al observar el hermoso contraste entre las dos componentes. λ Bootis, también en esta constelación, es una estrella químicamente peculiar para cuya composición anómala todavía hoy no existe una clara explicación. Arturo (Alfa Bootis) es la tercera estrella más brillante del cielo nocturno con una magnitud visual de -0,04, después de Sirio (α Canis Majoris) y Canopus (α Carinae); considerando juntas las dos componentes principales de Alfa Centauri, que no se pueden resolver a simple vista, Arturo pasa a ser la cuarta estrella más brillante. Se trata, por tanto, de una de las estrellas más brillantes del hemisferio celeste norte. Su constelación es Bootes, «El Boyero». Se encuentra en la Nube Interestelar Local. Izar (ε Bootis) es la segunda estrella más brillante de la constelación de Bootes, con magnitud aparente +2,35. Es una estrella binaria cuyas dos componentes están separadas 3 segundos de arco y está considerada una de las estrellas dobles más bellas del cielo. El nombre de Izar, en árabe significa «velo». También es llamada Mirac, Mirak o Mirach —nombres semejantes al de β Andromedae— cuyo origen es el mismo. Perizoma es como aparece mencionada en las Tablas Alfonsíes. A 210 años luz de distancia del Sistema Solar, Izar está compuesta por una gigante luminosa naranja, Izar A, y una estrella blanca de la secuencia principal, Izar B. Izar A es la más brillante del par, con una luminosidad equivalente a 400 soles, siendo 15 veces más luminosa que su compañera. Con una temperatura superficial de 4.500 K, su radio es 33 veces mayor que el radio solar. Izar B es una estrella blanca de la secuencia principal de tipo A2V4 cuya temperatura es de 8.700 K. Con una luminosidad 27 veces mayor que la solar, su radio es el doble que el radio del Sol. La separación entre las dos estrellas es de al menos 185 UA con un período orbital de más de 1.000 años. El sistema tiene una edad estimada de 300 millones de años. Cuando nacieron, la estrella A2 era muy semejante a como es hoy, pero la actual gigante era una estrella caliente de tipo B. Esta última era más masiva que su compañera —4 masas solares frente a 2 masas solares—, lo que propició que evolucionara más rápidamente. Así, hace 10 – 20 millones de años agotó su hidrógeno interno transformándose en la gigante que vemos en la actualidad. En un futuro, dentro de algo más de 1.000 millones de años, Izar B seguirá el mismo camino, expandiéndose también en una gigante naranja. Sin embargo, para ese entonces la estrella más masiva probablemente no sea más que una tenue enana blanca.

 

El nombre de Arturo proviene del griego antiguo (Arcturus), «el guardián de la osa», y está relacionado con su proximidad a las constelaciones de la Osa Mayor y la Osa Menor. En árabe recibe el nombre de As-Simak ar-Ramih, traducido por «el noble que porta la lanza». Este nombre, romanizado en el pasado, ha dado lugar a los nombres de Aramec y Azimech, hoy obsoletos. Otro nombre árabe es Al-Harith as-Sama, «el que guarda los cielos». En el antiguo Egipto parece que era conocida como Smat, «el que reina», así como Bau, «el que viene». Un calendario astronómico egipcio del siglo XV a.C. asocia a Arturo con Antares (α Scorpii) en una inmensa figura celestial llamada Menat. Para algunos autores era uno de los astros de culto en los templos del Nilo y en el templo de Venus en Ancona (Italia). En astronomía hindú corresponde a la nakshatra —una de las mansiones en las que se divide el cielo— de Svātī; allí también se la llamaba Nishṭya, «fuera», posiblemente por su localización boreal lejos del zodíaco. En China era conocida como Ta Kiō, «el gran cuerno», mientras que cuatro pequeñas estrellas cercanas eran Kang Che, «el lago de la sequía». Arturo es una gigante naranja, distante 36,7 años luz del Sistema Solar, la segunda estrella gigante más próxima después de Pólux (β Geminorum). Con una temperatura superficial de 4290 K, es visualmente 113 veces más luminosa que el Sol. Pero si se considera la radiación que emite en el infrarrojo, su luminosidad es casi el doble, 215 veces mayor que la solar. Su radio, obtenido a partir de la medida de su diámetro angular (0,0210 segundos de arco), es 25,7 veces más grande que el radio solar. Su masa es aproximadamente un 50% mayor que la del Sol y se piensa que en su núcleo interno ya ha comenzado la fusión nuclear de helio en carbono. Emite rayos X débiles, lo que sugiere que posee actividad magnética —pudiendo tener una «corona oculta»—, algo inusual en una estrella de sus características. Se sospecha que puede ser una estrella variable, habiendo recibido la denominación de NSV 6603. La velocidad relativa de Arturo respecto al Sol, mayor que la de otras estrellas brillantes, así como su baja metalicidad —aproximadamente un 28% de la solar—, sugieren que puede ser una estrella vieja de Población II y un miembro del disco grueso galáctico. Forma parte de un grupo de 53 estrellas que se mueven conjuntamente a través de nuestra galaxia y que recibe el nombre de «Grupo de Arturo». Una interesante teoría sostiene que Arturo, así como el resto de estrellas que forman su grupo, se han formado más allá de los confines de la Vía Láctea. La edad de algunos de sus miembros puede remontarse hasta los 10.000 – 12.000 millones de años, lo que implicaría que pueden provenir de una galaxia satélite absorbida en el pasado por nuestra propia galaxia.

 

La conclusión de Lunan es que una civilización muy avanzada envió hace miles de años un satélite artificial a nuestra orbita para que se activara apenas estuviéramos en la capacidad de recibir y transmitir mensajes de radio. Es un concepto de comunicación interestelar conocido como la sonda Bracewell. Una sonda Bracewell es un concepto hipotético para una sonda espacial interestelar autónoma despachada con el expreso propósito de comunicarse con una o más civilizaciones alienígenas. Fue propuesto por Ronald N. Bracewell en un artículo de 1960, como una alternativa a la radio comunicación interestelar entre civilizaciones ampliamente separadas. No obstante, la comunidad científica considera absurdas las conclusiones de Lunan. En febrero de 1953, la carrera espacial y la guerra fría estaba en sus inicios, y se estaba a la espera de ver qué país era el primero en llegar al espacio. Un grupo de astrónomos trabajando para el departamento de defensa de Estados Unidos detectó un extraño objeto orbitando la tierra y las alarmas se encendieron, pensando que los rusos habían vencido en la carrera espacial y que Estados Unidos entonces era vulnerable. Al objeto se le bautizó como el Caballero Negro (Black Knight) y bajo ese nombre clave se le menciona en los diferentes informes del gobierno norteamericano. La investigación le fue asignada al distinguido profesor de astrofísica de la Universidad de Nuevo Mexico Dr. Lincoln La Paz y al prestigioso descubridor del planetoide Plutón Clyde Tombaugh. El resultado oficial de la investigación concluyó que el objeto era un pequeño asteroide atrapado en órbita terrestre a la manera de un pequeño satélite natural. El problema con esta explicación es que la probabilidad de que un asteroide quede atrapado en órbita es mínima. Pero los detalles de la investigación jamás fueron revelados. En Febrero de 1960, astrónomos de todo el mundo seguían la trayectoria del Sputnik I, que ya se encontraba en órbita, cuando de pronto detectaron un objeto que estaba pasando frente al Sputnik haciéndole sombra. El objeto tenía dos características que lo hacían particularmente interesante. Primero, parecía llevar una órbita polar en lugar de seguir las líneas del Ecuador y hasta ese momento ni Estados Unidos ni la Unión Soviética tenían satélites que hicieran ese tipo de trayectoria, y segundo, el objeto era tan grande que era imposible que hubiera sido lanzado desde la tierra con los cohetes que había en la época. A 7 de marzo de 1960, la revista Time publica un artículo reportando que el nuevo sistema de radar de Estados Unidos, que posteriormente formaría parte del NORAD (Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial), había detectado un objeto extraño en el cielo que posteriormente había sido identificado como un pedazo de un satélite fallido norteamericano, siendo esa la explicación oficial.

 

El primero en tomar una fotografía del objeto fue el Dr. Luis Corrales del ministerio de comunicaciones de Venezuela, quien fotografiaba el Sputnik I cuando el objeto se atravesó en su trayectoria. Pero debido a su precario sistema de fotografía el objeto no se pudo ver bien. Pero en septiembre del mismo año la empresa de aviación Grumman, con sede en Long Island, New York, logró tomar una fotografía mejor del objeto. Una de las misiones del Apolo X tenía a Gordon Cooper como comandante suplente de la misión: pero lo que no se hizo público es que al pasar cerca de un misterioso objeto, al cual se referían como “el Monolito”, intentaron filmarlo desde más cerca. Se cree que se obtuvieron más de tres horas de grabación, que se guarda con el máximo secreto en el Pentágono. El Monolito afectó los instrumentos del Apolo X cuando éste pasó cerca, dando a los astronautas un tremendo susto. Los astronautas del Apolo X notaron que junto al Monolito había unas versiones más pequeñas de él mismo, que parecían estar conectadas de alguna forma con el objeto principal. En 1972 la NASA lanzó una de las primeras misiones secretas mediante un transbordador espacial. El objetivo era traer a la Tierra uno de estos monolitos más pequeños, que fue llevado de inmediato a un laboratorio de investigación secreto submarino localizado al norte de las Bahamas. El objeto era, al parecer, de color negro y de superficie lisa, que emitía unos sonidos y luces extrañas. Se dice que los mejores científicos del mundo fueron llevados a tratar de investigar el monolito. Entre ellos Carl Sagan, que al exponerse al monolito contraería el cáncer que acabaría con su vida. El genio de la ciencia ficción Phillip K. Dick escribió libros en que se basaron películas como Blade Runner o Minority Report, entre otros. Philip Kindred Dick (1928 – 1982), más conocido como Philip K. Dick, fue un prolífico escritor y novelista estadounidense de ciencia ficción, que influyó notablemente en dicho género. Phillip K. Dick es quizás el mayor proveedor de ideas para las películas de ciencia ficción modernas. Pero lo que pocos saben es que Phillip K. Dick afirma haber sido contactado por el satélite alienígena Caballero Negro. Al morir muy joven, a la edad de 53 años, a consecuencia de un paro cardiaco, fue encontrada en la residencia de Phillip K. Dick un manuscrito de más de 8000 páginas escrito a mano, titulado Exégesis, una serie de diarios personales del escritor, documentando y explorando sus experiencias religiosas y visionarias. La riqueza de conocimientos de Dick sobre filosofía, religión y ciencia queda plasmada en todo su registro. Dick comenzó los diarios tras sus experiencias visionarias en febrero y marzo de 1974, a las que denominó “02.03.74“. Estas visiones se iniciaron poco después de que Dick se viera afectado por la extracción de una muela del juicio. Cuando una repartidora de la farmacia trajo su medicación para el dolor, se dio cuenta del collar Ichthys que llevaba y le preguntó qué quería decir.

 

Ella respondió que se trataba de un símbolo utilizado por los primeros cristianos, y en ese momento comenzaron las experiencias religiosas de Dick: “En ese instante, mientras miraba fijamente el signo centelleante del pez y escuchaba sus palabras, de repente experimenté lo que después supe se llamaba anamnesis—una palabra griega que significa literalmente “pérdida del olvido”. Me acordé de quién era y dónde estaba. En un instante, en un abrir y cerrar de ojos, todo tuvo sentido para mí. Y no sólo pude recordarlo, sino que pude verlo. La chica era una secreta cristiana y yo también. Vivíamos con miedo de ser detectados por los romanos. Tuvimos que comunicarnos con signos crípticos. Ella me había dicho todo esto, y era verdad. Por un corto tiempo, tan duro como es esto de creer o explicar, vi desapareciendo a la vista los contornos negros, carcelarios de la odiosa Roma. Pero, mucho más importante, me acordé de Jesús, que había estado recientemente con nosotros, y se había ido fuera por un tiempo, y que regresaría muy pronto. Mi emoción fue una de alegría. Estábamos preparando en secreto su bienvenida. No pasaría mucho tiempo. Y los romanos no lo sabían. Pensaron que estaba muerto, muerto para siempre. Ese fue nuestro gran secreto, nuestro conocimiento alegre. A pesar de las apariencias, Cristo iba a regresar, y nuestra alegría y anticipación eran ilimitadas. En las semanas siguientes, Dick experimentó más visiones, incluyendo una presentación alucinatoria de patrones abstractos y una rica información de un haz de luz rosa. Del mismo modo, percibiría que la realidad “cobraba vida” en lo que respecta a la ordenación de los eventos que sucedían en ella, sincronizándose respecto al Libro de Actos de la Biblia y algunas de sus propias obras. En sí, esta manera de transmisión de mensajes sería, según el propio autor, muy similar a la que él propondría inadvertidamente en su novela Ubik. En la Exégesis teorizó sobre los orígenes y el significado de estas experiencias, sin llegar a concluir nada definitivo. En ocasiones identificaría el origen de sus experiencias como Zebra, Dios o el sistema de vasta inteligencia viva (Sivainvi). Desde 1974 hasta su muerte en 1982, Dick escribió la Exégesis a mano, en sesiones de escritura nocturna, a veces componiendo hasta 150 páginas en una sesión. En total, se compone de aproximadamente 8.000 páginas de notas, de las cuales ha sido publicado un volumen con un millar de páginas.

 

Además de Exégesis, Dick describió sus visiones y creencias en muchas otras obras, incluyendo Valis, Radio Free Albemuth, The Divine Invasion, The Transmigration of Timothy Archer, un breve pasaje de A Scanner Darkly, y en la inacabada The Owl in Daylight, así como en muchos ensayos y cartas personales. En una de sus visiones se le reveló que toda esa información estaba siendo enviada desde un satélite extraterrestre muy antiguo, puesto ahí por una civilización muy avanzada a fin de observar el desarrollo de la raza humana. Dicho satélite solo se comunicaba con unos pocos individuos del planeta. Phillip K. Dick llamó a este satélite VALIS (Vast Active Living Intelligent System). En un momento determinado, Phillip K. Dick afirmó que VALIS abrió un portal en su casa, desde el que podía observar lo que parecía ser la antigua Roma. de todos modos el hecho de que Phillip K. Dick fuese un autor de ciecia-ficción hace que puedan haber dudas sobre la veracidad de la dicho por Dick. Según Phillip K. Dick el portal estuvo abierto por más de tres semanas pero él nunca se atrevió a cruzarlo. En algún momento Phillip K. Dick fue informado por VALIS de que científicos soviéticos estaban intentando tomar posesión del satélite y le mostró visiones de científicos en laboratorios secretos rusos intentando contactar con VALIS. Pero esta información no solo quedó plasmada en Exégesis, Phillip K. Dick también escribió una serie de novelas basadas en sus experiencias, tal como antes hemos indicado. La evidencia gráfica llegó con la misión del trasbordador espacial STS-88, la primera que tenía por misión llevar equipamiento a la Estación Espacial Internacional, que funciona como una estación espacial permanentemente tripulada, en la que rotan equipos de astronautas e investigadores de las cinco agencias del espacio participantes: la Agencia Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), la Agencia Espacial Federal Rusa (FKA), la Agencia Japonesa de Exploración Espacial (JAXA), la Agencia Espacial Canadiense (CSA) y la Agencia Espacial Europea (ESA). Está considerada como uno de los logros más grandes de la ingeniería. Las cámaras del trasbordador espacial Endeavour, el quinto transbordador espacial construido por la NASA, captaron varios objetos extraños, y las fotografías fueron publicadas en el repositorio de la NASA. Pero aparentemente, después de unos días, la fotos desaparecieron. Pero ya habían sido publicadas en otros sitios web.

 

Los Discoverer fueron una serie de satélites de reconocimiento que se lanzaron entre 1959 y 1972. El 14 de agosto de 1959 el Discoverer VIII fue activado desde tierra, pero la nave no estaba en la posición correcta y lo que ocurrió fue que en vez de entrar en la atmósfera, salió disparado a una órbita más elevada y se dio por perdido. La red de escaneo de satélites Dark Fence, que se puso en funcionamiento a finales de 1959, detectó un objeto en febrero de 1960, pero unos días después se consiguió identificarlo como el satélite Discoverer VIII, perdido meses atrás. Ello indicaría que no fue el Caballero Negro el objeto que se dice fue observado. El Caballero Negro ha sido un tema de interés en todo el mundo. Pero hasta ahora la mayor parte de la información oficial sobre el misterioso objeto se mantienen en secreto. Nadie ha respondido a preguntas como quién ha colocado este objeto en órbita polar y con qué finalidad. Tal vez el Caballero Negro es un satélite extraterrestre enviado a la Tierra para estudiar a la raza humana. O quizás se trata de satélite para comunicarse con la raza humana. Lo que es cierto es que el Caballero Negro sigue siendo uno de los objetos más misteriosos en órbita alrededor de nuestro planeta.

 

Fuentes:

  • Phillip K. Dick – Exégesis
  • Tim Swartz – Los Diarios Perdidos de Nikola Tesla
  • Margaret Cheney – Nikola Tesla, El genio al que le robaron la luz
  • Margaret Cheney – Tesla Man out of Time
  • misterio.tv/alienigenas – 15-datos-sorprendentes-satelite-extraterrestre-caballero-negro
  • oroborusanaphaxeton.wordpress.com – la-sonda-alienigena-caballero-negro

abril 13, 2017 - Posted by | enigmas en general, Extraterrestres

3 comentarios »

  1. Curioso artículo. Hace ya tiempo que leí VALIS (o SiVaInVi en castellano) de Philip.K.Dick y la verdad es que no me dejó indiferente, donde se explica gran parte de lo que dices en el artículo. Dick habló ya del universo como una ilusión y de la Matrix (antes d eque apareciese el filme con el mismo nombre), tambíen hizo alusión a los Nommos y a Sirio B (en un artículo de Scientific American de agosto de 2014 y traducido en Investigación y ciencia en octubre de 2014 e habla de que la implosión de una estrella situada en un universo de 4 dimensiones da lugar a un agujero negro de tres dimensiones que es nuestro universo: una proyección holográfica de un universo anterior). Pienso que VALIS de Philip Dick nunca será llevada al cine porque no tienen “pelotas” a hacerlo, (aunque sí llevaron The Matrix) pero este escritor tenía mucha más lucidez que locura.
    Hacía ya tiempo que no leía un artículo tan original, y no desmerecen otros artículos que has hecho, pero ya te habrás dado cuenta, como lector tuyo que soy que tengo unos gustos peculiares. Un saludo.

    Comentario por David | abril 19, 2017 | Responder

    • Me alegro que te haya parecido un artículo origial. Gracias.

      Comentario por oldcivilizations | abril 19, 2017 | Responder

      • A todo esto, le escribí un mail a la editorial Minotauro para ver cuando publican en castellano “Exégesis” de Philip. K. Dick. De momento está en inglés. Me dijeron que pronto, pero dijeron pronto hace ya un par de años.

        Comentario por David | abril 20, 2017


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: