Oldcivilizations's Blog

Antiguas civilizaciones y enigmas

La Tierra, ¿es un planeta peligroso? 2/2

Antes se recomienda leer el artículo “La Tierra, ¿es un planeta peligroso? 1/2

Tal como indicamos en el anterior artículo, creemos que la Tierra sigue siendo un gran enigma para los seres humanos que la habitamos. Y alguien que ha colaborado a darla a conocer es William McGuire “Bill” Bryson, un escritor británico nacido en Estados Unidos, autor de divertidos libros sobre viajes, sobre la lengua inglesa y de divulgación científica, escritos con una mentalidad abierta. Sus escritos me han parecido tan interesantes, que me he basado en sus obras para escribir este artículo. Refiriéndonos al final del anterior artículo, no es necesario mirar hacia el espacio para ver peligros.  Como veremos en este artículo, la Tierra puede proporcionar peligro en abundancia por sí sola. Dr. Mike Voorhies es un paleontólogo de vertebrados que estudió la evolución de los mamíferos y la estratigrafía de las rocas de finales del Cenozoico, en que fueron encontrados fósiles de dichos mamíferos. El año 1917, un joven Mike Voorhies andaba explorando cerca de la pequeña población de Orchard, al este de Nebraska, donde se había criado. Cuando pasaba por una garganta de paredes empinadas, localizó un brillo curioso en la maleza de arriba y subió a echar un vistazo. Lo que había visto era el cráneo perfectamente conservado de un joven rinoceronte, que habían sacado a la superficie lluvias recientes. Y resultó que unos metros más allá se hallaba uno de los yacimientos de fósiles más extraordinarios que se han descubierto en Norteamérica: un abrevadero seco que había servido de tumba colectiva a gran cantidad de animales, rinocerontes, caballos tipo cebra, ciervos de dientes de sable, camellos, tortugas. Habían muerto todos a causa de algún misterioso cataclismo hace unos doce millones de años, en una época que se conoce en geología como el Mioceno. En aquella época, Nebraska se hallaba sobre una enorme y cálida llanura muy parecida al Parque Nacional Serengueti, que es un parque nacional de grandes proporciones (13.000 km2) en Tanzania, África. Los animales se encontraban enterrados bajo una capa de ceniza volcánica de hasta tres metros de profundidad. Lo desconcertante del asunto era que en Nebraska no había volcanes y, que se sepa,  nunca los había habido. Sigue leyendo

junio 29, 2011 Posted by | Ciencia | , , , , , , | 9 comentarios