Oldcivilizations's Blog

Antiguas civilizaciones y enigmas

Los cátaros – su origen y su entorno geopolítico e histórico

Esta es una visión un poco atípica sobre los cátaros, ya que nos entretenemos, en gran parte, en sus orígenes, así como en el entorno geopolítico e histórico que propició este movimiento religioso – filosófico. El pretendido tesoro de los cátaros ha inducido a muchos Imagen 3cazadores de fortunas a su búsqueda. Pero si en realidad existió este tesoro, los cátaros supieron esconderlo. De todas formas, el secreto de su existencia se fue a la tumba con los cátaros. Se ha especulado mucho, sobre todo con el Santo Grial, que supuestamente los cátaros custodiaban. El Santo Grial parece ser que se guardaba en el castillo de Montsègur, último bastión que fue destruído por los cruzados en la persecución de los cátaros. La leyenda dice que el ángel Lucifer lucía sobre su cabeza una corona en cuyo centro tenía incrustada una gran esmeralda. A su caída, Lucifer se convirtió en el Príncipe de las Tinieblas, con lo que esta esmeralda se transformó en el Grial, poseyéndola los cátaros, y que por causa de las persecuciones, escondieron en el castillo de Montsègur. La leyenda dice que un ejército del mismo Lucifer se dirigió a las murallas del castillo cátaro de Montsègur, con el fin de recuperar el Santo Grial, y con ello la esmeralda que Lucifer volvería a colocar en su corona. No obstante apareció sobre el castillo cátaro de Montsègur una paloma blanca, recogiendo el Grial y transportándolo al monte Tábor, donde fue custodiado por Esclaramunda, hermana del conde de Foix, Raimundo Roger I. Otra de las versiones se debe principalmente al investigador y arqueólogo nazi Otto Rahn, que se trasladó en el año 1931 al castillo cátaro de Montsègur en busca del tesoro de los cátaros y del Grial, no encontrando ni uno ni otro. Dice Rahn que existían diversos túneles por donde probablemente los cátaros huyeron con su tesoro. Una de las leyendas dice que por la escarpada garganta Lasset, junto al castillo cátaro de Montsègur, cuatro Buenos Hombres, de los que se conocen el nombre de tres de ellos, Amiel Alicart, Hugo y Poitevin, trasladaron el tesoro de los cátaros a un lugar desconocido. Fueron muchas expediciones en busca del tesoro de los cátaros y del Santo Grial, entre ellas los hombres de las SS nazis. El fenómeno cátaro apareció en Occidente en los alrededores del siglo X, una época en que las herejías eran denunciadas por todas partes en Europa. La mayoría de las veces se las calificaba como maniqueas. Sigue leyendo

mayo 8, 2016 Posted by | Historia, Historia oculta | Deja un comentario