Oldcivilizations's Blog

Antiguas civilizaciones y enigmas

Algunos enigmas de la antigüedad: Tartessos y Stonehenge

Varios investigadores sugieren que el modelo que inspiró la Atlántida fue Tartessos, un reino que estaba situado en el sur de la Península Ibérica. Basan sus argumentos en la multitud de detalles coincidentes entre la mítica Atlántida y Tartessos, tales como su situación en el extremo de las Columnas de Hércules, sus fabulosas riquezas, su intensa actividad comercial, su templo central con dos fuentes de agua, caliente una y Imagen 6fría la otra, o un mar de barro que hacía peligrosa la navegación. En la Atlántida el templo estaría dedicado a Poseidón, mientras que en Tartessos estaría dedicado a Hércules. Ambos personajes, Poseidón y Hércules están relacionados a través del Toro de Creta, que es un animal mitológico en la antigua Grecia. Este toro es el que Poseidón hizo salir del mar cuando el rey Minos prometió ofrecer un sacrificio a Poseidon. El rey Minos prometió a Poseidón que sacrificaría lo primero que saliera del mar. Poseidón hizo salir un toro, pero Minos lo encontró tan hermoso que lo incorporó a sus rebaños y el dios, enfurecido, hizo que la reina Pasífae, esposa del rey Minos, se enamorara del animal. Dédalo construyó una vaca de madera, dentro de la que se escondía Pasífae. El toro se apareaba con la vaca de madera y Pasífae quedó encinta, pariendo un horrible monstruo mitad hombre y mitad toro: el Minotauro. Posteriormente Minos autorizó a Hércules a capturar el toro con el que se había apareado Pasífae, lo que constituyó uno de sus doce trabajos. Dédalo construyó entonces un complicado Laberinto, en el que Minos encerró al Minotauro. Teseo mató al Minotauro; Minos, furioso, encarceló a Dédalo y a su hijo, Ícaro, en el laberinto. Dédalo e Ícaro huyeron usando unas alas que Dédalo inventó, pero Ícaro voló demasiado alto, muy cerca del sol y sus alas se derritieron. Ícaro cayó al mar y se ahogó. Así pues, Hércules se presentó a Minos, que le autorizó para capturar con sus propias manos al toro cretense. Hércules consiguió dominar al animal y lo condujo, a través del mar Egeo, hasta Micenas. Euristeo, al ver al hermoso animal, lo quiso ofrecer en sacrificio a Hera, pero la diosa lo rechazó al ver la ferocidad del toro, por lo que Euristeo lo dejó libre. El toro causó estragos allá por donde pasó. Atravesó la Argólide, cruzó el istmo de Corinto hasta que finalmente el héroe ateniense Teseo consiguió matarlo con su espada en la llanura de Maratón, cerca de Atenas. Sigue leyendo

marzo 20, 2015 Posted by | Atlántida, enigmas en general, Historia oculta, Otras ant. civil., Otros | Deja un comentario