Oldcivilizations's Blog

Blog sobre antiguas civilizaciones y enigmas

Los Anunnaki y su relación con las leyendas sobre Dragones


Sabemos sólo una pequeña fracción de todo lo que nos rodea, pero debemos pensar más allá de los límites de lo que se dice que es la realidad. Solamente tiene sentido leer este artículo si se tiene amplitud de miras, aunque no se pretende que el lector se crea todo Imagen 15lo que se relata. Zecharia Sitchin ha traducido miles de tablillas de arcilla que se encuentran en distintos museos del mundo y en ellas se encuentra escrita la historia según los Sumerios, que fue la primera civilización postdiluviana conocida por la historia. En esas traducciones se habla de la creación de los seres humanos, según la cual seres extraterrestres serían los responsables del inicio y la evolución de la especie humana. mediante intervención con ingeniería genética. Estas interpretaciones hacen que la comunidad científica choque frontalmente con lo que Sitchin y otros han investigado por su cuenta, lo cual no implica que sean menos validas y veraces, sea cual sea la conclusión científica al respecto. Zecharia Sitchin, nacido en 1922 y fallecido recientemente,  es un investigador y ufólogo de origen ruso. Es un autor de libros populares que promueven la teoría del antiguo astronauta y del supuesto origen extraterrestre de la humanidad. Atribuye la creación de la cultura sumeria a los Anunnaki (o Nefilim), provenientes  de un hipotético planeta del Sistema Solar, llamado Nibiru. Afirma que la Mitología sumeria refleja este punto de vista.  Es autor de las «Crónicas de la Tierra», una serie de 12 libros en los que expone el resultado de sus investigaciones. «El 12º planeta» fue el primero de ellos. Sus traducciones e interpretaciones han provocado muy diversas reacciones. Según su interpretación, existe en el Sistema Solar un planeta llamado Nibiru que se acerca cada 3600 años, provocando cambios positivos o catástrofes en nuestro Sistema Solar. Una vez traducida una parte de las tablillas sumerias, asegura que se referían a una raza alienígena, que había creado a los humanos para que trabajaran como esclavos en sus minas de oro en África y en otros muchos lugares de la tierra. A esta raza se le llama Anunnaki. Y, según la traducción de Sitchin, los “cabeza negra” de Sumeria fueron creados por esos seres mediante ingeniería genética, mezclando genes de homínidos terrestres y de anunnaki.

Imagen 1

David Vaughan Icke es un escritor y conferenciante británico. Desde 1990 se ha dedicado a buscar “quién/quienes controlan el mundo” y a escribir libros y artículos polémicos. Icke ha sido reportero, presentador deportivo, y portavoz del Partido Verde del Reino Unido. También es autor de más de veinte libros, en los cuales explica sus puntos de vista junto a los resultados de sus indagaciones sobre diferentes temas, principalmente referidos al supuesto control mundial por unos pocos seres humanos y con especial hincapié en los Illuminati, en su mayoría magnates y miembros de diferentes realezas, actuando conjuntamente con seres extraterrestres, los cuales llevarían ejerciendo su dominación sobre la humanidad desde sus albores. Según Icke, hay una fuerza oculta que controla a la humanidad. Los llama Illuminati, aunque reconoce que es una sociedad secreta sin nombre, que podría basarse en la llamada Hermandad de la Serpiente o Hermandad de Babilonia. Esta sociedad secreta u “hombres en las sombras” tienen una agenda que tiene como principal objetivo la instauración de un gobierno mundial de corte fascista; una dictadura controlada por las élites mundiales, muy en línea con lo descrito por George Orwell en su novela 1984. Esta elite mundial está conformada por varias familias poderosas, dentro de las cuales Icke posiciona a los Bush, los Rockefeller, los Rothschild y la familia real de Inglaterra, entre otros. Además argumenta que todos tienen la misma línea sanguínea, que viene esparciéndose por las aristocracias mundiales desde los reyes de Sumeria hasta los actuales. Me he basado, en gran parte, en su libro “El Mayor Secreto” para escribir este artículo.

 

Según Zecharia Sitchin, los anunnaki fueron seres extraterrestres que llegaron al planeta Tierra hace 445.000 años con un propósito claro: obtener oro. Al parecer, necesitaban este mineral para restaurar su atmósfera y protegerse de los rayos ultravioleta. En la mitología sumeria, An o Anu, era el dios del cielo, señor de las constelaciones, rey de los dioses, que vivía con su esposa, la diosa Ki, en las regiones más altas del cielo. Se creía que tenía el poder de juzgar a los que habían cometido delitos, y que había creado las estrellas como soldados para destruir a los malvados. Su atributo era la tiara real. Fue uno de los más antiguos dioses del panteón sumerio, y formaba parte de una tríada de grandes dioses, junto a Enlil, dios del aire y la atmósfera, y Enki, también conocido como Ea, dios de la Tierra. Anu era considerado como el padre y primer rey de los dioses. Con el paso del tiempo, los Igigi, tripulantes de las naves extraterrestres alrededor de la Tierra,  se amotinaron y decidieron no seguir extrayendo oro, por lo que Enki decidió crear una nueva especie para que extrajera dicho mineral. Decidió extraer un óvulo de una hembra neandertal, lo fecundó con esperma anunnaki y lo volvió a introducir en la neandertal. De esta unión nacieron unos seres muy primitivos. En otras palabras: no eran útiles para el propósito por el que habían sido creados. Decidieron entonces repetir el proceso, pero, en vez de reintroducir el óvulo en la hembra neandertal, lo introdujeron en una hembra anunnaki. Y funcionó. De esa unión surgió la especie humana y durante miles de años fueron esclavos de los anunnaki, los cuales acabaron por enseñarles conocimientos para la supervivencia y el desarrollo. Para Zecharia Sitchin, la intervención anunnaki explicaría el porqué no se ha encontrado al conocido eslabón perdido en la cadena evolutiva humana. Por otro lado, el escritor y conferenciante británico David Icke sostiene que los anunnaki continúan controlándonos a través de los gobiernos y las grandes fortunas. Según Icke, los anunnaki de las Tablillas Sumerias y los marcianos blancos, propuestos por Brian Desborough, no serían  los mismos seres, aunque bien podría haber una conexión genética entre ellos. Brian Desborough cree que la Tierra estuvo una vez mucho más cercana del Sol de lo que está hoy y que Marte orbitaba alrededor de donde la Tierra orbita ahora. Si, como se alega, los cañones hondos en la superficie de Marte fueron causados por masivos torrentes de agua, tiene que haber habido un ambiente más cálido en Marte, porque hoy es tan frío que el agua se congelaría en un instante y la atmósfera de casi vacío haría evaporarse el agua en un instante.

Imagen 2

Desborough dice que la mayor proximidad de la Tierra al Sol provocó que los primeros seres humanos de la Tierra fueran de raza negra, con la pigmentación adecuada para poder lidiar con los ardientes rayos del Sol. Esqueletos antiguos encontrados cerca de Stonehenge, en Inglaterra, y a lo largo de la costa de oeste de Francia, demuestran características de tipo africano. Desborough dice que Marte, entonces con un ambiente muy parecido al nuestro, tenía una raza blanca antes del cataclismo del planeta Venus. Su investigación lo ha convencido de que los marcianos blancos construyeron las pirámides que habrían sido registradas en Marte y fueron a la guerra con una raza negra avanzada con el objetivo de conquistar la Tierra. Estas guerras, dice, son las “guerras de los dioses” descritas en incontables textos antiguos, sobre todo los Vedas hindúes. Desborough añade que, después del cataclismo, los marcianos blancos que se habían establecido en la Tierra fueron abandonados aquí sin su tecnología y con su planeta de origen devastado. Estos marcianos blancos se convirtieron en los pueblos blancos de la Tierra. Algunos científicos afirman que cuando gente de raza blanca es sumergida en tanques de privación sensorial por períodos largos, su ritmo circadiano tiene una frecuencia de 24 horas 40 minutos, que no se corresponde al período rotacional de la Tierra, sino de Marte. Esto no es el caso con razas no blancas que están en armonía con la rotación de la Tierra. En la biología, los ritmos circadianos o ritmos biológicos son oscilaciones de las variables biológicas en intervalos regulares de tiempo. Todos los animales, las plantas y probablemente todos los organismos muestran algún tipo de variación rítmica fisiológica, que suele estar asociada con un cambio ambiental rítmico. En todos los organismos eucariotas así como muchos procariotas se han documentado diferentes ritmos con períodos que van desde fracciones de segundo hasta años. Si bien son modificables por señales exógenas, estos ritmos persisten en condiciones de laboratorio, aun sin estímulos externos. La alteración en la secuencia u orden de estos ritmos tiene un efecto negativo a corto plazo. Muchos viajeros han experimentado el jet lag, con sus síntomas de fatiga, desorientación e insomnio. Además del alcohol, algunos desórdenes psiquiátricos y neurológicos, como el trastorno bipolar y algunos desórdenes del sueño, se asocian a funcionamientos irregulares de los ritmos circadianos en general, no sólo del ciclo sueño-vigilia.

 

La alteración de los ritmos circadianos a largo plazo tendría consecuencias adversas en múltiples sistemas, particularmente en el desarrollo de exacerbaciones de enfermedades cardiovasculares. La periodicidad de algunos tratamientos, en coordinación con el reloj corporal, podría aumentar la eficacia y disminuir las reacciones adversas en forma significativa.  Desborough cree que estos marcianos blancos eran una raza muy avanzada en el mundo antiguo, conocida como los fenicios o los arios. Y empezaron un largo proceso para regresar a su anterior poder tecnológico después de los trastornos que destruyeron y devastaron la superficie de su propio planeta. Una raza blanca, conocida como los fenicios y por otros nombres, eran probablemente los cerebros que guiaron la civilización egipcia, por lo menos hasta el 3.000 a. C. La Meseta de Giza, donde la gran pirámide fue construida, era antes conocida como El-Kahira, un nombre que derivaba del árabe, El- Kahir, de donde proviene el nombre de El Cairo, se refiere aMarte. Los textos antiguos revelan que la medición del tiempo estaba muy relacionada con Marte, y el 15 de marzo, los Idus de Marzo (Marte), era una fecha clave en su calendario relacionado con Marte, como lo es el 26 de octubre. El primero conmemoraba el inicio de la primavera y el segundo era el final del año en el calendario celta. Las historias del Santo Grial y del Rey Arturo se conectan con este tema. Camelot aparentemente significa Ciudad de Marte. Se cree que la Tierra ha sufrido grandes cataclismos durante el período entre 11.000 y 1.500 a. C. El primer cataclismo del 11.000 a.C. puso fin a la Era Dorada y arrasó las avanzadas civilizaciones que habían existido hasta entonces. Las antiguas razas extraterrestres abandonaron el planeta Tierra, sobrevivieron en las altas montañas o se refugiaron en el interior de la Tierra. Lo mismo sucedió con el cataclismo posterior, en el 1500 a.C. Muchos de los extraterrestres y la mayoría de los seres humanos de la Tierra no sobrevivieron a estos cataclismos. Los que sobrevivieron se quedaron con el trabajo de empezarlo todo de nuevo, sin la tecnología antes disponible. Los supervivientes se dividieron en dos categorías principales: Los de origen principalmente extraterrestre, que conservaron los conocimientos avanzados, y los seres humanos, la raza esclava, que no lo hizo. Los primeros también cayeron en dos categorías. Había aquellos que deseaban usar sus conocimientos positivamente y comunicar su información a la humanidad, y aquellos que trataron de acumular los conocimientos y usarlos para manipular y controlar a dicha humanidad. La pelea entre esos dos grupos sobre el uso de los conocimientos continúa hasta la actualidad. A medida que las sociedades se recuperaron de los trastornos del 11.000 a. C., otros cataclismos causaron más devastación durante los miles de años que siguieron, por lo que la humanidad se enfrentó con diversos nuevos comienzos.

Imagen 3

Icke opina que los anunnaki son una raza de origen reptiloide. El Dr. Arthur David Horn, profesor de antropología biológica en la Colorado State University, en Fort Collins, está ahora convencido que la humanidad fue inseminada por extraterrestres y que una raza de origen reptiloide ha controlado el planeta durante miles de años y lo continúa haciendo actualmente. La investigación del Dr. Horn está detallada en su excelente libro, Humanity’s Extraterrestrial Origins (Orígenes Extraterrestres de la Humanidad), en que sugiere que los que las Tablillas Sumerias llaman los anunnaki son en realidad esta raza reptiloide. Los reptiloides, son supuestos reptiles humanoides que juegan un papel destacado en la ufología y en las llamadas teorías conspiratorias. Al tratar de explicar un origen, se ha propuesto su supuesto origen como la evolución de una raza inteligente en el planeta Tierra paralelamente a la humanidad, de origen extraterrestre o intraterrestre, entidades sobrenaturales o los restos de una antiquísima civilización pre-humana. Humanoides reptiloides de descripciones variadas han sido comunes en los mitos y leyendas de muchas culturas a través de la historia. En América tenemos a Quetzalcóatl, que es el nombre azteca de la deidad descrita como Serpiente Emplumada de la antigua Mesoamérica. Es uno de los principales dioses de muchas civilizaciones en lo que es hoy México y Centroamérica. El nombre Quetzalcoatl literalmente significa serpiente emplumada. Relacionados con Quetzalcóatl tenemos a Kukulkan, de los mayas, y Gukumatz, de los Quiche. En Grecia tenemos a Cécrope I, el mítico primer rey de Atenas, que era mitad hombre, mitad serpiente. Se ilustra como ejemplo en un friso en el altar de Zeus de Pergamo.  En la cultura del Egipto antiguo nos encontramos con las imágenes de Sobek, el dios cocodrilo, de carácter benéfico, creador del Nilo que habría surgido de su sudor; dios de la fertilidad, la vegetación y la vida en la mitología egipcia. En las culturas judaica y cristiana tenemos el Génesis, que relata cómo Adán y Eva son seducidos por la Serpiente para que se alimenten del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal y, como consecuencia, son expulsados del Edén. En escrituras y leyendas de la India, los Naga son descritos como seres reptilianos que viven subterráneamente y que interactúan con los seres humanos en la superficie. En algunas versiones se dice que estos seres vivieron alguna vez en un continente en el océano Índico y que se hundió en las aguas. Textos de la India también hacen referencia a los Sarpa. Los chinos, vietnamitas, coreanos y japoneses hablan en su historia acerca del Lóng o dragones, concebidos en ambas formas físicas y metafísicas, pero raramente descritos en forma humanoide. En el folklore de Japón se habla de seres como los Kappa, demonios acuáticos anfibios con aspecto de tortuga y pico de pájaro, y también de Orochi, una serpiente monstruoso similar a la Hydra occidental.

 

El concepto dinosauroide surge de una investigación sobre los dinosaurios terópodos como el Troodon, y el Saurornithoides. Dado que estos animales poseían el cerebro más grande del período Mesozoico, comparado con el tamaño de su cuerpo, algunos han especulado que de no haberse extinguido, estos animales habrían tenido la probabilidad de evolucionar hasta una forma parecida a la humana. Cabe destacar que este concepto no tiene ningún asidero científico y solo fue desarrollado dentro del marco especulativo. Los reptiloides son famosos dentro de las teorías de conspiraciones y de muchos estudiosos del fenómeno OVNI. El famoso astrofísico británico, Fred Hoyle, en una conferencia de prensa en Londres, en 1971, dijo que el mundo era controlado por una fuerza que podía manifestarse en muchas formas. “Están por todas partes – dijo a periodistas asombrados – en el cielo, en el mar y sobre la Tierra“. Dijo que “ellos” controlaron a la humanidad a través de la mente. Había otras razas extraterrestres en la tierra, y todavía las hay, además de la raza extraterrestre que los sumerios llamaron los anunnaki y otros textos antiguos llamaron la Raza Serpiente. Bien podría haber sido que algunos de los otros grupos fueron a la guerra con estos reptiloides anunnaki. Los textos antiguos registran estas “guerras de los dioses” en todo el mundo y éstas podrían incluir conflictos entre razas extraterrestres diferentes,  así como los descriptos en las Tablillas Sumerias, que parece involucraron a distintas facciones de anunnaki peleando entre sí. Actualmente hay relatos de personas que afirman haber visto humanoides cuya piel y caras se parecías a las de reptiles, con grandes ojos. Jason Bishop III, un investigador del fenómeno extraterrestre, dice que los reptiloides son mucho más altos que los humanos y tienen sangre fría como los reptiles de la Tierra.  Parecen ser menos sensibles emocionalmente que los humanos y la mayoría tiene gran dificultad expresando amor, aunque son sumamente inteligentes y poseen una tecnología muy avanzada. Esta es una descripción aplicable a las actitudes y el comportamiento de la Hermandad de Babilonia, que controla la Tierra. Los relatos modernos de reptiloides se ajustan a las descripciones de muchos “dioses” del mundo antiguo en los textos y leyendas que nos han llegado hasta hoy.

Imagen 4

La cultura Ubaid existió entre el 5.000 y el 4.000 a. C., incluso antes de la existencia de Sumeria,  en lo que ahora es Irak. Estaba ubicada en lo que es ahora Irak y las estatuillas de sus dioses son representaciones claras de humanoides reptiloides. El período de Ubaid es un período prehistórico de Mesopotamia. Ubaid, al oeste de Ur, en las inmediaciones del sur de Iraq, ha dado su nombre a la cerámica prehistórica a la cultura, que representa el primer asentamiento en la llanura aluvial del sur de Mesopotamia. La cultura Ubaid se inició antes del 5300 a. C. y duró hasta el comienzo del período de Uruk,  alrededor del 4000 a. C. El período de Ubaid se divide en tres fases principales. La primera fue Ubaid 1, a veces llamada Eridu, una fase limitada al extremo sur de Irak, en lo que entonces era la costa del Golfo Pérsico. Esta fase, que muestra clara conexión con la cultura de Samarra, al norte, vio el establecimiento del primer asentamiento permanente. Sus habitantes fueron pioneros en el cultivo de granos en las condiciones extremas de aridez, gracias a los altos niveles freáticos del sur de Irak. La segunda fase fue Ubaid 2 que fue testigo del desarrollo de extensas redes de canales en los principales asentamientos. La agricultura de regadío, que parece haberse desarrollado primero en Choga Mami, se extendió rápidamente a otros lugares. Forman el primer esfuerzo colectivo y coordinación centralizada del trabajo. La tercera fase de Ubaid se produjo en el período entre 4500 a 4000 a.C., y vio un período de intenso y rápido proceso de urbanización mediante la difusión de la cultura Ubaid al norte de Mesopotamia, que sustituyó a la cultura Halaf. Restos de la cultura Ubaid se extienden también a lo largo del litoral de Arabia, lo que muestra el crecimiento de un sistema de comercio que se extendía desde la costa mediterránea hasta Omán. Las estatuillas de sus dioses son representaciones claras de humanoides reptiloides. Puede observarse una estatuilla Ubaid con un reptiloide abrazando a un bebé. La región donde se desarrollaron las culturas Ubaid – Sumeria es fundamental para entender el tema anunnaki. Las estatuillas Ubaid retratan físicamente las descripciones de “dioses” que dominaron muchas sociedades antiguas. Tal como ya hemos indicado, las culturas centroamericanas tenían su dios serpiente alado, Quetzalcoatl; los indios Hopi tenían el dios serpiente emplumado, Baholinkonga, y, en general,  la cultura americana está inundada con imaginería de serpientes, incluyendo el misterioso túmulo de tierra en forma de serpiente en Ohio.

 

Los hindúes hablan de los dioses reptiles, los Nagas, que eran una raza de ‘demonios‘ en las leyendas de la India y su nombre significa “aquellos que no caminan, sino se arrastran“. Los egipcios tenían su dios serpiente, Kneph, y los faraones se retrataron a menudo con serpientes. Los fenicios tenían a Agathodemon, otra figura de serpiente. Los seguidores del vudú tienen un dios que ellos llaman Damballah Wedo, que es retratado como una serpiente. Los hebreos tenían a Nakhustan, la serpiente. Un dios británico antiguo, conocido como el Dragón, gobernante del mundo, fue llamado Hu. Y de ahí probablemente viene el término humano. El símbolo del disco alado de los sumerios, que es encontrado por todo el mundo antiguo, era normalmente representado con dos serpientes. El simbolismo de la serpiente y su asociación con “dioses” antiguos abunda en todo el mundo. John Bathhurst Deane en su libro The Worship of the Serpent (La Adoración De La Serpiente),  escribió que.. uno de los cinco constructores de Tebas, en Egipto, fue nombrado por el dios serpiente de los fenicios, Ofhion. El primer altar levantado a los Cíclopes en Atenas, era para “Ops“, la deidad serpiente. La adoración simbólica de la serpiente era tan común en Grecia, que San Justino Mártir acusa a los griegos de introducirla en los misterios de todos sus dioses. La idea de dragones espirando fuego y serpientes malvadas que aparecen en leyendas y textos en todo el mundo podrían fácilmente originarse de los “dioses” reptiloides que operaron abiertamente hace miles de años. Ésta era la Gente Serpiente de los textos antiguos, incluyendo la Biblia, donde la serpiente es un tema recurrente. Por supuesto, la serpiente ha sido usada para simbolizar muchas cosas y no cada referencia será literalmente un reptil. Pero muchas de ellas lo son. También hay un tema común de un lugar sagrado que está protegido por una serpiente o dragón. Tenemos la serpiente en el Jardín del Edén y el tema de serpiente / dragón es mundial. Los persas hablaron de una región de dicha y deleite llamada Heden, que era más hermosa que todo el resto del mundo. Era la morada original de los primeros hombres, decían, antes de que fueran tentados por el espíritu maligno, en forma de una serpiente, a compartir la fruta del árbol prohibido. También está el Árbol Banyon, bajo el que Krishna se sentó sobre una serpiente enrollada y otorgó conocimientos espirituales a la humanidad.

Imagen 5

Los antiguos griegos tenían una tradición del Jardín de las Hespérides, situado hacia el Oeste, en la que crecía un árbol que producía unas manzanas doradas que proporcionaban la inmortalidad. Este jardín era protegido por un dragón.  En los libros sagrados chinos hay un jardín en que crecían árboles que producían la fruta de la inmortalidad y también era protegido por un dragón. En relatos mejicanos antiguos, su versión de la historia de Eva involucra una gran serpiente.  Otra leyenda hindú habla de la montaña sagrada de Meru vigilada por un dragón terrible. Una y otra vez vemos el mismo tema de lugares sagrados protegidos por dragones temibles o de un reptiloide, dando conocimientos espirituales a humanos. La especie reptil, representada por los dinosaurios, tiene una larga conexión con la Tierra, que se remonta a más de 150 millones de años. Las especies reptiles, como los lagartos o serpientes, no son sino una forma de la corriente genética reptil en el universo. Los dinosaurios no eran todos reptiles de sangre fría, como ha indicado la investigación moderna. Los reptiles y dinosaurios están estrechamente relacionados por la apariencia física y ambos han engendrado una variedad asombrosa de formas diferentes. Los dinosaurios se manifestaron, en algunos casos, como criaturas voladoras, tenían tamaños muy variados, que supuestamente culminaban con el Tiranosaurio Rex. De todos modos recientemente se han encontrado restos de dinosaurios que aún fueron más grandes. Es evidente que si la corriente genética reptil – dinosaurio puede producir tal diversidad, no puede sorprender que pueda manifestarse en forma humanoide y con una importante capacidad cerebral.  Más recientemente, un mayor entendimiento de los dinosaurios ha revelado que, hace unos cien millones de años, algunos eran muy inteligentes. Los Saurornithoides, nombrado por su apariencia de pájaro reptil, tenían un cerebro grande, ojos que le daban visión tridimensional, y dedos con pulgares en oposición que le permitían atrapar mamíferos pequeños.  Adrian J. Desmond, uno de los principales investigadores de dinosaurios, dice que criaturas como los Saurornithoides, se diferenciaban de otros dinosaurios como pueden diferenciarse los hombres de las vacas. ¿Cómo habrían evolucionado los Saurornithoides si hubieran sobrevivido? Algunos estudios han sugerido que si los dinosaurios no se hubiesen supuestamente extinguido por un cataclismo, hace aproximadamente 65 millones de años, ya habrían evolucionado hacia un reptil humanoide. Como curiosidad debemos decir que la NASA pidió a Dale Russell, un paleontólogo de la Universidad de California del Norte, producir un informe sobre a qué se podría parecer la vida extraterrestre.

 

El Troodon (“diente que hiere“), es un género animal representado por una única especie de dinosaurio terópodo trodóntido, que vivió a finales del período Cretácico superior, hace aproximadamente entre 75 a 70 millones de años, en el Campaniano y Mastrichtiano, en lo que hoy es Norteamérica. Descubierto en 1855, es uno de los primeros dinosaurios descubierto en América del Norte y Asia. Su nombre proviene del griego antiguo, significando “diente que hiere“, haciendo referencia a los dientes de este dinosaurio, que son diferentes al de los otros terópodos. Los dientes tienen prominentes dentaduras orientadas apicalmente. Estas dentaduras “hirientes“, sin embargo, son, en su morfología, más parecidas a la de los reptiles herbívoros, y sugieren una dieta omnívora. Se cree que el desarrolló el dinosaurio Troodon durante millones de años, hubiese podido derivar en un ser que tuviese una semejanza extraordinaria a un humanoide reptil y, por lo tanto, se parecería a aquellos seres descritos por las personas que afirman haber visto extraterrestres reptiloides.  Nadie puede negar que hubiese podido ocurrir un salto evolutivo desde dinosaurios clásicos a reptiles humanoides en otra dimensión, en otro planeta, o quizás en la Tierra, antes de que los dinosaurios se extinguiesen. Pero, de hecho, ¿se extinguieron todos? La paleontología moderna, o estudio de fósiles, indica ahora que no todos los dinosaurios murieron por el choque de un meteorito hace 65 millones de años y se cree que algunos continúan viviendo actualmente. Además, tenemos  la evidencia de que las aves son descendientes de los dinosaurios. Y mientras los cuerpos de la mayoría de los dinosaurios podrían haber sido destruidos, su conciencia habría sobrevivido, porque la conciencia es energía y la energía es indestructible. Sólo puede ser transmutada en una forma diferente. ¿Qué sucedió con esta conciencia de dinosaurio que dominó la Tierra durante 150 millones de años?. Como antes hemos visto, los más tempranos relatos de Asiria, Babilonia, del Antiguo Testamento, China, Roma, América, África, India y otras partes, presentan historias de dragones y serpientes. El símbolo de serpiente también ha sido encontrado en la antigua Gran Bretaña, Grecia, Malta, Egipto, Nuevo México, Perú y por todas las islas de Pacífico. Hay una inconfundible semejanza entre algunos dinosaurios y las representaciones antiguas de dragones. Varias especies de pequeños lagartos indo – malayos, con alas palmeadas, se parecen tanto a los dragones que se les ha dado el nombre de Draco, en honor de la constelación estelar de la que se cree son originarios los reptiloides. Hay un lagarto acorazado, llamada Moloch Horridus, que también tiene una apariencia de dragón. Como curiosidad digamos que Moloch es una deidad fenicia antigua a la que sacrificaban niños hace miles de años y a la que se dice que todavía hoy se ofrecen sacrificios en rituales satánicos.  Charles Gould, que ha escrito exhaustivamente sobre dragones y reptiles, dice: “Hay una especie perdida de lagarto que hibernaba y que era un carnívoro que tenía alas como de Dragón y estaba protegida por armadura y púas“. Se cree que su hábitat era las tierras altas de Asia central y su desaparición coincidió con la Gran Inundación o Diluvio.  Pero todavía hay avistamientos de “lagartos voladores” gigantes en áreas remotas del mundo, especialmente en México, Nuevo México y Arizona.

Imagen 6

Los Anunnaki, ¿quiénes eran y de dónde venían?Se han especulado distintos orígenes. Una posibilidad, defendida por Sitchin, es que sean extraterrestres; otra es que sean intraterrestres,  que viven en el interior de la Tierra; una tercera posibilidad, que maneja principalmente Icke, es que sean seres que manipulan a la humanidad desde otra dimensión, “poseyendo” cuerpos humanos. Los investigadores del fenómeno reptiloide concluyen que probablemente algunos se originaron en la constelación estelar de Draco (el Dragón). Es una constelación del norte lejano, que es circumpolar para muchos observadores del Hemisferio Norte. Es una de las 88 constelaciones modernas, y una de las 48 constelaciones listadas por Ptolomeo. El polo norte de la eclíptica es en Draco. Aunque muy grande, Draco no tiene estrellas especialmente brillantes. La cabeza del dragón está representada por un cuadrilátero de estrellas situadas entre Hércules y la Osa Menor. El sistema de Draco incluye la estrella Thuban, que una vez fue la Estrella Polar del Norte, con la que las pirámides egipcias están orientadas. De acuerdo con las investigaciones de Graham Hancock, el antiguo complejo de templos en Angkor Wat en Camboya es una réplica de la constelación de Draco, tal como se habría visto el 10.500 a.C.  Ésta es la época en que la Tierra y los sobrevivientes humanos y, tal vez, extraterrestres, habrían estado recuperándose del cataclismo del 11.000 a.C y reconstruyendo la civilización. El investigador Robert Bauval dice que las pirámides en Giza se alinean con las estrellas del cinturón de Orión, tal como habrían estado el 10.500 a.C., cuando Orión estaba en el punto más bajo en su ciclo. Se cree que de Orión procede otra raza extraterrestre que opera en la Tierra. Hancock y otros investigadores sugieren que la esfinge de Giza, que se cree que es más antigua que de lo que se dice, habría estado orientada directamente hacia la constelación de Leo en esa misma época, el 10.500 a.C. Bajo el océano de Japón hay una estructura fantástica, Yonaguni, que también podría remontarse a 10.500 a.C. Hay muchos que han cuestionado estos hallazgos, especialmente la sincronización de las pirámides de Giza con Orión, pero por lo menos han provocado un área importante de investigación, incluso si prueban no ser exactos en todos los detalles. Es ciertamente asombroso cómo las estructuras y templos antiguos de sociedades aparentemente inconexas, en todas partes del mundo, se alinean con gran precisión astronómica, matemática y geométrica. Pero estas sociedades no estaban inconexas. En realidad tenían los mismos orígenes. Los templos en Angkor Wat están cubiertos de imágenes de reptiles, una característica de todas las culturas antiguas, incluyendo la egipcia, la centroamericana y la india.

Imagen 19

El Profesor Phillip Calahan, en su estudio de las misteriosas torres redondas de Irlanda, ha dicho que están colocadas con un sincronismo extraordinario en relación a las constelaciones de estrellas del cielo del hemisferio norte, durante el solsticio de invierno. Y las torres se alinean más perfectamente con la constelación de Draco. Según Phillip Calahan, la cabeza y los ojos de la formación de Draco, tal como están diseñados en el suelo en Irlanda, están ubicados a cada lado del lago Neagh (Lough Neagh), justo en el centro de Irlanda del Norte. El lado oriental de Lough Neagh está cerca de la capital, Belfast. John Rhodes, uno de los más importantes de los investigadores de la presencia reptiloide, dice que podrían ser invasores del espacio que se mueven de planeta a planeta, infiltrándose secretamente en la sociedad anfitriona y controlándola al final. Los seres reptiloides, se dice, llevan a cabo secuestros para que sus científicos puedan estudian la biología de especies terrestres, incluyendo la humana, y poder introducir su código genético reptil en las especies que desean manipular. Esto implica un programa de cruzamiento y eso es precisamente lo que los textos sumerios describen en relación con los anunnaki. Rhodes añade que: “Desde sus bases subterráneas, los ETs reptiles establecieron una red de infiltrados cruzados humano – reptil dentro de varios niveles de los complejos industriales militares, organismos gubernamentales, grupos de estudio ovni / paranormal, órdenes religiosas y fraternidades, etc. Éstos cruzados, algunos inconscientes de sufrir “control mental”, interpretan sus papeles como “agentes reptiles”, preparando el escenario para una invasión de ETs reptiles“. Rhodes dice que después de que los reptiloides invaden un planeta desde el espacio y desde sus bases subterráneas, la población de la superficie se rinde rápidamente a su armamento superior. Entonces los reptiloides despojan el planeta de sus recursos como agua, minerales e información de ADN. La infiltración en la sociedad humana vía sociedades secretas es un método clave del control reptiloide. El escritor e investigador estadounidense, William Bramley, concluyó en su libro Dioses de Edén, que los anunnaki crearon una sociedad secreta llamada la Hermandad de la Serpiente, también conocida como la Hermandad de Babilonia, que ha sido empleada para manipular la humanidad. Esta Hermandad de la Serpiente es el núcleo de la red global de sociedades secretas de hoy, incluyendo los Illuminati, que se cree están controladas por los anunnaki.

Imagen 7

En 1871, el novelista británico Edward Bulwer-Lytton, en su libro The Coming Race or Vril: The Power of the Coming Race, describió una raza superior, la Vril-ya, que vivía bajo tierra y planeaba conquistar el mundo utilizando el vril, una energía psico-cinética. “The Coming Race” fue traducida al español bajo títulos como “La Raza Futura” o “La Raza que nos suplantará”. En “The Coming Race“, un joven estadounidense, es conducido por un ingeniero de minas a un mundo subterráneo poblado por una raza extraña. Ese pueblo, llamado Vril-Ya, posee un poder misterioso llamado Vril. En el libro se cuenta, entre otras cosas, que: “… Según las primitivas tradiciones, los progenitores más remotos de la raza habitaron en un mundo en la superficie de la tierra, sobre el mismo lugar que sus descendientes entonces habitaban. La porción de la superficie habitada por los antepasados de esta raza sufrió inundaciones, no repentinas, sino graduales e incontrolables, en las que fueron sumergidos y perecieron todos, salvo un pequeño número. Un grupo de la desdichada raza, invadida por las aguas del Diluvio, huyendo de ellas se refugió en cavernas entre las más altas rocas y vagando por hondonadas cada vez más profundas perdieron de vista para siempre el mundo de la superficie. Aquella gente creía que en el vril habían alcanzado a la unidad de las energías naturales. Puede destruir como el rayo; en cambio, aplicado diferentemente, puede restablecer y vigorizar la vida, curar y reservar. Del mismo extraen la luz que les proporcionan sus lámparas. La guerra entre los descubridores del Vril cesó, por la sencilla razón de que desarrollaron el arte de destrucción a tal grado de perfeccionamiento que anularon toda superioridad en número, disciplina y estrategia militar. Hay en nuestros antiguos libros una leyenda, que en su tiempo fue creída por todos, según la cual estamos destinados a volver al mundo de la superficie y suplantar a todas las razas inferiores que hoy lo pueblan”.  La serie V – Invasión Extraterrestre es una serie de televisión de ciencia ficción transmitida entre 1983 y 1985, producida en los Estados Unidos, escrita y dirigida por Kenneth Johnson. Más recientemente se ha emitido una serie llamada “Los Visitantes“, con una temática similar. En dicha serie, extraterrestres humanoides, de apariencia prácticamente humana, llegan a la Tierra desde el cuarto planeta de la estrella Sirio, en una flota de 50 enormes platillos voladores que se posan sobre las principales ciudades del mundo. Parecen ser amigables y buscan la ayuda de los seres humanos para obtener ciertos productos químicos que necesitan en su propio planeta. A cambio, prometen compartir su avanzada tecnología con éstos.

 

Los gobiernos del mundo aceptan el trato y los extraterrestres ganan una gran influencia en las más altas esferas de poder del mundo. Sin embargo, rápidamente empiezan a pasar cosas raras. Por ejemplo, algunos científicos empiezan a encontrar hostilidad de parte de los medios de comunicación y restricciones legales en sus actividades y movimientos. Algunos de los más renombrados hombres de ciencia empiezan a orientarse hacia prácticas subversivas y conductas extrañas, como repentinamente volverse zurdos cuando toda su vida fueron diestros. Aquellos que investigan esta situación desaparecen sin dejar rastro. El periodista Michael Donovan se escabulle dentro de una nave nodriza de los Visitantes y descubre que, debajo de su disfraz humanoide, los extraterrestres son reptiles de preferencias carnívoras, con gusto marcado por roedores, aves y, en ocasiones, tarántulas. Cuando Donovan trata de denunciar esta situación, la transmisión es bloqueada y Donovan se convierte en un fugitivo requerido tanto por la policía como por los Visitantes. Conforme la serie avanza, se revelan las verdaderas intenciones de los Visitantes: robar toda el agua de la Tierra y cosechar a la humanidad como fuente de alimento, dejando sólo unos pocos como esclavos y soldados/”carne de cañón” para las guerras que los visitantes tienen con otras razas extraterrestres. Los científicos son perseguidos para desacreditarlos, pues son los que probablemente se darían cuenta antes de las intenciones de los Visitantes, aunque también para distraer la atención humana hacia otros asuntos. Incluso algunas personalidades importantes son sujetas a una especie de lavado de cerebro, la cual hace que tengan obediencia total hacia los Visitantes, aunque la humanidad no perciba los “pequeños” cambios que esto implica en la gente que sufre el proceso. Por ejemplo, cambiar de diestro a zurdo. No obstante, hay muchos humanos, la propia madre de Donovan entre ellos, que colaboran con los Visitantes o que, voluntariamente, ignoran o rechazan la verdad subyacente. Sin embargo, se forma un movimiento de resistencia, determinado a exponer y oponerse a los Visitantes hasta donde les sea posible. La líder de la rama en Los Ángeles es la Dra. Juliet Parish. También Donovan se une a este grupo. La Resistencia comienza a atacar a los visitantes. Posteriormente surgen disidencias entre los mismos Visitantes. Este grupo se conocerá como la Quinta Columna, liderada por Martin, quienes se oponen a los planes de los de su propia raza, e intentan ayudar a la Resistencia de cualquier manera posible.

Imagen 8

Una de las versiones dice que, en su expresión física, los anunnaki son una de las muchas razas del interior de la Tierra, que viven bajo tierra en enormes catacumbas, cavernas y túneles. Una leyenda de los indios hopi dice que un complejo de túneles muy antiguo existe bajo Los Ángeles y dicen que fue habitado por una raza de “lagartos” hace aproximadamente 5.000 años. En 1933 G. Warren Shufelt, un ingeniero de minas de Los Ángeles, afirmó haberlo encontrado. Hoy, se dice, algunos rituales masónicos son celebrados en este complejo de túneles. Por lo que parece, ha habido un encubrimiento por las autoridades de la existencia de estas razas subterráneas. En 1909 una ciudad subterránea que fue construida con la precisión de la Gran Pirámide fue encontrada por G.E. Kincaid cerca del Gran Cañón, en Arizona. Era suficientemente grande para acomodar 50.000 personas. Según el jefe de la expedición, S. A. Jordan, fueron encontrados cuerpos momificados que eran de origen oriental o. posiblemente, egipcio. Se encontraron numerosos artefactos, incluyendo utensilios de cobre, tan duros como el acero. El Instituto Smithsoniano en Washington, DC se ha asegurado de que estos hallazgos permanezcan desconocidos para el público. Y nadie habría sabido de este descubrimiento si no fuera por dos artículos en un periódico local, la Gaceta de Arizona, en abril de 1909. El investigador es John Rhodes, y afirma que este lugar se relaciona con Sipapuni, el mundo subterráneo desde donde los indios hopis afirman haber venido. De acuerdo con sus leyendas, los hopis vivieron una vez dentro de la tierra y fueron alimentados y vestidos por “Gente Hormiga“, posiblemente los extraterrestres conocidos como los Grises. Según el investigador norteamericano Gary A. David: “Extraños seres con largos y delgados cuerpos, semejantes a hormigas, son parte de la rica  mitología de los indios Hopi de Arizona“. Pero, ¿quiénes son esta extraña Gente Hormiga?  Por todo el sudoeste americano encontramos petroglifos y pictografías que representan entidades con largos y delgados cuerpos, ojos grandes, y cabezas protuberantes desde las que a veces sobresalen antenas.  Los hopis se refieren a sus antepasados como sus “hermanos serpiente” y el más sagrado de sus rituales subterráneos es el baile de la serpiente. Los hopis dicen que un día, bajo las órdenes de su diosa, la Mujer Araña, ascendieron a la superficie de la Tierra y emergieron a través de una cueva que llamaron Sipapuni. Una vez en el exterior, dicen los hopis, un pájaro burlón llegó para confundir su lengua y hacer a las tribus hablar lenguas diferentes. Esto es una clara réplica de la historia bíblica de la Torre de Babel. Pero los hopis no recrean las imágenes de sus antepasados serpiente por miedo a la muerte. El diseño del mundo subterráneo, descubierto en Arizona, fue descrito por G.E. Kincaid como una “cámara gigantesca desde la que se radian montones de pasadizos como los rayos de una rueda“.

Imagen 20

Así es también cómo se describe la base subterránea en Dulce, Nuevo México. Parece que Arizona, Nuevo México y el área de confluencia de los estados de Arizona, Utah, Colorado y Nuevo México, son algunas de las regiones más importantes sobre la Tierra para bases subterráneas controladas por los seres reptiloides. Pero ciudades subterráneos abundan por todo el planeta. Hay informes de testigos oculares de humanoides gigantes avistados en las catacumbas Hal Saflini, en Malta, durante la década de 1930, que fueron cerradas después de que un grupo de escolares y su guía desaparecieron. Más de 30 antiguos complejos de túneles y ciudades subterráneas han sido encontrados cerca de Derinkuya, en Turquía. La lista continúa sin parar. La misteriosa criatura conocida como el Bigfoot o Yeti, una criatura grande y peluda como un simio, proviene, según se alega, del interior de la Tierra. Hay una creencia generalizada entre investigadores del fenómeno ovni de que hay bases subterráneas de seres reptiloides, donde trabajan con seres humanos. Parece evidente que una raza reptiloide vive en el interior de este planeta y la pregunta es si son nativos de la Tierra o si se originaron en otro lugar. Hay una teoría, defendida por David Icke, que sugiere que proceden de otra dimensión, la cuarta dimensión inferior. El término cuarta dimensión aparece en diversos contextos como la física, las matemáticas y la ciencia ficción. En cada contexto el significado es diferente: En física, se hace referencia a la cuarta dimensión al hablar del tiempo, principalmente desde el planteamiento de la Teoría de la Relatividad. En matemática, el concepto aparece asociado o bien a espacios euclídeos de más de tres dimensiones o, más generalmente, a espacios localmente euclídeos o 4-variedades diferenciables. El interés en las dimensiones más altas alcanzó su clímax entre 1870 y 1920. En esos años se convirtió en tema frecuente en la literatura fantástica, el arte e incluso algunas teorías científicas. La cuarta dimensión, entendida como dimensión espacial adicional, no como dimensión temporal, como en la teoría de la relatividad, apareció en las obras literarias de Oscar Wilde, Fiódor Dostoyevski, Marcel Proust, H. G. Wells y Joseph Conrad. Igualmente los matemáticos habían estado interesados en el tema al tratar de generalizar los conceptos de la geometría euclídea tridimensional. El matemático Charles L. Dodgson, que enseñó en la Universidad de Oxford, deleitó a generaciones de escolares escribiendo libros, bajo el pseudónimo de Lewis Carroll, que incorporaban algunas ideas sobre la cuarta dimensión. Desde el punto de vista académico, el estudio general de la geometría de la cuarta dimensión es en gran parte resultado de los trabajos de Bernhard Riemann. Charles Howard Hinton, matemático y escritor de ciencia ficción británico, acuñó muchos neologismos para describir elementos en la cuarta dimensión.

Imagen 9

Los trabajos matemáticos sobre geometrías multidimensionales y geometrías no euclídeas habían sido considerado por los físicos como simples abstracciones matemáticas hasta que Henri Poincaré probó que el grupo de transformaciones de Lorentz, que dejaban invariantes las ecuaciones del electromagnetismo, podían ser interpretadas como “rotaciones” en un espacio de cuatro dimensiones. Más tarde, los trabajos de Einstein y la interpretación geométrica de estos por parte de Hermann Minkowski llevaron a la aceptación de la cuarta dimensión como una descripción necesaria para explicar los hechos observados relacionados con el electromagnetismo. Sin embargo, aquí la “cuarta dimensión” no era un lugar separado del espacio tridimensional ni tampoco una dimensión espacial análoga a las otras tres dimensiones espaciales, sino una dimensión temporal que sólo puede recorrerse hacia el futuro. En la teoría general de la relatividad el campo gravitatorio es explicado como un efecto geométrico de la curvatura de un espacio-tiempo de cuatro dimensiones. Edwin Abbott Abbott, en su libro Planilandia (Flatland) escribe sobre un “ser cuadrado” que vive en un mundo de dos dimensiones, como la superficie de un pedazo de papel. Este “ser cuadrado” se enfrenta a experimentos de un ser tridimensional. El ser tridimensional es percibido por el “ser cuadrado” como un ser aparentemente divino, ya que puede poner y quitar objetos de una caja fuerte sin romperla ni abrirla, moviéndolos a través de su tercera dimensión, ver todo desde de la perspectiva de dos dimensiones sea incluido detrás de las paredes, puesto que ve “sobrePlanilandia, y totalmente invisible para los habitantes de Planilandia, puesto que está una dimensión por arriba de las dos dimensiones en las que el cuadrado está atrapado. No obstante, el ser tridimensional podría manifestarse en el mundo de dos dimensiones, pero sólo parcialmente. Si fuera una esfera, aparecería como una secuencia de círculos sucesivos “que cambian de tamaño“, como intersecciones de la esfera con el plano de dos dimensiones. Aplicando la analogía dimensional, uno puede deducir que el ser cuadridimensional sería capaz de hazañas similares de nuestra perspectiva tridimensional.

 

Rudy Rucker demuestra esto en su novela “Spaceland“, en la cual el protagonista encuentra los seres cuadridimensionales que demuestran tales energías. Un uso útil de la analogía dimensional en visualizar la cuarta dimensión está en la proyección. Una proyección es una manera para representar un objeto (n+1)-dimensional en la n-dimensión. Por ejemplo, las pantallas de computadora son de dos dimensiones, y todas las fotografías de objetos tridimensionales son representadas en dos dimensiones, puesto que la información de la tercera dimensión, o de la profundidad, no puede ser representada en la pantalla. Si el observador se mueve, aleje o acerque, la imagen no cambiará. En este caso, la profundidad se quita y se substituye por la información indirecta. La retina del ojo es un arsenal de dos dimensiones de receptores, pero puede permitir que el cerebro perciba la naturaleza de objetos tridimensionales usando la información indirecta, como la perspectiva, el sombreado, visión binocular, etc. Sin comprender la naturaleza pluridimensional de la vida y el universo, es imposible comprender la manipulación de la Tierra por seres de otras dimensiones. La Creación consta de un número infinito de frecuencias o dimensiones, que comparten el mismo espacio del mismo modo que las frecuencias de radio y televisión. Nosotros sintonizamos el mundo tridimensional y, por tanto, eso es lo que percibimos como realidad. Pero, como la radio y la televisión, todas las otras estaciones están transmitiendo al mismo tiempo y si movemos el dial de la radio o canal de la TV, podemos conectarnos con ellas. Cuando hacemos esto, la estación o el canal al que estábamos antes sintonizados no desaparece, sino que continúa transmitiendo, pero no podemos escucharlo o verlo más porque ya no estamos en su longitud de onda. Así pasa con la conciencia humana. Algunas personas pueden sintonizar su conciencia a otras longitudes de onda y conectarse con información y conciencia operando a esa frecuencia. A esto lo llamamos poder psíquico, pero es simplemente la habilidad de mover el “dial” a otra “estación“. Es desde una de estas otras estaciones o dimensiones, que la raza Serpiente, los anunnaki, está controlando este mundo. Pero parece que los controladores reptiloides de la cuarta dimensión son, a su vez, controlados por entidades de la quinta dimensión. En realidad no sabemos hasta dónde llegan las dimensiones. La “estación” desde la que los reptiloides funcionan es el nivel más bajo de la cuarta dimensión, el más cercano a este mundo físico tridimensional. En entornos ocultistas la  conocen como la dimensión Bajo Astral, la residencia legendaria de demonios y entidades malévolas, desde la antigüedad. Parece que es en este Bajo Astral, donde los satanistas convocan a entidades demoníacas en sus rituales de magia negra. Pero parece ser que, en realidad, están convocando a los reptiloides de la cuarta dimensión inferior.

Imagen 10

Algunos investigadores sugieren  que los reptililoides de la cuarta dimensión pudieron ingresar en esta dimensión a través de portales espacio temporales causados por las pruebas nucleares que se iniciaron en los desiertos de Nuevo México a comienzos de la década de 1940. Pero posiblemente tales portales empezaron a ser creados hace mucho tiempo, antes de los grandes cataclismos, como el Diluvio, cuando la Tierra estaba en una etapa aún más avanzada que hoy. Probablemente la corriente genética reptiloide opera en todo el universo. Pero no todos son malévolos. Se cree que este grupo reptiloide controlador vino aquí desde la constelación de Draco y de otros lugares. Se dice que les gusta consumir sangre humana y serían los demonios vampiro de la leyenda. Las historias de vampiros son un simbolismo de ello. Curiosamente el vampiro más famoso se llama  Conde Drácula. Este Conde Drácula simbolizaría los linajes entrecruzados reptiloide – humano y Drácula es una referencia obvia a Draco. Los informes sobre el Chupacabra, que es un chupasangre que actúa en Puerto Rico, México, Florida y Pacífico Noroeste, concuerdan con la descripción reptiloide. Han sido vistos chupando la sangre de ganado doméstico, como las cabras. También Han participado en algunas abducciones de humanos. El programa de cruzamiento es descrito en las Tablillas Sumerias y el Antiguo Testamento,  en que se explica que los hijos de Dios se cruzaron con las hijas de hombres. Estas líneas híbridas humano – reptiloide llevan el código genético reptil y por lo tanto pueden ser más fácilmente poseídos por los reptiloides desde la cuarta dimensión inferior. Estas líneas genéticas son manipuladas hasta los puestos de poder político, militar, y de la economía. Por lo tanto, parece que estos puestos de poder son retenidos por reptiloides de la cuarta dimensión inferior, escondiéndose detrás de una forma humana, o por marionetas mentalmente controladas por éstas mismas criaturas. Operan a través de todas las razas, pero predominantemente la blanca. Actualmente se sabe que hay un área en el cerebro humano conocida como cerebro reptil. Dentro del cerebro es el segmento original, mientras que las otras partes son adiciones. Y, de acuerdo con el neurólogo Paul MacLean, esta área antigua del cerebro es controlada por otro segmento prehistórico que algunos neurólogos llaman Complejo-R.  R es abreviación de reptil porque compartimos esta parte del cerebro con los reptiles. MacLean dice que este Complejo-R juega un papel importante en “el comportamiento agresivo, la territorialidad, el ritualismo y el establecimiento de jerarquías sociales“. Estos son precisamente los patrones de comportamiento de los reptiloides y sus híbridos reptiloide – humano.

 

El astrónomo Carl Sagan conocía todo esto cuando dijo: “No hace ningún bien en absoluto ignorar el componente reptil de la naturaleza humana, particularmente nuestro comportamiento ritual y jerárquico. Al contrario, el modelo puede ayudarnos a comprender todo sobre los seres humanos“. Sagan añade en su libro Los Dragones de Edén, que el lado negativo del comportamiento humano es equivalente al reptil. Sagan, cuyo nombre al revés equivale a los dioses reptiles de India Oriental, los Nagas, sabía mucho de este tema, pero decidió no revelar abiertamente lo qué sabía. Cuando el feto humano se está formando en un bebé pasa por muchas fases que se conectan con los mayores puntos evolutivos en el desarrollo de la forma física finall. Éstas incluyen conexiones con mamíferos no- primates, reptiles y peces. Hay un punto en el que el embrión desarrolla branquias, por ejemplo. El embrión humano es exactamente como los de aves, ovejas y cerdos hasta la octava semana cuando sigue su propio camino evolutivo. Ocasionalmente las instrucciones genéticas dejan de recordar el guión y algunos bebés nacen con colas. Éstos son llamados apéndices caudales y se forman en la región lumbar más baja. La mayoría es retirada por doctores, pero en algunos países más pobres, donde tal apoyo médico no está disponible, hay personas que viven todas sus vidas con colas.  La feromona es la sustancia segregada y liberada por animales para poder ser detectados por miembros de la misma especie. Los feromonas en mujeres humanas e iguanas concuerdan químicamente. El número de formas de vida, sólo en esta galaxia, está más allá de la imaginación y eso es sólo en el nivel tridimensional de la existencia. Si juzgamos la posibilidad, como hacemos, sólo por lo que vemos en un pequeño planeta en un pequeño sistema solar, nuestro alcance de percepción, imaginación y visión será tan microscópico que un entendimiento de lo que realmente está pasando a este mundo será imposible. A ese nivel de pensamiento la idea de que una raza reptiloide está controlando el planeta desde otra dimensión será extraña e incomprensible. La “conexión reptil” está creciendo entre los investigadores que están interesados en la verdad. Según Icke, conoció a más de una docena de personas que le dijeron que habían visto a humanos transformarse en reptiles y viceversa, como en la serie televisiva “V”. Dos presentadores de televisión tuvieron tal experiencia mientras entrevistaban a un hombre que estaba a favor de la centralización mundial del poder conocida como el Nuevo Orden Mundial. Después de la entrevista en vivo, el presentador dijo a su colega femenina que había visto la cara del hombre transformarse en una criatura reptiloide y luego regresar a humano. La presentadora también estaba estupefacta porque había visto las manos del entrevistado volverse reptiloides.

Imagen 11

Según el mismo presentador, un policía, amigo suyo, tuvo una experiencia similar mientras hacía una visita rutinaria a un bloque de oficinas en Aurora, cerca de Denver, Colorado. Según parece, la puerta del ascensor se había abierto y una figura muy extraña había aparecido. Era un ser albino, pero tenía una cara como de reptil y, asimismo, las pupilas de sus ojos eran verticales como las de un reptil. Esta figura había salido del ascensor  y entrado en un automóvil que parecía oficial. El policía estaba tan intrigado que investigó el edificio. Descubrió que eran todas oficinas de la Agencia Central de Inteligencia, la CIA. Las descripciones de algunos “abducidos”  han recordado cómo sus secuestradores extraterrestres parecían muy humanos al principio, pero luego cambiaron para parecer reptiles humanoides. Hunter S. Thompson, en su libro El miedo y la aversión, describe ver reptiles mientras estaba bajo los efectos de las drogas. Los linajes reptiloide – humanos podían fluctuar entre la apariencia de un humano y un reptil de manera similar a como el camaleón cambia de color. Por un lado están los reptiloides auténticos, que utilizan una forma humana aparente para esconder su verdadera naturaleza, y por otro lado están los híbridos reptiloide – humano, que son poseídos por los reptiloides de la cuarta dimensión. Un tercer tipo son los reptiloides que se manifiestan directamente en esta dimensión, pero no pueden mantener ese estado indefinidamente. Muchas de las personas poseídas no tienen idea de lo que acontece, pero sus ideas son las ideas de los reptiloides y actúan de manera que promueven el programa, sin darse cuenta del trasfondo ni de cómo y por qué están siendo utilizados. Algunas de las principales familias de la Hermandad son auténticos reptiloides usando cuerpos físicos humanos, y tienen un completo conocimiento de quiénes son y el programa que están tratando de implementar. Pero no siempre  las personas más poderosas son puestas en lo que parecen ser los puestos más poderosos.. Existen las marionetas de aquellos que parecen tener el poder. Hay otra diferencia clave entre los reptiloides auténticos y los hibridos. Todo es creado por el sonido. Cuando pensamos, emitimos una onda de energía que cambia la energía alrededor para resonar en ese mismo nivel vibratorio. En el principio fue la palabra y la palabra era sonido. Nuestros cuerpos son también el resultado de energía de sonido resonando y si nuestras mentes son lo suficientemente poderosas para cambiar el rango de sonido del cuerpo, éste se transforma o desaparece de esta dimensión. Los reptiloides de la cuarta dimensión inferior pueden, por lo tanto, hacer desaparecer su forma física humana y presentar su forma reptiloide. Para nosotros, en esta dimensión parecen humanos, pero es sólo un efecto vibratorio.

 

Uno de los investigadores líderes en este fenómenoha sido la estadounidense, Alex Christopher, autora de los libros Pandora’s Box (La Caja de Pandora), que revelan, en parte, la presencia reptiloide en este planeta. Alex ha visto seres reptiloides y lo que ella llama los grises de ojos grandes. Una de las especialidades de Alex Christopher es el nuevo aeropuerto de Denver, Colorado, que tiene fama de servir de cubierta a una base subterránea reptiloide – humana. Es indudablemente un lugar extraño. La primera vez que hablé sobre estos temas de conspiración en los Estados Unidos estaba en Denver en agosto de 1996, y había aterrizado en el Aeropuerto de Denver sin ninguna idea de su trasfondo. Denver está aparentemente programada para ser las oficinas centrales del sector occidental de los Estados Unidos bajo el estado global llamado el Nuevo Orden Mundial que está planeado. Atlanta se dice que sería el centro para el sector oriental. Colorado sería uno de los centros principales para el Nuevo Orden Mundial. Uno de los contactos principales de Alex Christopher era un tal Phil Schneider, hijo de un comandante de un submarino) alemán durante la Segunda Guerra Mundial, que fue seleccionado para construir varias bases subterráneas profundas en los Estados Unidos. Después murió en circunstancias muy sospechosas que fueron hechas aparecer como suicidio. Schneider dijo que el aeropuerto de Denver estaba conectado con una base subterránea profunda que bajaba al menos ocho niveles. Incluía una ciudad subterránea de 11,65 km2 y una base inmensa. Otros testimonios que han estado en esta base subterránea del Aeropuerto de Denver afirman que hay un gran número de esclavos humanos, trabajando bajo el control de los reptiloides. Dos de las bases que Phil Schneider afirma haber ayudado  a construir son el Área 51, en Nevada, y Dulce, en Nuevo México, que está conectada mediante una red de túneles con el Laboratorio Nacional de Los Alamos. Hay un relato de un militar norteamericano destacado en la parte no subterránea de Dulce. Se dio cuenta de que había algo “muy raro” en aquel sitio, pero no podía explicar qué era. Él recordaba: “Estaba trabajando en un trabajo de rutina, cuando un joven mecánico entró con un trabajo urgente que requería un trabajo de soldadura. Tenía un esquema y pasó a mostrarme exactamente lo qué quería. Estamos ambos inclinados soldando, cuando se me ocurrió mirar directamente a su cara. Pareció volverse repentinamente cubierto de una película semitransparente. Sus características se desvanecieron y en su lugar apareció un ser con ojos prominentes, ningún pelo y escamas en lugar de piel“. Después vio que le ocurría lo mismo a un guardián de Dulce.

Imagen 12

Otros testigos han hablado de ver más reptiloides trabajando en otras bases. Jason Bishop III dice que hay al menos siete niveles bajo tierra en Dulce, probablemente más. Además, Bishop ha compilado relatos de trabajadores que han descrito lo que han visto. Sus relatos reflejan las descripciones de los anunnaki en los Textos Sumerios cuando cruzaron especies para producir híbridos monstruosos de distintos tipos. En 1978, un grupo pequeño de trabajadores descubrió la verdad. Este descubrimiento aparentemente llevó a las “Guerras de Dulce“, una lucha entre humanos y extraterrestres en 1979, cuando muchos científicos y personal militar fueron muertos. Phil Schneider afirmó haber tomado parte en un tiroteo con los extraterrestres en Dulce en el que fue herido por una arma láser. La base fue cerrada por un tiempo, como consecuencia de este conflicto, pero ha reabierto posteriormente. Similares bases y ciudades subterráneas existen alrededor del mundo y están conectadas con túneles con. Estos túneles son construidos muy rápidamente mediante una máquina impulsada por energía nuclear, que derrite la roca y forma con ellas las paredes del túnel. Fue desarrollado en Los Álamos. Es significativo que las pruebas nucleares subterráneas fueron efectuadas en Nevada y Nuevo México, la ubicación de muchas instalaciones subterráneas profundas que han estado relacionadas con los reptiloides. Tal vez esas pruebas se realizaron allí para abrir vastas cavernas subterráneas. Es curioso que algunos testigos dicen que los reptiloides pueden alimentarse de la energía nuclear. Parece que hay varias razas de reptiloides. Pero los más importantes son conocidos por los investigadores de ovnis como Draco. Éstos son muy grandes, entre 2,14 a 3,66 metros de estatura. Asimismo poseen alas que son membranas de piel sostenidas por largas costillas. Las alas pueden plegarse hacia atrás, contra el cuerpo, y son el origen del término “serpiente alada“. Son también el origen del término “Ángeles caídos” y las gárgolas aladas son simbólicas de éstos Draco. También la capa usada por el Conde Drácula es simbólica de estas alas y el personaje de Drácula en las historias de Bram Stoker, miembro de la sociedad secreta Golden Down, se dice que es un ángel caído. Los Draco alados son también conocidos como la Raza Dragón y algunos de los dioses antiguos fueron descritos como hombres pájaro. Esto podría ser uno de los orígenes del Ave Fénix y el águila en el simbolismo de la Hermandad de la Serpiente, así como uno de los significados más esotéricos.

 

El Satanás bíblico es descrito como una serpiente. Los Draco son la realeza de los reptiloides y su casta más alta son los blancos albinos, que aparentemente tienen cuernos cónicos. Es interesante observar que los dioses antiguos y las realezas fueron descritas usando un tocado con cuernos, simbólico de estos reptiloides. Otras especies, como los reptoides, no tienen alas, pero todos son de sangre fría. Sus escamas son mucho mayores en la espalda y tienen tres dedos con un pulgar en oposición. Tienen tres dedos del pie con un cuarto hacia el lado de su tobillo y sus garras son pequeñas y desafiladas. Tienen ojos grandes como de gato, que brillan con una tonalidad rojiza y una boca que parece más como una hendidura. Algunos tienen ojos que son descritos como negro y otros son blancos con pupilas verticales. Los reptiloides tienen entre 1,5 y 3,66 metros de estatura y algunos de ellos son los gigantes descritos en las leyendas y registros antiguos. Algunos tienen colas, otros no. Uno de sus otros planetas de influencia ha sido Marte. Zecharia Sitchin también especula que los anunnaki fueron a Marte antes de venir a la Tierra. Esto ciertamente encajaría en el cuadro y bien podría ser que los marcianos blancos de Brian Desborough y los anunnaki hayan estado genéticamente conectados durante mucho tiempo. Una ex suma sacerdotisa de la jerarquía de la Hermandad de la Serpiente dice que los anunnaki invadieron Marte hace mucho y la raza blanca de marcianos finalmente partió de Marte hacia la Tierra. Los anunnaki de Marte los siguieron a la Tierra, aunque algunos siguen en Marte, ubicados en bases subterráneas. Siempre que una de las sondas de Marte lanzadas por la NASA está a punto de descubrir algo importante,  el enlace con la Tierra se interrumpe misteriosamente o la sonda desaparece. Lo que parece evidente es que la raza blanca, cualquiera sea su origen, ha sido el vehículo principal del programa de hibridación anunnaki para apoderarse del planeta Tierra. Los investigadores creen que los reptiloides son los controladores de los llamados Grises, los seres extraterrestres clásicos con sus ojos negros y grandes. Los Grises son protagonistas en la mayoría de los relatos de abducción o secuestro por extraterrestres. Jason Bishop III en sus escritos sobre este tema dice que la jerarquía es: Draco, o reptiloides alados, Draco, o reptiloides no alados, Grises y Humanos. También parecer haber una alianza reptiloide con algunos otros grupos extraterrestres.

Imagen 13

Se dice que el sacrificio humano a los “dioses” en el mundo antiguo era en honor de los reptiloides, que demandaban estos rituales. El ritualismo es un rasgo del cerebro reptil. En el momento de la muerte por sacrificio, la adrenalina se acumula en la base del cerebro. Esto es lo que se dice que los reptiloides quieren. Los antiguos sacrificios se hacían en honor a los dioses anunnaki reptiloides, y parece que continúan actualmente. Los reptiloides no tienen emociones ni sentimientos y, en el cuarto nivel dimensional, se alimentan de la energía de las emociones humanas de baja vibración, como el miedo, la culpa y la agresión. Cuando emitimos tales emociones su energía resuena a la frecuencia cuarta dimensional más baja y allí es absorbida por los reptiloides. Cuanto más cantidad de estas emociones puedan ser estimuladas, más energía reciben los reptiloides. Por esta razón estimulan las guerras, el genocidio humano o las masacres de animales y humanos, ya que generan una energía negativa altamente cargada. Por la misma razón promocionan los rituales de magia negra y los sacrificios. El programa de reproducción reptiloide parece haber producido un híbrido anunnaki – humano (tal vez Adán) hace unos 200.000 o 300.000 años. Parece evidente que lo que los reptiloides hicieron en Marte, lo han hecho en la Tierra. Se infiltraron en la población local mediante cruzamientos y se apoderaron del lugar. Parece que ya había linajes reptiloides – arios entre los marcianos cuando vinieron a la Tierra. Una de las ubicaciones principales de los anunnaki y los marcianos (o arios), particularmente durante y después del cataclismo de Venus, alrededor del 4.800 a.C., fueron las montañas de Turquía, Irán y Kurdistán, y fue desde allí que ellos y sus híbridos reaparecieron cuando las aguas retrocedieron. Fueron ellos los que crearon las civilizaciones en las tierras bajas de Sumeria, Egipto, Babilonia y el valle del Indo. Un centro especial para los anunnaki parecen haber sido los Montes Cáucasos y ésta es un área que aparecerá una y otra vez en la historia. Probablemente había un programa de reproducción en esta región, posiblemente subterráneo, que produjo un muy grande número de híbridos reptiloide – humano. Curiosamente, parece que en esta región abundan de personas con Rh negativo. A menudo bebés con Rh negativo se vuelven de color azulado inmediatamente después del parto. Éste es el origen del término “sangre azul” para los linajes reales. Se especula que los linajes azulados podrían ser de descendencia marciana. Y, de hecho, hay muchas más personas blancas con Rh negativo que de otras razas. Los genes de los Draco albinos parecen haber sido usados para crear los linajes híbridos reptiloide – humano que han gobernado el mundo desde tiempos remotos. Éstos eran los conocidos por los antiguos como los semidioses, que recibieron la tarea de intermediarios, de controlar a la población y dirigir el mundo de acuerdo con el programa de sus amos reptiloides.

 

Lo que parece claro es que mientras los anunnaki se cruzaron con muchas razas de la Tierra, la raza blanca ha sido su vehículo principal para apoderarse del planeta. Y los Draco de la realeza, en la cumbre de su jerarquía, son blancos albinos. Un cambio muy importante parece haber tenido lugar poco después de los trastornos de Venus, porque la cultura Ubaid, en lo que es ahora Irak, veneró a dioses que fueron retratados como reptiles – humanoides, mientras los sumerios (4.000 a 5.000 a.C), que vivieron en la misma área, retratan sus dioses como muy humanos. Este cambio, y el programa de cruzamiento en la región de Cáucaso, están seguramente conectados. La élite anunnaki-humana fue descrita por los sumerios y hay muchos otros relatos del cruzamiento entre extraterrestres y humanos, o de los “dioses” que se cruzaban con la humanidad. Esto está claramente indicado en el Génesis, donde se dice: “Cuando los hombres empezaron a multiplicarse sobre la tierra y les nacieron hijas, los hijos de Dios se dieron cuenta que las hijas de los hombres eran hermosas, y tomaron por esposas aquellas que les gustaron. En ese entonces había gigantes (Nefilim) sobre la tierra, y también los hubo después, cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y tuvieron hijos de ellas. Estos fueron los héroes de la antigüedad, hombres famosos“. De acuerdo con las traducciones de Zecharia Sitchin, la palabra Nefilim se relaciona con “Aquellos que bajaron“, mientras otros dicen que significa “los caídos“. La palabra “famosos” en ese pasaje en el Génesis es traducida de la palabra sumeria shem. Esto ha sido traducido en la Biblia como relacionándose a “nombre“. Sitchin dice que el significado verdadero de shem es “vehículo del cielo“. Dice que viene de la raíz shu mu, que significa “eso que es un MU“, y un MU era una nave voladora, dice. Así que “hombres de renombre” se convierte en “hombres o personas de los vehículos del cielo“. Fueron éstos los que se cruzaron con mujeres humanas. Este pasaje en el Génesis, sugeriría, el cruce entre los extraterrestres o intraterrestres con humanos para producir los híbridos reptiloides – humanos. El término “hijos de Dios” viene del hebreo beneha-elohim, que se traduce realmente como “hijos de los dioses“. Los vástagos de estos encuentros sexuales fueron los gigantes de las leyendas y hay muchos registros del nacimiento de estos híbridos. Hay numerosos relatos en todo el mundo antiguo, en cada continente, de una raza gigante, y el Goliat bíblico bien podría haber sido simbólico de estas personas.

Imagen 14

Los nativos americanos tienen muchos relatos de gente de las estrellas que bajan de los cielos para reproducirse con mujeres humanas. Alex Christopher dice que un común denominador en la abducción de humanos por reptiloides, en los Estados Unidos, parece relacionarse con el linaje de la persona, particularmente los que descienden de nativos americanos. Los hopis dicen que se originaron en el interior de la Tierra. El texto etíope, el Kebra Nagast, tiene miles de años de antigüedad, y hace referencia al enorme tamaño de los bebés producidos de las uniones sexuales entre humanos y “dioses“. Dice lo siguiente: “Las hijas de Caín, con quiénes los ángeles (supuestos extraterrestres) habían concebido, eran incapaces de parir sus hijos, y murieron. Habiendo abierto los vientres de sus madres aparecieron por sus ombligos“. Describe cómo algunos de estos bebés gigantes fueron extraídos mediante una operación cesárea. Sobre el concepto Nagas (de Nagast), debemos recordar que eran “dioses serpiente” hindúes que cambiaban de forma. En el libro de Noé, y su derivado, el libro de Enoc, es descrito un parto extraño de un niño no humano, que resulta ser Noé, el héroe del Diluvio. También aparecen referencias a ello en los Rollos del Mar Muerto, registros escritos hace 2.000 por la comunidad de los Esenios, en Palestina, que incluían mucho material del libro de Enoc. El extraño niño a quién describen los textos es el hijo de Lamec. Se dice que era diferente de un ser humano y se parecía más “a los hijos de los ángeles en el cielo“. El hijo de Lamec, Noé, es descrito como de piel blanca y de cabello rubio, con ojos que hacían que la casa entera “brillara como el Sol“. Seres de cabello rubio y ojos azules, con ojos tipo láser, es una descripción de “dioses” que abarca miles de años y aparece en múltiples culturas alrededor del mundo. Lamec pregunta a su esposa sobre el padre del niño: “Mira, pensaba entonces dentro de mi corazón que la concepción era (debida) a los Observadores y a Los Sagrados y al Nefilim. Y mi corazón estaba preocupado dentro de mí debido a este niño“. En el Shahnemeh o el Libro de los Reyes, la historia legendaria de Irán, compilada en el 1010 d.C. por el poeta árabe Firdusi, describe el parto de un bebé llamado Zal,  hijo de un rey llamado Sam. Otra vez el rey está horrorizado por la apariencia espantosa de su hijo, que tiene un cuerpo muy grande “tan limpio como la plata, cabello tan blanco como el de un anciano y como la nieve, y una cara comparada con el Sol“. Sam llama a su hijo un niño demonio, un niño de los devas, seguramente los Observadores. Como los patriarcas del Antiguo Testamento, los iraníes parecían tener una aversión a niños nacidos con características sumamente blancas. ¿Y quiénes se dice que son blancos albinos?. La jerarquía real de los Draco.

 

El texto del Shahnemeh dice de Zal:”Ningún ser humano de esta tierra podría parir a tal monstruo, debe ser de la raza del Demonio, aunque todavía humano en forma y cara, si no un demonio, él al menos, parece una bestia coloreada de fiesta“. Zal se casa después con una princesa extranjera llamada Rudabeh, hija del rey Mehrab, rey de Karbul y descendiente del rey Serpiente Zahhak, que se decía había gobernado Irán durante mil años. Éste era uno de los linajes reptiloides y, de acuerdo con esto, la princesa Rudabeh es descrita como una mujer alta como un árbol de teca, blanca marfil, etc., las características familiares de los vástagos anunnaki – humanos. Estas descripciones abundan para las líneas reales de Irán y del Cercano Oriente, así como también su comparación con árboles debido a su gran altura. El derecho de gobernar en virtud del linaje familiar es el origen del “derecho divino de los reyes“, un sistema que continuó cuando estas familias se expandieron en Europa. Incluso el título británico de Sir, otorgado por la Reina a sus súbditos destacados, viene de una antigua diosa serpiente llamada Sir, que se relaciona a la diosa de los anunnaki, Ninlil o Ninkharsag, según las Tablillas Sumerias. Su marido, Enlil, fue llamado la serpiente de los ojos brillantes. Su hermano, Enki, era también conocido como una serpiente, y su emblema eran dos serpientes entrelazadas, el símbolo de su “centro del culto” en Eridu, Sumeria, así como de la profesión médica. Este símbolo es conocido como el caduceo. Esta información se encuentra en las Tablillas Sumerias, según Zecharia Sitchin. Por ello es sorprendente que Sitchin dijera que no había evidencia de una raza serpiente. ¿Por qué Sitchin diría esto?  de todas maneras, todo parece indicar que los anunnaki y los Observadores son la misma raza reptiloide, o las “serpientes con los ojos brillantes” identificadas por Christian y Barbara O’Brien en su libro Genius of the few (Genio de los pocos). El investigador Andrew Collins afirma que posee una estatuilla de cobre cananita retratando a uno de sus dioses alrededor del 2000 a.C. Tiene un cuello serpentino y una cabeza con un tipo de capucha similar al de una cobra, que se dobla para formar un tocado como de serpiente. Durante los miles de años de existencia de estos linajes híbridos reptiloide – humanos, se han integrado más en la población general y, por lo tanto, se distinguen menos físicamente. Pero la estructura genética básica permanece y la Hermandad de la Serpiente mantiene detallados registros genéticos de quién la tiene y quién no. Christian y Barbara O’Brien dicen que si los anunnaki se hubieran cruzado con la humanidad hace cientos de miles de años y luego se hubiesen vuelto a cruzar con ella otra vez hace aproximadamente 30.000 años, el resultado del segundo cruzamiento sería una estructura genética que sería 75 % anunnaki y 25 % humana. Probablemente hubo otro programa de reproducción más reciente, después de la catástrofe causada por la irrupción de Venus en el Sistema Solar hace unos 7.000 años. Estos linajes más recientes serían más anunnaki que las versiones previas. Éstos son los hibridos reptiloides que se cree dirigen el mundo actualmente. Y es precisamente este alto porcentaje de genes reptiloides lo que les permite cambiar de forma entre reptiloides y humanos.

Imagen 15

Estos linajes también tienen una mirada fija hipnótica sumamente poderosa, justo como una serpiente hipnotiza a su presa. Y esto es el origen del término “dar el mal de ojo a alguien“. Todo esto es la razón real para su obsesión con la sangre y el cruzamiento de las familias de “sangre azul“. Esto explicaría que, desde los tiempos más tempranos de la historia conocida, los herederos de sangre azul se casaron con sus medio hermanas y primas, o viceversa, justo como los anunnaki lo hicieron, según las Tablillas Sumerias. Según Sitchin, la clave para desentrañar el misterio de las reglas en la sucesión de los “dioses” era que estas normas también se aplicaron a quienes fueron escogidos por ellos para servir como sus representantes ante la humanidad. Algo de ello se indica en el relato bíblico del Patriarca Abraham, que explica que no mentía cuando presentó a su esposa Sarah como su hermana: “De verdad, ella es mi hermana, la hija de mi padre aunque no de mi madre, y se convirtió en mi esposa”. No sólo estaba legítimamente casado con una media-hermana de una diferente madre, sino que un hijo con ella—en este caso Isaac—se convirtió en el heredero legal de la dinastía, en vez del primogénito Ismael, hijo de Hagar, la doncella. Tales reglas de sucesión generaron la terrible contienda entre los descendientes del divino Ra, en Egipto, los medio-hermanos Osiris y Set, casados con las medio-hermanas Isis y Neftis. Aunque estas reglas de sucesión parezcan complicadas, están basadas en lo que aquellos que escribieron acerca de las dinastías reales llaman ‘linaje’, que ahora deberíamos reconocer como una sofisticada genealogía de ADN, que además distingue el ADN general heredado de los padres, del ADN mitocondrial (mtDNA), que es heredado por las mujeres sólo desde la madre. La compleja aunque básica regla era así: la línea dinástica fluye por línea paterna; el primogénito es el siguiente en sucesión. Una media-hermana podía ser tomada como esposa si tenía una madre diferente, y si de tal media-hermana nacía un hijo. Este hijo, aun no siendo primogénito, se convierte en heredero legal y sucesor dinástico.. Es altamente significativo que el linaje de “rey serpiente” proceda de Irán, ya que es en la región comprendida por Irán, Kurdistán, Armenia, Turquía y los Montes Cáucasos, dónde estos linajes reptiloide – humanos aparecieron para apoderarse del mundo. Un antiguo miembro de la Hermandad de la Serpiente, un ruso, dijo que había un vórtice enorme, un portal dimensional situado en los Montes Cáucasos, donde los extraterrestres entraban en nuestra dimensión. Esto explicaría bastantes enigmas.

 

El nombre Irán viene del más antiguo Airy- ana o Airan, que significa tierra de los Aryas o Arios. Todavía hoy podemos distinguir dos razas distintas en Kurdistán. Una de piel aceitunada, de altura media y con ojos oscuros; la otra formada por personas mucho más altas y de piel blanca, a menudo con ojos azules. Es significativo que estos rasgos fueron considerados de una “raza superior” por los racistas nazis, basados en sus conocimientos esotéricos de la historia antigua y de la conexión con los reptiloides. Andrew Collins, en su libro De las cenizas de los Ángeles, presenta evidencias de que el Jardín del Edén bíblico estaba en los altos de un región entre Irán y Kurdistán. Y ya sabemos que el tema de la serpiente está en el núcleo de la historia del Edén. En el vecino país de Media, los reyes fueron conocidos por los iraníes como Mâr, que significa serpiente en persa. Fueron llamados la “dinastía del dragón de Media” o los “descendientes del dragón“. Todo parece indicar que los reptiloides Draco se cruzaron con humanos para producir hibridos. Hacia el 2.200 a.C fue fundada en Egipto la Corte Real del Dragón por los sacerdotes de Menes y 4.000 años después aún sigue existiendo. Ahora se la conoce como la Corte Imperial y Real de la Soberanía del Dragón, con sede en Gran Bretaña. Algunas personas llaman a esta organización la Hermandad de la Serpiente. Los antiguos reyes de Sumeria, Egipto, y después, Israel, fueron ungidos en su coronación con la “grasa del Dragón“, que era la grasa del cocodrilo sagrado. El cocodrilo era conocido en Egipto como un messeh, del que se origina el término hebreo “Mesías“, que significa El Ungido. Los reyes del linaje eran también conocidos como “Dragones” y todo este simbolismo se relaciona con el conocimiento de que estas familias reales eran los linajes de los híbridos reptiloide – humano. Cuando varios reinos se unían juntos en alguna batalla, nombraban un rey de reyes, que era conocido como el Gran Dragón o Draco. El mítico rey Uther Pendragon es una versión de esto. Uther Pendragon es un rey mítico de Britania, padre del rey Arturo. Uther Pendragon es mencionado por primera vez en la literatura en un poema galés, el poema XXXI del libro negro de Camarthen. En esta obra, el personaje no guarda relación alguna con el rey Arturo. La biografía completa de Uther es escrita de manera definitiva en la obra de Godofredo de Monmouth, Historia Regum Britanniae (“Historia de los reyes de Bretaña“), en el siglo XII. La inclusión de Uther en el texto de Monmouth sirvió como base para las versiones siguientes de la historia del personaje. En dicha obra, Monmouth establece la relación entre Uther y Arturo, aunque la crítica no ha podido establecer con certeza la razón de Monmouth para determinar el parentesco.

Imagen 16

Una hipótesis sugiere que tal parentesco ya era parte de tradiciones más antiguas, y Monmouth simplemente lo recogió para su obra. Otra hipótesis sugiere que la relación se originó por un malentendido, ya que la palabra uthr significa “terrible” en idioma galés, y en algunas fuentes Arturo es identificado con este epíteto. De este modo, es posible que se haya trastocado “Arturo el terrible” por “Arturo, hijo de Uther“. En Historia Regum Britanniae, Uther es hijo de Constantino III, y hermano de Aurelio Ambrosio. Tanto en la Historia Regum Britanniae como en otras obras, Pendragon es un personaje relativamente ambiguo, descrito como un rey fuerte y defensor del pueblo, que sin embargo consigue satisfacer su deseo por Igraine, madre de Arturo, gracias a un ardid. El asunto de la procreación ilegítima es un tema que reaparece en varias ocasiones en la literatura artúrica, tanto en la concepción de Galahad, hijo de Lanzarote del Lago, como de Mordred, hijo de Arturo. Kingship (monarquía, en inglés) en realidad nace de la palabra kin (pariente de sangre), y kin-ship (parentesco) se volvió kingship (monarquía). Hay que resaltar que el nombre que los egipcios dieron a su messeh o cocodrilo sagrado era Draco, que también se convirtió en un símbolo en el Therapeutate egipcio y entre los Esenios. Fue representado como una serpiente marina, o Bistea Neptunis, por los Merovingios “reales” y sus descendientes en Francia. El mismo linaje, todos ellos. Podemos ver una antigua representación egipcia de un “dios” en la pared del templo de Saqquara. Es una figura de reptiloide con lo que parecen ser alas. David Icke  explica que un amigo estadounidense le contó una experiencia que su padre tuvo a comienzos de la década de 1970. Vivían en Turquía, donde trabajaba en un puesto de escucha para el servicio de inteligencia militar estadounidense. Volvió a casa una noche en un estado terrible. Cuando le preguntaron por su estado, sólo dijo: “El mundo no es como pensamos que es“. Cuando se relajó le explicó a su hija una comunicación que había captado del piloto de un avión que estaba destacado en la base turca. El piloto informó que estaba volando cerca del polo norte cuando repentinamente sus motores se pararon y todos los sistemas eléctricos se apagaron. El avión entonces descendió suave y verticalmente y, ante su incredulidad, la cumbre de una montaña se abrió y el avión penetró en la montaña. Salió del avión y se encontró con personas altas y de cabello rubio con piel de color “perla” y ojos “azul – púrpura” que parecían tener ojos con rayo láser. Todos usaban trajes blancos largos y, curiosamente, es así cómo Quetzalcoatl,  el “dios” de América Central y del Sur, fue descrito. También llevaban un medallón con la Cruz de Malta. La memoria del piloto estaba nebulosa sobre qué ocurrió después, pero recordó entrar en una habitación y ver un grupo de estos seres sentados alrededor de una mesa de conferencia. Al final, fue devuelto a su avión y, cuando subió desde la montaña, sus motores y equipo electrónico volvieron a funcionar.

Imagen 21

Debemos aclarar que la Cruz de Malta, llamada también de San Juan, de ocho puntas u octógona, es un símbolo usado desde el siglo XII como insignia por los caballeros hospitalarios o de la Orden de San Juan de Jerusalén, llamada también de Malta desde que el emperador Carlos V le dio en feudo esta isla en el siglo XVI. La Cruz Paté, quizá la más famosa e identificativa cruz de los Templarios se caracteriza por tener los cuatro brazos iguales, representando a los cuatro evangelistas, las cuatro estaciones, los cuatro elementos (tierra, aire, fuego y agua) y los cuatro puntos cardinales. Es también un símbolo solar e insignia de los Caballeros del Temple. Deriva de la Cruz Celta y del Crismón de ocho radios y se dice que la recibieron del Papa Eugenio III.  Habitualmente es confundida con la Cruz de Malta, también llamada Cruz de las ocho beatitudes, por el significado de sus ocho puntas. La Cruz de Malta es una variación de la Cruz Paté. Aquella descripción del piloto norteamericano es muy similar a la descripción de los Observadores en el Libro de Enoc: “Y se me aparecieron dos hombres muy altos, tales como nunca he visto sobre la Tierra. Y sus caras brillaban como el Sol, y sus ojos eran como lámparas ardiendo…. Sus manos eran más brillantes que la nieve“. Esto también coincidiría con la descripción de los antiguos “dioses” como “los que brillan“. Ciertamente hay cosas que están sucediendo en este planeta que la mayoría de las personas se negarían a creer. Muchas razas extraterrestres, no sólo los reptiloides, operan en y alrededor de la Tierra en esta u otras dimensiones. Seres de Orión y las Pléyades están entre muchas otras razas que están interactuando con seres humanos, según testimonios de personas abducidas e investigadores de este tema. Según antiguos miembros de la Hermandad de la Serpiente que han visto a algunos de estos seres extraterrestres, los de Orión, una raza cruel, pero de apariencia hermosa, tienen alguna clase de alianza con los reptiloides. Probablemente los ángeles bíblicos eran los Observadores, los reptiloides, con alas y sin ellas. El término mismo “hijos de los dioses” es traducido en el Septuagint, la versión griega del Antiguo Testamento, como angelos (ángeles). Parece que hay diferentes facciones reptiloides: aquellos que son más positivos en su actitud hacia la humanidad y aquellos que desean dominarla y controlarla. Ambas facciones se conocen como los Observadores o ángeles, básicamente ángeles caídos. Bien podría ser que las leyendas de San Miguel lanzando el dragón a la Tierra para la batalla final y San Jorge derrotando al dragón, se relacionan con el conflicto de mucho tiempo entre los marcianos blancos y los reptiloides anunnaki. “Entretanto se trabó una batalla grande en el cielo: Miguel y sus ángeles peleaban contra el dragón, y el dragón con sus ángeles lidiaban contra él: Pero éstos fueron los más débiles, y después no quedó ya para ellos lugar ninguno en el cielo.”Así describe San Juan su visión de la lucha entre el Bien y el Mal, después de que el dragón tratase de devorar al hijo que habría de gobernar el mundo.

Imagen 17

El pintor Durero realizó una xilografía con una descripción minuciosa del pasaje bíblico, uno más de los que el artista adaptó en imágenes para una edición del Apocalipsis de San Juan, según las circunstancias que se explican en el comentario a San Juan y los 24 Ancianos. Durero plantea la visión divina elevada sobre el mundo terrenal, botín que se disputan el ejército de los ángeles capitaneado por San Miguel contra el dragón de siete cabezas y sus demonios. San Miguel y San Jorge son antiguos héroes fenicios de la misma región del mundo donde los anunnaki iniciaron su programa de cruzamientos. Y durante mucho tiempo actuaron abiertamente como reptiloides.  En el último libro de la Biblia, el libro del Apocalipsis, vemos una clara conexión entre el ser conocido como Satanás y la serpiente o reptil: “El dragón grande, la antigua serpiente, conocida como el Demonio o Satanás, fue expulsado; el seductor del mundo entero fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él…. Sujetó al monstruo, la serpiente antigua, que es Satanás o el diablo, y lo encadenó por mil años. Lo arrojó al Abismo, cerró con llave y además puso sellos para que no pueda seducir más a las naciones hasta que pasen los mil años“. En un fragmento de los Rollos del Mar Muerto, traducido por el erudito hebreo Robert Eisenman, hay una descripción de un Observador llamado Belial (tal vez Bel), que es descrito como el Príncipe de la Oscuridad y el Rey del Mal. Bel (del acadio bēlu), significa Señor o Amo, siendo más un título que un nombre personal. En las lenguas semíticas noroccidentales su equivalente es Ba’al. Su forma femenina es Belit o Bēltu; Señora o Dueña. En la religión mesopotámica se le aplicó como epíteto a varios dioses. Los autores griegos lo trasliteraron como Belos, incorporándolo a su mitología y pasó al latín con la forma Belus. En las primeras traducciones, el ideograma que representaba al dios sumerio Enlil era leído como equivalente al acadio Bel. Bel fue usado especialmente para designar al dios Marduk, y en tal sentido entra en la composición de varios nombres propios asirios y neo babilónicos. Del mismo modo, Belit fue usado como epíteto de Sarpanit, esposa de Marduk, sin embargo, también su madre conocida como Ninhursag, Damkina o Ninmah y otras divinidades femeninas de origen sumerio fueron llamadas Belit–ili (“Señora de los Dioses”) en acadio. A través de los siglos, otros dioses también recibieron el título de Señor y fueron identificados, total o parcialmente, con Bel Marduk. También el Zeus Belos, mencionado por Sanjuniatón como hijo de Crono, es probable que se refiera a Marduk.

 

Se dice que Belial era terrorífico en su apariencia. Era como una serpiente, con un semblante como una víbora. Uno de los principales grupos angelicales en la tradición hebrea son los serafines o “serpientes ardientes ” y la descripción de los Observadores está muy relacionada con las serpientes. En las enseñanzas persas también hablan de un ser que describen como “la serpiente antigua que tiene dos pies“, justo como el Libro de Enoc representa a serpientes que caminan. Cuando se dice que los seres de linaje miden hasta 3,66 metros de estatura y tienen la piel blanca albina, o “más blanca que la nieve“, esta descripción se relaciona con la piel muy blanca de los bebés gigante híbridos Observador – humano descritos en el Libro de Enoc. Hay que hacer referencia a que el parto de un niño humano – Observador en el Libro de Enoc se refiere a Noé. En este caso, Noé sería un híbrido reptiloide – humano. Ello implicaría  que los pueblos descendentes de Noé serían descendentes de los Observadores y anunnaki reptiloides. En el mito hebreo, los Nefilim son descritos como awwim, que significa devastadores o serpientes. En los Rollos del Mar Muerto, Noé es descrito como parecido a “los hijos de los ángeles (caídos) del cielo” cuya “concepción era (debida) a los Observadores y a los Nefilim“.  En la tradición judía, Eva es vista como la madre ancestral de los Nefilim y asociada con las palabras hebreas que significan vida y serpiente. Eva fue tentada por la serpiente, de acuerdo con el mito del Antiguo Testamento y otras fuentes. En el Libro de Enoc encontramos que entre los Observadores que revelaron los secretos a humanos estaba Gadreel, el ángel caído que ha sido identificado como tentando a Eva. El Libro de Enoc fue prohibido por la Iglesia Católica Romana, que trató de negar la antigua creencia en la existencia de ángeles de carne y hueso, así como ángeles caídos habitando cuerpos físicos y cruzándose con humanos. Esto era para evitar que la gente comprendiese la verdadera situación. Pero los francmasones, que se dice controlan la Iglesia Católica Romana, siempre han considerado a Enoc como uno de sus fundadores legendarios. El mismo nombre Enoc significa “iniciado“. El tema de los ángeles caídos que dan los secretos prohibidos a la humanidad puede ser encontrado en el Libro de Enoc y en otras obras. Entre estos comunicadores de secretos está Azazel, que enseñó el arte de la elaboración de metal, y Shemyaza, que enseñó las artes mágicas. Estos relatos dieron origen a muchos héroes posteriores, el más famoso de los cuales es el dios griego Prometeo, que se dice que robó fuego (o conocimiento) de los dioses y se lo dio a humanos. Al menos a humanos elegidos.

Imagen 18

En el Rockefeller Center de Nueva York podemos ver una estatua de oro de Prometeo. ¿Será que los Rockefeller son conscientes del verdadero significado y el trasfondo de la leyenda de Prometeo? El Observador llamado Azazel es el origen del símbolo de la cabeza de macho cabrío en el ritual satánico y del término “chivo expiatorio“. De acuerdo con el Libro de Levítico, los israelitas sacrificarían a dos machos cabríos durante el Yom Kippur, el Día del Perdón o Día de la Expiación. Uno era ofrecido a Dios y el otro a Azazel. El sacerdote ponía ambas manos sobre la cabeza del macho cabrío para Azazel y confesaba los pecados de las personas. El macho cabrío sería entonces llevado al desierto y arrojado por un despeñadero, simbolizando el ángel caído Azazel. Azazel fue visto atado y encadenado en el desierto, o el abismo según el libro del Apocalipsis. Icke cree que representa su encarcelamiento en la cuarta dimensión inferior. La cabeza de macho cabrío de Azazel, un ángel caído reptiloide, es simbolizada por la estrella de cinco puntas invertida del satanismo. Parece que las razas extraterrestres han estado visitando la Tierra con propósitos diferentes durante probablemente millones de años. Y, seguramente, sus cruzamientos con humanos han creado las diversas corrientes raciales. En el pasado remoto han existido civilizaciones muy avanzadas, basadas en conocimientos extraterrestres. Una Era Dorada, como los antiguos la llamaron. Hace alrededor de 450.000 años los Anunnaki llegaron a la Tierra. Era una raza reptiloide conducida por los Draco alados y albinos, que trataron de apoderarse del planeta. Es probable que en ese momento ya hubiesen colonizado y habitado Marte. Durante mucho tiempo los anunnaki vivieron abiertamente como reptiloides. Pero posiblemente por la hostilidad de otras razas extraterrestres y la humanidad, encubrieron su forma reptiloide. Salieron a apoderarse el planeta pareciendo ser seres humanos. Esto incluía un programa de cruzamiento que creó linajes híbridos humano – reptiloide, a través de los que podían operar desde la cuarta dimensión inferior. Los reptiles cuarto dimensionales usan sus cuerpos humanos como un “traje” genético y cuando un cuerpo muere, el reptiloide “muda de casa” a otro cuerpo y continúa el programa en una nueva generación. Es como usar trajes espaciales, que podemos ponernos o quitarnos. Estas criaturas son las que las personas con grandes capacidades psíquicas ven como reptiles dentro de cuerpos físicos humanos. Parece que necesitan habitar un cuerpo con una fuerte corriente genética reptiloide para poder hacer esto. Por esta razón ciertos linajes siempre terminan en los puestos del poder. Otros que son híbridos humano – reptiloides son poseídos por una conciencia reptiloide desde la cuarta dimensión y son las personas a quienes las personas con grandes capacidades psíquicas ven como esencialmente humanos, pero “sombreados” por un reptiloide.

 

Esta posesión es más difícil para aquellos con menos genes reptiloides. Esta es la razón de que la Hermandad de la Serpiente mantiene registros detallados de las líneas genéticas. Es curioso que ello coincida con la política de los mormones. Por razones supuestamente de índole religiosa, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) está recopilando información sobre todas las personas de todo el mundo. Por ese motivo han microfilmado numerosísimos documentos de archivos de distinta índole, tales como censos, certificados civiles, “partidas“, testamentos, etc… A partir de los registros antes indicados, la Hermandad de la Serpiente sabe qué personas pueden ser poseídas más fácilmente que otras. Los reptiloides tratan, sin embargo, de influir en todos los humanos, estimulando los patrones de comportamiento de la región reptil del cerebro, que es la que guía el pensamiento jerárquico, agresión, conflicto, división, falta de compasión y una necesidad por el ritual. Hay muchos ejemplos de la obsesión humana por el ritual, incluyendo hacer las mismas cosas día tras día. Los reptiloides han usado la raza blanca como su base principal para el control global, pero se han cruzado con todas razas, incluyendo los chinos, japoneses, árabes y los judíos. Todo esto permite a los reptiloides controlar personas y organizaciones aparentemente aisladas. Es la versión extraterrestre de miembros de la misma sociedad secreta trabajando en muchos lugares de influencia, mientras que el resto de la población no tiene idea de que están conectados. Podemos ver una serie de seres humanos aparentemente diferentes, en puestos diferentes del poder, que llegan a las mismas conclusiones y aceptan la misma política. Parece ser que la misma fuerza está controlando a todos ellos. Esto sería un tipo de dictadura mundial. Y esto es lo que está ocurriendo con los reptiloides trabajando a través de cuerpos humanos, así como con la red de sociedades secretas que estos linajes han creado. El Libro de Enoc dice que los nacidos de la sangre de Nefilim, los híbridos reptiloide – humano, están, debido a su espíritu ancestral, destinados a “afligir, oprimir, destruir, atacar, batallar y trabajar la destrucción en la Tierra”  En otras palabras, esos cuerpos pueden ser poseídos por su “espíritu ancestral“, que serían los reptiloides de la cuarta dimensión inferior.  En los Estados Unidos hay una organización llamada los Hijos de Jared, nombrados así en honor del padre de Enoc. Prometen una “guerra implacable” contra los descendientes de los Observadores quienes “como notorios faraones, reyes y dictadores, han dominado la humanidad durante toda la Historia“. En su publicación, The Jaredite Advocate (El Defensor Jaredita), condenan a los Observadores como “una mafia celestial gobernando el mundo“.  Muchas personas pueden preguntarse cómo la élite de la Hermandad de la Serpiente puede causar tal muerte, destrucción y sufrimiento, sin mostrar ninguna emoción. Al menos algunas de las corrientes genéticas reptiloides no parecen sentir la misma emoción que los humanos, por lo que pueden ser más despiadados. Sabemos sólo una pequeña fracción de todo lo que nos rodea, pero debemos pensar más allá de los límites de lo que se dice que es la realidad.

 

Fuentes:

  • Zecharia Sitchin – Crónicas de la Tierra
  • David Icke – El Mayor Secreto
  • Arthur David Horn – Los Orígenes Extraterrestres de la Humanidad
  • William Bramley – Dioses del Edén

mayo 29, 2014 - Posted by | enigmas en general, Extraterrestres, Historia oculta, Sumer, Sumer

3 comentarios »

  1. Gracias por el trabajo.

    Comentario por El Blues | mayo 30, 2014 | Responder

  2. Bla, bla, bla….Una muestra más que la estupidez humana siempre buscará echarle la culpa a otros (brujas, duendes, alienigenas, anunakis, lagartos, chupacabras, el jinete sin cabeza, etc) de todos sus problemas….absurdo total!

    Comentario por Kl Paulus | septiembre 22, 2014 | Responder

  3. Buen aporte gracias.

    Comentario por John Lopez de Scabbia | julio 6, 2015 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: