Oldcivilizations's Blog

Antiguas civilizaciones y enigmas

¿Existe un mundo subterráneo poblado por una extraña raza?


En 1871 se publicó una extraña novela titulada “The Coming Race“. En español fue editada como “La Raza Venidera”. También se tradujo el titulo como “La Raza Futura” o “La Raza que nos suplantará”. En 2004, se publicó una edición en Imagen 21español con el título “Vril, el Poder de la Raza Venidera”. En ella el narrador es conducido por un ingeniero de minas a un mundo subterráneo poblado por una raza extraña. Ese pueblo posee un poder misterioso que le ha permitido vivir sin maquinas y sin todos los aspectos que rodean a la civilización moderna. Ese poder es el llamado Vril.  A pesar del tiempo que paso, la novela todavía genera todo tipo de polémicas. Su autor fue el caballero Edward George Earle Lytton Bulwer-Lytton, Primer Barón Lytton, que nació en Londres el 25 de mayo de 1803. Su extraña colección de nombres y apellidos fue adquirida con el tiempo. De darse a conocer como Edward Bulwer pasó a Lytton Bulwer y, ya nombrado caballero en 1837, en 1844, después de la muerte de su madre, se convirtió en Lytton Bulwer-Lytton.  Además de tener muchos nombres, Lytton participó activamente en política y fue un escritor famoso en su tiempo. Sus obras eran éxito de venta. Sin embargo, luego de su muerte en 1873, la mayoría de sus libros quedaron en el olvido.  Al parecer, Lord Lytton fue miembro de la Sociedad Rosacruz Inglesa, una sociedad secreta fundada en 1867 por Robert Wentworth Little. El dato tendría solo valor anecdótico si no fuera que varios de sus libros, como “Zanoni”, escrito en 1842,  parecen haberse escrito bajo la influencia de las ideas que Lytton ya tenía por su anterior participación en otras sociedades rosacruces.  Como acotación, un grupo de miembros de la Sociedad Rosacruz Inglesa creará en 1887 la Hermetic Order of the Golden Dawn in the Outer, u Orden Hermética del Dorado Amanecer en el Exterior, sociedad de la que fueron miembros, según se dice, Arthur Machen y Bram Stoker, el autor de Drácula.  De todas maneras, los intereses literarios de Lytton no se agotaron en el ocultismo. Escribió novelas históricas, románticas, de misterio y fue, probablemente sin proponérselo, uno de los pioneros de la ciencia ficción.

Imagen 1

En “The Coming Race“, el narrador, un joven estadounidense común y corriente, es conducido por un ingeniero de minas a un mundo subterráneo poblado por una extraña raza. Ese pueblo, llamado Vril-Ya, posee un poder misterioso llamado Vril. Allí el protagonista recibe información acerca de los Vril-ya y el Vril. Entre la información recibida con respecto a los Vril-ya y el Vril, podemos destacar lo siguiente: “Según las primitivas tradiciones, los progenitores más remotos de la raza habitaron en un mundo en la superficie de la tierra, sobre el mismo lugar que sus descendientes entonces habitaban …. La porción de la superficie habitada por los antepasados de esta raza sufrió inundaciones, no repentinas, sino graduales e incontrolables, en las que fueron sumergidos y perecieron todos, salvo un pequeño número… Un grupo de la desdichada raza, invadida por las aguas del Diluvio, huyendo de ellas se refugió en cavernas entre las más altas rocas y vagando por hondonadas cada vez más profundas perdieron de vista para siempre el mundo de la superficie….  La palabra A-Vril era sinónimo de civilización y Vril-ya significaba “Las Naciones Civilizadas”, nombre común por el cual las comunidades que utilizaban tal agente se distinguían de las que estaban todavía en estado de barbarie …. no existe palabra alguna en ningún idioma, de los que yo conozco, que sea un sinónimo exacto de la palabra vril…Aquella gente creía que en el vril habían alcanzado a la unidad de las energías naturales…  Puede destruir como el rayo; en cambio, aplicado diferentemente, puede restablecer y vigorizar la vida, curar y reservar…Por medio del mismo agente atraviesan las sustancias más sólidas y abren valles al cultivo…Del mismo extraen la luz que les proporcionan sus lámparas…. la guerra entre los descubridores del Vril cesó, por la sencilla razón de que desarrollaron el arte de destrucción a tal grado de perfeccionamiento que anularon toda superioridad en número, disciplina y estrategia militar. El fuego, concentrado en el hueco de una vara manejada por la mano de un niño, era capaz de abatir la más resistente fortaleza…Si un ejército se enfrentaba con otro y ambos dominaban tal agente no podía ocurrir otra cosa que la aniquilación mutua … Puesto que en la lucha un gran numero han de perecer, la naturaleza selecciona a los más aptos. En nuestra raza, aún antes del descubrimiento del vril, solo las más elevadas organizaciones fueron preservadas. Hay en nuestros antiguos libros una leyenda, que en su tiempo fue creída por todos, según la cual fuimos traídos de una región que parece ser el mundo del que usted viene, a fin de perfeccionar nuestra condición y alcanzar el más puro refinamiento de nuestra especie por medio de las terribles luchas que nuestros antepasados tuvieron que desarrollar y que, una vez que nuestra educación se haya completado, estamos destinados a volver al mundo de la superficie y suplantar a todas las razas inferiores que hoy lo pueblan… mi convicción es que aquel pueblo, aunque originalmente de nuestra raza – y creo sinceramente, a juzgar por las raíces de su lenguaje, descendientes de los mismos antepasados de la gran familia aria de la cual, en corrientes diversificadas, se ha desarrollado la civilización dominante en el mundo...”.

Imagen 18

La raza futura se destaca por algunas curiosidades teosóficas. Muchos lectores tardíos aseguraban que la novela de Edward Bulwer-Lytton estaba basada en hechos reales, y que la misteriosa sustancia que se menciona en el libro -el Vril- existía realmente, y estaba en poder de una sociedad secreta, a la que oportunamente denominaron Vril Society. Bulwer-Lytton era el benjamín de los hijos del general William Earle Bulwer y de Elizabeth Barbara Lytton, hija de Richard Warburton Lytton de Knebworth, Hertfordshire. Tuvo dos hermanos: William (1799-1877) y Henry (1801-1872), después Lord Dalling. Su hijo Robert Bulwer-Lytton, Primer Conde de Lytton, fue virrey de la India desde 1876 a 1880. Su padre murió cuando él tenía cuatro años de edad, después de lo cual su madre trasladó a toda la familia a Londres. Lytton pasó por varios colegios. Niño delicado y neurótico, pero muy precoz, a los 15 años había publicado un libro, aunque de escasa calidad: Ishmael and other Poems. En 1822 ingresó en el Trinity College, Cambridge, pero enseguida se trasladó al Trinity Hall. En 1825 ganó un premio de poesía, la Chancellor’s Medal for English Verse. Al año siguiente se licenció en Artes, publicando un librito de poemas: Weeds and Wild Flowers. Pasó brevemente por el ejército y, contra los deseos de su madre, contrajo matrimonio con Rosina Doyle Wheeler. Su madre, entonces, le retiró la asignación económica, y Lytton tuvo que ponerse a trabajar. En 1836, tras una tormentosa relación, se separó de su mujer. Tres años más tarde ella publicaría una novela en la que caricaturizó a su marido. Estos ataques se prolongarían durante años. En 1831 resultaría elegido para el Parlamento, puesto que conservó durante nueve años. Su carrera política se prolongó en el tiempo, y no hizo más que prosperar, haciéndole merecedor, entre otros nombramientos, del de Secretario de Estado para las Colonias (1858). Su carrera literaria se inició en 1820, con sus primeros poemas. Escribió en una gran variedad de géneros, incluyendo ficción histórica, misterio, novela romántica, ocultismo y ciencia-ficción. Aunque ya era muy popular en su tiempo, por ser un fino estilista victoriano, la prosa de Bulwer-Lytton ha perdido muchos lectores en la actualidad, tal vez debido a su estilo algo anacrónico, si bien su libro Los últimos días de Pompeya es todavía bastante leído. De sus relatos de terror, como la novela Zanoni, o los cuentos “Strange story” y “La casa y el cerebro“, el escritor H. P. Lovecraft, señaló, en su ensayo El horror sobrenatural en literatura, que «pese a sus fuertes dosis de retórica y de hueco romanticismo, el éxito de sus escritos es innegable merced a su habilidad para tejer una cierta clase de singular encantamiento».

Imagen 2

Alemania ha sido durante mucho tiempo un centro del pensamiento esotérico y hogar de diversas sociedades secretas.  Entre las más ilustres familias ocultistas en la Alemania de la Edad Media estaban los Bauers, una rama de cuyos descendientes cambió su nombre a Rothschild. Gran parte de la estirpe real de la casa inglesa de Windsor también proviene de Alemania. Los Illuminati bávaros, que estuvieron involucrado en muchas de las revoluciones en Europa, incluyendo la Revolución Francesa, fue fundado en Alemania el 1º de mayo de 1776 por el ocultista Adam Weishaupt, aunque hay ciertas evidencias de que fue creado por los jesuitas. Asimismo, la Iglesia Cristiana se dividió en Católicos y Protestantes gracias a Martín Lutero, un agente alemán de la Orden Rosacruz. Hitler no fue el creador de la creencia nazi, simplemente fue su expresión pública. En realidad el Partido Nazi fue creado por una red de sociedades secretas que tenían acceso a una corriente oculta de conocimientos sobre la verdadera historia de los orígenes humanos. En el siglo XIX uno de los inspiradores del nazismo fue el compositor Richard Wagner (1813 – 1883). Su opera La valquiria, capta su obsesión con los poderes del mal.  La valquiria (título original en alemán, Die Walküre) es una ópera en tres actos con música y libreto en alemán de Richard Wagner, la segunda de las cuatro óperas que componen el ciclo de El anillo del Nibelungo (Der Ring des Nibelungen), y la que se representa más asiduamente, incluso separada del ciclo completo. El fragmento más conocido de esta ópera es la «Cabalgata de las valquirias», introducción al tercero y último acto, describiendo a las guerreras semidiosas. Se estrenó en Múnich el 26 de junio de 1870. Wagner se inspiró en la mitología nórdica al escribir esta obra, específicamente en la Volsunga, texto islandés escrito en prosa a finales del siglo XIII y la Edda poética, colección de poemas escritos en nórdico antiguo, preservados inicialmente en el manuscrito medieval islandés conocido como Codex Regius. En la versión simplificada del compositor, las valquirias son las hijas del dios Wotan y la madre tierra, la diosa Erda, concebidas como doncellas guerreras para defender el Olimpo germánico, el Walhalla, del acecho de los Nibelungos y recoger las almas de los héroes muertos en batalla para llevarlos a su descanso eterno en el Walhalla.

 Imagen 19

El anillo del Nibelungo es un ciclo de cuatro óperas épicas, compuestas por Richard Wagner y basadas libremente en figuras y elementos de la mitología germánica, particularmente las Sagas islandesas, así como del cantar de los nibelungos medieval. Estas óperas son El oro del Rin (Das Rheingold), La valquiria (Die Walküre), Sigfrido (Siegfried) y El ocaso de los dioses (Götterdämmerung). Todas ellas forman parte del Canon de Bayreuth. La música y el libreto fueron escritos por Richard Wagner en el curso de veintiséis años, de 1848 a 1874. El anillo del Nibelungo es un trabajo de extraordinaria magnitud, que Wagner tardó más de un cuarto de siglo en escribir. Su cualidad más obvia, para alguien que la escuche por primera vez, es su extensa longitud. Una representación entera del ciclo se extiende durante cuatro noches de ópera, con un tiempo total de quince horas, dependiendo de la velocidad que el director imprima a la ejecución de la partitura. La primera y más corta de las óperas es su prólogo, El oro del Rin, que generalmente dura dos horas y media, mientras que la más larga y última, El ocaso de los dioses, puede llegar a las cinco horas. Como tetralogía, está modelada como los antiguos dramas griegos, que eran presentados como una trilogía de tres tragedias y una sátira. Como tal, el anillo del Nibelungo propiamente consiste en un prólogo, El oro del Rin, y tres jornadas, La valquiria, Sigfrido y El ocaso de los dioses. La historia es épica. Sigue las luchas entre dioses, héroes y varias criaturas mitológicas acerca del anillo mágico que otorga dominación sobre el mundo entero. El drama y la intriga continúan a través de tres generaciones de protagonistas, hasta el cataclismo final en El ocaso de los dioses. La trama se inicia con el Oro del Rin, con una masa aurífera que descansa en el fondo del río Rin. Después de robarla se forja con ella un anillo mágico que concede a su portador el poder de dominar el mundo, siempre y cuando asuma el precio de la maldición que lo obligará a renunciar al amor. El enano nibelungo Alberich será quien, al sentirse despechado por las hijas del Rin, unas ondinas que custodian el oro, decidirá asumir la maldición, robar el oro y forjar el anillo. Diversos seres míticos luchan después por la posesión del anillo, incluido Wotan (Odín), el líder de los dioses. El plan de Wotan para superar sus limitaciones, que se extiende por generaciones, es el motor de gran parte de la historia.  Después, el héroe Sigfrido gana el anillo como pretendía Wotan, pero acaba siendo traicionado y asesinado. Finalmente, la valquiria Brunilda, amante de Sigfrido e hija desleal de Wotan, devuelve el anillo al Rin. Durante el proceso, los dioses son destruidos.

Imagen 3

Wagner creó la historia del anillo del Nibelungo fusionando elementos de diversos mitos y cuentos folclóricos germanos y escandinavos. Las Eddas de la antigua mitología nórdica proveyeron gran parte del material para El oro del Rin, que contiene además la misma trama del famoso cuento El gato con botas, mientras que La valquiria se basó principalmente en la Saga Volsunga. Sigfrido presenta elementos de las Eddas, la Saga Volsunga, la Saga de Thidreks e incluso algunos los cuentos de los Hermanos Grimm, tales como Juan Sin Miedo y La Bella Durmiente. La ópera final, El ocaso de los dioses, se basa en el poema germano del siglo XII, Nibelungenlied (El cantar de los nibelungos), que parece haber sido la inspiración original para el anillo del Nibelungo y la razón del nombre de esta ópera. Mezclando estas fuentes tan dispares en una historia coherente, Wagner introdujo varios elementos contemporáneos. Uno de los principales temas es la lucha del amor, que se asocia también a la naturaleza y la libertad, en contra del poder asociado a la civilización y la ley. En la primera escena del anillo del Nibelungo, el desdeñado enano Alberich pone en marcha la trama al maldecir al amor, un acto que le permite obtener el poder de gobernar al mundo por medio de la fabricación de un anillo mágico. En la última escena de esta ópera, este poderoso anillo le es arrebatado y él lo maldice. Aunque La valquiria es la segunda de las óperas del anillo del Nibelungo, fue la tercera en orden de concepción. Wagner trabajó de delante hacia atrás planeando la ópera a partir de la muerte de Sigfrido, luego decidiendo que necesitaba otra ópera para narrar la juventud de Sigfrido, y luego decidió que necesitaba contar la historia de la concepción de Sigfrido y de los intentos de Brunilda de salvar a los padres de él, y finalmente decidiendo que también necesitaba un preludio que contara el robo original del oro del Rin y la creación del anillo. Incluso antes de que el texto del anillo del Nibelungo estuviera terminado, Wagner había empezado a esbozar parte de la música. El 23 de julio de 1851 escribió en una hoja suelta de papel lo que ha pasado a ser el motivo más conocido de todo el ciclo: el tema de la “Cabalgata de las valquirias” (Walkürenritt). La partitura entera se acabó finalmente el 20 de marzo de 1856. Como curiosidad, debemos decir que el escritor Tolkien se inspiró en El anillo del Nibelungo para escribir sus famosas obras.

Wagner pronosticó la llegada inminente de una Raza Superior. Su obra, el anillo del Nibelungo, era la expresión musical de su creencia en los “Superhombres” alemanes dominando el escenario mundial como los dioses paganos antiguos, Wotan y Thor. Bastantes años más tarde, Hitler diría que para comprender la Alemania nazi, uno tenía que conocer a Wagner. Uno de los estudiosos de la raza superior de Wagner, fue Gustav Mahler (1860 – 1911), compositor y director de orquesta bohemio-austriaco. Sus composiciones están consideradas entre las más importantes del postromanticismo. En las primeras décadas del siglo XX, Gustav Mahler era considerado uno de los más importantes directores de orquesta y de ópera de su momento. Después de graduarse en el Conservatorio de Viena en 1878, fue sucesivamente director de varias orquestas cada vez más importantes en diversos teatros de ópera europeas, llegando en 1897 a la que entonces se consideraba la más notable: la dirección de la Ópera de la Corte de Viena (Hofoper). Durante sus diez años en la capital austriaca, Mahler, judío converso al catolicismo, sufrió la oposición y hostilidad de la prensa antisemita. Sin embargo, gracias a sus innovadoras producciones y a la insistencia en los más altos niveles de representación se granjeó el reconocimiento como uno de los más grandes directores de ópera, particularmente como intérprete de las óperas de Richard Wagner y Wolfgang Amadeus Mozart. Posteriormente, fue director de la Metropolitan Opera House y de la Orquesta Filarmónica de Nueva York. Sus estudios de Wagner fueron financiados por el Barón Albert de Rothschild. Uno de los lugares a los que Wagner viajó e investigó fue Rennes le – Chateau, ese pueblo misterioso en Francia del sur tan conectado con los Caballeros Templarios y los Cátaros. De hecho, el movimiento de las sociedades secretas alemanas está estrechamente alineado a las tradiciones templarias y a los contemporáneos de los Templarios originales, los Caballeros Teutónicos. Adolf Hitler oficialmente nació en 1889 en Braunau-am-Inn, situado en la frontera entre Alemania y el Imperio de Austro Hungría. Sin embargo, hay otras teorías que indican que era en realidad del linaje de los Rothschild. Curiosamente, el nombre de la casa real Británica durante la época del nacimiento de Hitler era la casa alemana de Saxe – Coburg – Gotha. En los años tempranos del Partido Nazi, cuando Hitler era prácticamente desconocido, tres de sus patrocinadores financieros eran el Duque de Saxe – Coburg – Gotha, el Gran Duque de Hesse, y la Gran Duquesa Victoria, la ex esposa del Gran Duque de Hesse.. ¿Por qué la nobleza alemana daría su apoyo a Hitler, un simple cabo durante la Primera Guerra Mundial?.

Imagen 4

Hitler tenía una gran afición por lo esotérico. Fue fuertemente influenciado por la obra de Helena Petrovna Blavatsky (1831 – 1891), escritora, ocultista y teósofa rusa. Fue también una de las fundadoras de la Sociedad Teosófica y contribuyó a la difusión de la Teosofía moderna. Sus libros más importantes son Isis sin velo y La Doctrina Secreta, escritos en 1875 y 1888, respectivamente. Algunos investigadores afirman que Blavatsk tenía conexiones con la sociedad secreta italiana de los Carbonarios, fundada en Nápoles durante los primeros años del siglo XIX en el contexto de la ocupación napoleónica de Italia (1805-1814) sobre valores nacionalistas y liberales. Los Carbonarios estaban estrechamente vinculados con la Nobleza Negra, una facción de la nobleza italiana que permaneció al lado del papa Pío IX tras la entrada de las tropas del rey Víctor Manuel II en Roma en el año 1870 poniendo término a la independencia de los Estados Pontificios. La Nobleza Negra la constituían las familias oligárquicas de Venecia y Génova, Italia, que en el siglo XII tenía los derechos comerciales privilegiados o monopolios. La primera de las tres cruzadas, desde 1063 hasta 1123, estableció el poder de la Nobleza Negra veneciana y solidificó el poder de la clase gobernante rica.  La aristocracia de la Nobleza Negra logró un control completo sobre Venecia en 1171, cuando el nombramiento del Duque fue trasladado a lo que se conoce como el Gran Consejo, compuesto por miembros de la aristocracia comercial, entre ellos la célebre familia Medici. Venecia se ha mantenido en sus manos desde entonces, pero el poder y la influencia de la Nobleza Negra veneciana ha extendido su poder mucho más allá de sus fronteras. se dice que Blavatsky fue miembro de una sociedad egipcia, la Hermandad de Luxor. Blavatsky llegó a Nueva York en 1873 y, con ayuda de un Coronel Henry Olcott, dos años después fundó la Sociedad Teosófica. Las  doctrinas de esta sociedad están basadas en libros de Blavatsky, como Isis sin velo, que fue escrito en 1877, y La Doctrina Secreta, publicado en 1888, que a su vez se basan en la Cábala hebrea. Blavatsky afirmó estar en contacto psíquico con maestros ocultos. Estos maestros, dijo, vivían en Asia central y podían ser contactados telepáticamente por aquellos que conocían los misterios esotéricos. Hoy llamamos “canalización” a este proceso de comunicación telepática. Por cierto, hay algunas investigaciones que indican que hay bases subterráneas y submarinas secretas de presuntos extraterrestres alrededor del mundo, Asia central entre otros.

Esto conecta con numerosas leyendas y tradiciones antiguas, que encontramos en todo el mundo, y que nos hablan de una raza superior que vive en las entrañas de la Tierra. Otra gran influencia sobre Hitler la ejerció la novela La Raza Futura, de Edward Bulwer Lytton, que era amigo del Primer Ministro británico, Benjamin Disraeli, y del escritor Charles Dickens, así como Gran Maestre de la Sociedad Rosacruz Inglesa, que tuvo como miembros a Francis Bacon y John Dee. Bulwer-Lytton fue también un Gran Maestre del Rito Escocés de la Masonería y jefe de la Inteligencia Británica. Se dice que uno de sus agentes era Helena Blavatsky. Tal como ya hemos dicho, en La Raza Futura Bulwer-Lytton escribió sobre una misteriosa civilización en el interior de la Tierra, mucho más adelantada que la nuestra. Estos superhombres subterráneos, de acuerdo con la novela de Bulwer – Lytton, emergerían a la superficie un día y tomarían el control del mundo. Muchos nazis creían en ello. Los temas de superhombres subterráneos o maestros ocultos pueden ser encontrados en sociedades secretas y en leyendas en todo el mundo. Por ejemplo, en la Orden de la Golden Dawn, creada en 1888 por el Dr. Wynn Westcott, un Francmasón, y por S.L. Mathers. Estas sociedades secretas respaldan el mito de razas extraterrestres e intraterrestres. Mathers creó una serie de rituales e iniciaciones diseñadas para ayudar a sus miembros a acceder a su pleno potencial psíquico y físico. Al parecer estos rituales habrían atraído potentes energías negativas. A mediados de la década de 1890, había templos de la Orden de la Golden Dawn en Londres, Edimburgo, Bradford, Weston Super Mare, y París, donde Mathers puso su sede. La Golden Dawn también refirió a la fuerza Vril,  que también influyó en los fundamentos esotéricos en que se basó el nazismo. Mathers había conocido a Helena Blavatsky y también el Maestre del Templo de Londres de la Orden, el poeta William Butler Yeats, que ganaría un premio Nobel de Literatura. La Golden Dawn continúan existiendo, pero la versión original se dividió después de una disputa entre Yeats, Mathers, y Aleister Crowley, que la dividieron en facciones enfrentadas. Otros grupos que influyeron en la filosofía nazi incluían a la Orden de los Templarios Orientales (OTO) y la Orden de los nuevos templarios, que utilizaban rituales para crear y dominar la energía conocida como Vril.

Imagen 5

La Ordo Templi Orientis (O.T.O.), Orden del Templo del Este u Orden de los Templarios Orientales, es una organización internacional fundada al comienzo del siglo XX. El escritor y ocultista inglés Aleister Crowley fue el miembro más prominente de esta Orden. Aunque originariamente inspirada y asociada a la Francmasonería, bajo el liderazgo de Aleister Crowley la O.T.O. fue reorganizada con la Ley de Thelema como su eje principal. Esta Ley, expresada como “Haz tu voluntad será el todo de la Ley”, y “El amor es la ley, el amor bajo la voluntad”, fue promulgada en 1904 con la recepción del Libro de la Ley. Como muchas sociedades secretas, la pertenencia a la O.T.O. está basada en un sistema iniciático, con una serie de ceremonias que se valen del ritual para establecer lazos fraternales e impartir enseñanzas espirituales y filosóficas. La O.T.O. incluye además a la Ecclesia Gnostica Catholica (EGC) o Iglesia Gnóstica Católica, que es la rama eclesiástica de la Orden. Su rito central, que es también el rito central de la O.T.O. y es de carácter público, es llamado el Liber XV o Misa Gnóstica. Aunque oficialmente fundada a comienzos del siglo XX, la O.T.O. representa un resurgimiento y confluencia de las divergentes corrientes de sabiduría y conocimiento esotérico. Su linaje tradicional se remonta a las tradiciones de la Francmasonería, el Rosacrucismo y los movimientos Iluministas de los siglos XVIII y XIX, los cruzados Caballeros Templarios de la Edad Media y los primitivos Gnosticos pre-cristianos y cristianos, así como a las Escuelas Paganas de los Misterios. Su simbolismo contiene una reunificación de las tradiciones ocultas tanto del Oriente como del Occidente, cuya resolución ha posibilitado la revelación de Aleister Crowley conocida como El Libro de la Ley. El Padre Espiritual de la Ordo Templi Orientis fue Carl Kellner (1851 – 1905), un próspero químico austríaco de la industria papelera. Kellner era un estudioso de la Francmasonería, el Rosacrucismo y el Misticismo Oriental; y había viajado extensamente por Europa, América y Asia Menor. Él decía haber contactado durante sus viajes con tres Adeptos, un sufí, Solimán ben Aifa; y dos tántricos hindúes, Bhima Sena Pratapa, de Lahore, y sri Mahatma Agamya Paramahamsa, así como con una organización llamada Hermetic Brotherhood of Light (Hermandad Hermética de la Luz).

Imagen 23

En 1885 Kellner conoce al estudioso Teosófico y Rosacruz, Dr. Franz Hartmann (1838-1912). Él y Hartmann colaborarían más tarde en el desarrollo de una terapia contra la tuberculosis. Durante el curso de sus estudios, Kellner creyó haber descubierto una clave que ofrecía una clara explicación a todo el complejo simbolismo de la Francmasonería, y, según él pensaba, abría los misterios de la Naturaleza. Kellner quiso crear una Academia Masónica, que permitiera a todos los Francmasones familiarizarse con todos los grados y sistemas masónicos existentes. En 1885, Kellner comenzó a discutir con su socio Theodor Reuss, también apodado Merlín o Peregrinus (1855 – 1923), su idea de fundar una Academia Masónica. Durante estas discusiones, Kellner decidió que la Academia Masónica sería el círculo oculto interior de esta orden (la O.T.O. propiamente dicha) y se organizaría en forma paralela a los más altos grados de los Ritos Masónicos de Menfis y Mizraim. Tanto hombres como mujeres serían admitidos en todos los niveles de la Orden, pero la posesión de varios grados de Francmasonería de Alto Grado y de Oficio serían un prerrequisito de admisión en el Círculo Interno de la O.T.O.  Pero debido a las regulaciones de las Grandes Logias que gobernaban a la Masonería Regular, las mujeres no podían ser masones, y quedaban por lo tanto excluidas de la Orden Templaria Oriental. Esta puede haber sido una de las razones por las que Kellner y sus asociados resolvieron hacerse con el control de uno de los varios ritos o sistemas de la Masonería, es decir, para reformar el sistema y aprobar la admisión de mujeres. En esa época las discusiones entre Reuss y Kellner no llegaron a ningún resultado positivo, pues Reuss estaba muy ocupado con la resurrección de la Orden de los Illuminati, en conjunción con su asociado Leopold Engel (1858-1931), de Dresden. Theodor Reuss (1855 – 1923) fue un esoterista anglo-germano especialmente interesado en el tantrismo. A lo largo de su vida trabajó en las labores tan disímiles como cantante, espía y periodista. Políticamente era un socialista utópico activista en favor de la liberación femenina. Colabora con Carl Kellner en la creación de la O.T.O. y lo sucedió como cabeza de la misma a la muerte de Kellner. Reuss se encuentró con Aleister Crowley y en 1910 lo hace grado VII de la O.T.O. y en 1912 grado IX.

Imagen 6

La Orden de los nuevos templarios Fue fundada por dos esotéricos alemanes, Guido von List y Lanz von Liebenfels.  En 1907 Jöris Lanz von Liebensfeld establece que los “caballeros del Grial“,  mencionados por Wolfram von Eschenbach (1170 – 1220), caballero y poeta alemán, no eran otros que los miembros de la Orden del Temple, los históricos templarios. A partir de aquí Lanz concibe la reconstrucción de la orden en tanto que custodio del Grial. Pero la concepción que Lanz se hacía sobre la misión de los templarios, la naturaleza del Grial y el papel de la orden reconstruida, diferían sensiblemente de la creencia general sostenida por la tradición. En la revista Ostara,  Lanz escribe un ensayo sobre el Grial. Presenta la supuesta copa sagrada como una especie de “acumulador de energía” de la que la raza aria extrae sus poderes y su legitimidad superior. Afirma que, en tanto que “hijos de los dioses“, los arios han recibido el Grial para mantener sus facultades superiores, tales como la intuición, la clarividencia, el poder para dominar las energías y fuerzas de la naturaleza, etc. En 1907 es constituida la Orden del Nuevo Temple como continuadora y heredera de la gloriosa hermandad de monjes  guerreros. En las navidades de ese año inaugurarán la sede templaria de Werfenstein, en donde establecerán el centro de la orden. De lo más alto de su torreón central ondeará el estandarte de la orden: una esvástica roja sobre campo de oro con cuatro flores de lis en los ángulos. Nada hay en la orden que parezca demasiado secreto, ni excesivamente inquietante. Tampoco sus documentos internos ofrecen algo que no haya dicho ya la revista Ostara. Es más, la espectacularidad y arcaísmo de los rituales de la orden, fotografiados hasta la saciedad por la prensa, contribuyeron a ampliar el número de suscriptores y la influencia de Ostara, que probablemente tiraba en esa época en torno a los 100.000 ejemplares.  Hasta su disolución por las autoridades nazis en el año 1942, la Orden del Nuevo Temple logró extender sus sedes por Europa central, estabilizando su presencia en Hungría, Austria, Alemania y Suiza. Sus miembros activos jamás excedieron los 500 y algunos autores opinan que como máximo fueron 300 en su momento de máximo apogeo, en 1925. Sin embargo es evidente que las actividades y la historia de la Orden del Nuevo Temple entroncan con el nacional socialismo. Se dice que Hitler perteneció a la orden teutónica.

Era condición para ser admitido en la orden tener un aspecto físico nórdico ario. Sus actividades eran oficialmente culturales y religiosas, pero nada hay en ella que nos impida que la califiquemos de “secta racista“. Se insistía mucho en la “ayuda mutua” entre los miembros de la orden. Las prácticas esotéricas de la orden son descritas en los números de Ostara y en las normas de la orden. Sus rituales eran una mezcla de elementos creados por el propio Lanz, a los que había añadido ritos tradicionales de la iglesia católica así como de la antigüedad nórdica.  Entre 1919 y 1923 Lanz redacta los rituales de la orden y compone gruesos volúmenes en los que ofrece los textos de reflexión y meditación, los contenidos de los cánticos y los significados esotéricos y ocultistas que creía ver en cualquier parte de la naturaleza. Guido Karl Anton List, conocido como Guido von List (1848 – 1919) fue un periodista, escritor y empresario germano-austriaco, de Viena, conocido por sus obras ocultistas y del movimiento völkisch, especie de romanticismo conservador, asociado con el populismo político, con una visión romántica del pueblo, y por ser una de las figuras más importantes del resurgimiento del neopaganismo germánico y la magia rúnica a finales del siglo XIX y principios del XX. También destacó por sus ideas antisemitas y sus ensayos sobre la raza aria, siendo uno de los teóricos de la ariosofía, terriblemente racista. Adolf Josef Lanz (también conocido como Jörg Lanz), quien se llamaba a sí mismo Lanz von Liebenfels (1874 – 1954) fue un escritor y periodista austríaco. Fue un ex monje y el fundador de la revista Ostara, en el cual también publicó teorías antisemitas y völkisch. En 1904, publicó su libro Teozoología, en el cual abogaba por la esterilización de los enfermos y de las llamadas “razas inferiores“, y glorificaba la “raza aria” como Gottmenschen (“Hombres-Dioses“). Lanz justificaba su ideología racial intentando darle una supuesta base bíblica. Según él, Eva, a quien describe como un ser inicialmente divino, se relacionó con un demonio y dio a luz a las “razas inferiores“.  Un año más tarde, en 1905, fundó la revista Ostara, de la que se convirtió en el único autor y editor en 1908. El mismo Lanz sostenía que contaba con más de 100.000 suscriptores, pero se cree que este número ha sido exagerado. Los lectores de esta publicación incluían a nazis como Adolf Hitler y a Dietrich Eckart, entre otros. Como alumno de Guido von List, Lanz expandió sus teorías. Entre otras influencias se cuenta a Otto Weininger, filósofo austriaco antisemita, de quien Lanz fue un seguidor ferviente. En 1905, Lanz y unos cincuenta seguidores de List firmaron una declaración respaldando la propuesta Sociedad de Guido von List, que fue oficialmente fundada en 1908. También fundó su propia organización esotérica, la Ordo Novi Templi en 1907.

Imagen 7

Una vez que Hitler cobró prominencia en la década de 1920, Lanz intentó ser reconocido como uno de los precursores ideológicos del nazismo. En la revista Ostara (1927), escribió: “Se debe recordar que los movimientos de la esvástica y fascistas (refiriéndose al Partido Nazi) son básicamente solo desarrolladores laterales de las ideas de Ostara“. Su obra más conocida es Das Geheimnis der Runen (Los secretos de las runas), un detallado ensayo sobre la adivinación usando las runas Armanen, que él mismo ideó. Por ello en medios ocultistas es considerado uno de los pioneros de la runología, estudio los alfabetos rúnicos, inscripciones rúnicas y su historia. En sus celebraciones del solsticio de verano, Guido von List usaba botellas de vino en el suelo para formar el símbolo de la Cruz Hermética, también conocida como el Martillo de Thor. Era la Insignia del Poder en la Orden de la Golden Dawn. Y actualmente conocemos este símbolo como la esvástica, el antiguo símbolo del Sol de los fenicios – arios. Lanz von Liebenfels, cuyo nombre real era Adolf Lanz, usaba la esvástica en una bandera que flameaba sobre su “Templo” junto al Danubio, y para estos dos magos negros simbolizaba el final del Cristianismo y el amanecer de la edad de los superhombres arios. Defendían la inferioridad racial de aquellos a quienes llamaron la “fuerza oscura“, como los judíos, los eslavos, y los negros. Liebenfels (Lanz ) recomendaba la castración para estas personas. List y Liebenfels iban a tener una influencia enorme sobre Adolf Hitler. En 1932, con Hitler a punto de alcanzar el poder, Liebenfels escribiría a un compañero: “Hitler es uno de nuestros alumnos. Usted un día experimentará que un día él será vencedor y desarrollará un movimiento que hará temblar al mundo“. Otros dos personajes que influirían en el pensamiento y las creencias de Adolf Hitler eran los ingleses Aleister Crowley y Houston Stewart Chamberlain. Crowley nació en Warwickshire en 1875. Se rebeló contra una crianza religiosa estricta y fue iniciado en la Orden de la Golden Dawn en 1898 después de dejar la Universidad de Cambridge. Dejó la orden por una disputa con sus fundadores y viajó a México, India, y Ceilán, donde fue introducido en ell yoga y el Budismo.

El Budismo reemplazó su interés en las ciencias ocultas hasta que tuvo una experiencia personal en El Cairo, en abril de 1904. Rose, la esposa de Crowley, le pidió que realizase un ritual esotérico. Durante la ceremonia ella entró en un estado de trance y empezó a canalizar las palabras de un comunicador invisible. “Te están esperando“, le dijo a Crowley. Ellos, dijo ella, eran Horus y Osirisa. Crowley no lo creyó y realizó una serie de preguntas a su esposa con la intención de engañarla. Pero Rose, que aparentemente sabía poco de lo esotérico, dio la respuesta correcta cada vez. El comunicador invisible dijo a Crowley que estuviera en un escritorio de su habitación de hotel, al mediodía y durante tres días específicos. Crowley estuvo de acuerdo y durante estos períodos escribió un documento llamado el Libro De La Ley, vía la escritura automática, en que su mano era guiada por una fuerza misteriosa. La comunicación de Crowley dijo que la vieja era de Osiris estaba siendo reemplazada por la nueva era de Horus. Pero dijo que antes la vieja era tendría que ser destruida por la barbarie y la Tierra sería bañada en sangre. Habría una guerra mundial, se le dijo. El Libro De La Ley hablaba de una raza de superhombres y condenaba a las viejas religiones, el pacifismo, la democracia, la compasión, y el humanitarismo. El comunicador invisible le había dicho: “Que mis sirvientes sean pocos y secretos: gobernarán a los muchos y lo conocido .. No tenemos nada con los parias y el inadecuado; déjelos morir en su miseria, porque no sienten. La compasión es el vicio de reyes; pisoteen al desgraciado y al débil; ésta es la ley del fuerte; ésta es nuestra ley y el placer del mundo…. Ámense unos a otros con corazones en llamas; sobre los hombres bajos pisoteen en la lujuria feroz de su orgullo en el día de su ira…. ¡No tengan lástima al caído!. Nunca los conocí. No soy para ellos. Yo no consuelo; odio al consolado y al consolador…. Soy único y conquistador. No soy de los esclavos que fallecen. Sean ellos malditos y muertos. Amén…. Por lo tanto golpee duro y bajo y al infierno con ellos, amo…. ¡Ocúltese!. ¡Retírese!. ¡Sobre ellos!. Ésta es la ley de la batalla de la conquista; por lo tanto, mi adoración estará sobre mi casa secreta…. Venéreme con fuego y sangre; venéreme con espadas y con lanzas. Sea la mujer herida con una espada ante mí; que la sangre fluya en mi nombre. Pisoteen al pagano; sean sobre ellos, Oh guerrero, les daré su carne para comer…. Sacrifiquen ganado, pequeño y grande; después un niño…. Maten y torturen; no ahorren; ¡sean sobre ellos!“.

Imagen 8

Esto suena notablemente al Yahveh del Antiguo Testamento, eso es porque probablemente fue la misma fuente que se comunicó a los antiguos, la que lo hizo con Crowley.  Ésta es la fuerza que controla la conciencia de aquellos que han controlado la Hermandad Babilónica desde los tiempos antiguos. Crowley aparentemente trató de hacer caso omiso de lo que había escrito con su mano guiada, pero desde 1909 empezó a tomarlo seriamente. Muy seriamente. Dijo: “Después de cinco años de estupidez y debilidad, mal-llamada cortesía, tacto, discreción, cuidado por el sentimiento de otros, Oh estoy cansado de eso. Digo hoy: al infierno con el Cristianismo, el racionalismo, Budismo, todos los trastos viejos de los siglos. Le traigo un hecho positivo y primordial, mágico por nombre; y con esto me construiré un nuevo cielo y nueva tierra. No quiero ninguna de su aprobación débil o desaprobación débil; quiero blasfemia, homicidio, violación, revolución, cualquier cosa, mala o buena, pero fuerte“. Crowley abandonó a su anterior tutor, MacGregor Mathers, un hombre derrotado cuando se embarcó en una guerra psíquica contra Crowley. Los comunicadores de Crowley aparentemente también se apoderarían de las mente de Adolf Hitler y otros jerarcas del nazismo. Crowley dio la bienvenida a la Primera Guerra Mundial como necesaria para barrer la vieja era y hacer la transición a la nueva. Después de hacer públicas sus revelaciones, Crowley se convirtió en  la cabeza de la Orden de los Templarios Orientales (OTO). Ello le proporcionó influencias muy importantes en Alemania. Al mismo tiempo que él y su organización estaban influyendo en los nazis, Crowley era un masón de grado 33º del Rito Escocés y un supuesto agente de la Inteligencia Británica, la MI6. También fue consejero  de Winston Churchill. Houston Stewart Chamberlain nació en Inglaterra en 1855, pero se trasladó a Alemania en 1882. En 1908 se casó con Eva, la hija de Richard Wagner, y se hizo un escritor prestigioso. Su trabajo mejor conocido era Fundaciones del Siglo Diecinueve, del que vendió más de 250.000 copias. Ello lo hizo famoso en todo el país. Pero él mismo creía estar poseído por demonios y sus libros aparentemente fueron escritos en momentos de trance, mediante escritura automática. En su autobiografía dijo que no reconoció tal letra como suya propia. Los temas de sus trabajos se centraban en que toda civilización viene de la raza aria y los alemanes eran los más puros de todos, mientras que los judíos eran el enemigo que contaminaban los linajes arios. No puede extrañarnos su influencia en el nazismo.

Imagen 24

El Emperador Guillermo II y, más adelante, Adolf Hitler dijeron que Chamberlain era un profeta. Guillermo II (en alemán: Wilhelm II, nombre completo: Friedrich Wilhelm Viktor Albrecht von Hohenzollern; Berlín, 27 de enero de 1859 – † 4 de junio de 1941) fue el último emperador alemán (Káiser) y el último rey de Prusia. Gobernó entre 1888 y 1918. Hijo primogénito de Federico III y de la princesa Victoria, Princesa Real del Reino Unido, fue proclamado emperador tras el breve reinado de su padre. Está asociado a la Primera Guerra Mundial y al imperialismo europeo. Guillermo II tenía una personalidad compleja, brutal para algunos, manipulador excesivo para otros, en suma una personalidad que algunos historiadores han tildado de megalómana extrema, poco tolerante y avasallante. No por ello menos inteligente y vivaz, y se ha afirmado que con el tiempo y la experiencia adquirió astucia política y militar. Varios análisis recientes de documentos sobre su nacimiento, almacenados en los Archivos Imperiales alemanes, han sugerido que Guillermo II pudo también haber experimentado un trauma cerebral en su nacimiento. Los historiadores no han podido determinar si tal incapacidad mental pudo haber contribuido a su agresividad, testarudez y falta de tacto con las personas que lo rodeaban (sobre todo su madre) y a la hora de afrontar problemas, lo cual era evidente tanto en su vida política y personal. Tal enfoque ciertamente estropeó la política alemana bajo su liderazgo, ejemplificándose principalmente en acontecimientos como el despido del cauteloso canciller Otto von Bismarck. El káiser tuvo una relación difícil con su madre, quien era fría y estricta con él, y se sentía en cierta manera culpable por la deformidad del brazo izquierdo de su hijo, tratando en muchas ocasiones de corregirla a través de un riguroso régimen de ejercicio y dolorosos sistemas médicos. En 1908 sufrió problemas mentales y, en adelante, su posición tuvo menor peso en la toma de decisiones en Berlín. Resulta interesante que, dados sus orígenes ingleses, Victoria tratase de inculcar en su hijo un sentido de supremacía británica en muchos aspectos. Insistía en llamar a sus hijos por sus nombres en inglés: a Guillermo (Wilhelm) lo llamaba “William” y a su segundo hijo Enrique (Heinrich) le llamaba “Henry”. Ciertamente, el futuro káiser sentía un profundo respeto por Gran Bretaña, por su abuela la reina y por los ingleses. Esto se dio desde las etapas más tempranas de su desarrollo. Guillermo II fue educado en Kassel en el instituto de enseñanza Friedrichsgymnasium y en la Universidad de Bonn. Poseía una mente muy ágil, que era frecuentemente subyugada por su temperamento cascarrabias. Tenía cierto interés por la ciencia y la tecnología del periodo, pero gustaba de hacer notar a la gente que él era un hombre de mundo, perteneciente a un orden distinto de la raza humana, designada a la monarquía. Guillermo II fue acusado de megalomanía, en 1894, por el pacifista alemán Ludwig Quidde.

Imagen 9

Como vástago de la casa real de Hohenzollern, Guillermo II estuvo expuesto, desde una edad temprana, a la sociedad militar de la aristocracia prusiana. No es necesario mencionar que esto fue un elemento importantísimo en su vida, ya que se puede notar con facilidad que en su madurez era raro verlo sin el uniforme militar. Esta cultura militar del periodo tuvo un gran papel al forjar el carácter político de Guillermo II, así como en sus relaciones personales.  Guillermo II era íntimo amigo del archiduque Francisco Fernando de Austria y quedó profundamente conmocionado por su asesinato el 28 de junio de 1914. Guillermo II ofreció su apoyo a Austria-Hungría para desmantelar la Mano Negra, la organización secreta que había planeado el asesinato, e incluso sancionó el uso de la fuerza por parte de Austria contra la presunta fuente del movimiento: El Reino de Serbia. Quería permanecer en Berlín hasta que la crisis fuera resuelta, pero su corte lo persuadió a ir a su crucero anual por el Mar del Norte el 6 de julio de 1914. Probablemente se sabía que su presencia sería útil para aquellos elementos en el gobierno que deseaban sacar provecho de esta crisis para aumentar el prestigio de Alemania, incluso con el riesgo de una guerra general, algo a lo que Guillermo era extremadamente aprensivo. Guillermo hizo intentos erráticos para permanecer informado de la crisis por medio de telegramas, y cuando el ultimátum austrohúngaro se entregó a Serbia, se apresuró a volver a Berlín. Llegó a la ciudad el 28 de julio, leyó una copia de la respuesta serbia, y escribió en ella: Una solución brillante, en apenas 48 horas. En este documento, nunca debería haber dado órdenes para la movilización. Sin que Guillermo lo supiera, los ministros y generales austrohúngaros ya habían convencido a Francisco José de Austria, de 84 años, que firmara una declaración de guerra contra Serbia. Como consecuencia directa, Rusia empezó una movilización general para atacar Austria en defensa de Serbia. En la noche del 30 de julio, cuando recibió un documento indicando que Rusia no cancelaría su movilización, Guillermo escribió un comentario con las siguientes observaciones: “Porque yo ya no tengo ninguna duda de que Inglaterra, Rusia y Francia han acordado entre ellos, sabiendo que nuestras obligaciones en los tratados nos obligan a apoyar a Austria, usar el conflicto entre Austria y Serbia como pretexto para librar una guerra de aniquilación contra nosotros… Nuestro dilema sobre mantener la fe con el anciano y honorable Emperador ha sido aprovechado para crear una situación que le da a Inglaterra la excusa que ha estado buscando para aniquilarnos con una falsa apariencia de justicia, con el pretexto de ayudar a Francia y de mantener la conocida Balanza de Poder en Europa, es decir, enfrentando en nuestra contra todos los estados europeos para su propio beneficio“.

Otros autores más recientes indican que Guillermo II realmente declaró: “La crueldad y la debilidad iniciarán la guerra más terrible del mundo, cuyo propósito es destruir Alemania. Porque no hay ninguna duda que Inglaterra, Francia y Rusia han conspirado entre ellos para librar una guerra de aniquilación en nuestra contra“. Cuando Berlín recibió la noticia de la movilización rusa, les fue posible a los ansiosos oficiales militares y a la Oficina de Asuntos Exteriores de Alemania de persuadir al káiser de que firmara la orden de movilización. Se dice que al firmar la orden de movilización, Guillermo II exclamó: “Se arrepentirán de esto, caballeros“. Finalmente, el 1 de agosto de 1914, Alemania declaró la guerra a Rusia. No es fácil demostrar que Guillermo II quisiera activamente desatar la Primera Guerra Mundial. A pesar de que tenía deseos de que el Imperio Alemán fuera una potencia mundial, nunca fue intención de Guillermo II conjurar un conflicto de gran escala para lograr tales fines. Simplemente quería que el Imperio Alemán prosperara en paz sin afectar negativamente a ningún otro país. A pesar de saber que una guerra a escala global era inminente, hizo grandes esfuerzos para preservar la paz, como demuestra su correspondencia con Nicolás II y su interpretación optimista del ultimátum austrohúngaro de que las tropas de esa potencia no irían más lejos de Belgrado, limitando así el conflicto. La referencia británica contemporánea de la Primera Guerra Mundial de ser la Guerra del Káiser, de la misma manera que la Segunda Guerra Mundial fue llamada la Guerra de Hitler, es vista actualmente como infundada (y hasta cierto punto injusta) al sugerir que Guillermo II fuera personalmente culpable de desatar el conflicto. Chamberlain se hizo el consejero principal de Guillermo II e instó al rey a que fuera a la guerra en 1914 para cumplir la profecía de la dominación mundial de Alemania. Cuando la guerra terminó y Guillermo II abdicó, se dió cuenta de que había sido manipulado. Guillermo II reunió un montón de libros sobre lo oculto y las sociedades secretas alemanas y estaba convencido que habían conspirado para causar la Primera Guerra Mundial y habían causado que Alemania fuera derrotada. Chamberlain, que había recibido la Cruz De Hierro del Kaiser, murió en 1927 después de muchos años en una silla de ruedas, quebrado física y espiritualmente. Esto es algo que pasa a menudo a aquellos que son usados como canales. Finalmente los destruye. Pero la influencia de Chamberlain iba a revivir en la mente de Adolf Hitler. Había sido presentado a Hitler por Alfred Rosenberg. Fue Rosenberg, a pesar de sus antecedentes judíos, quien dio una copia de los Protocolos de Sión a Hitler a través de otro ocultista, Dietrich Eckart.

Imagen 10

Los Protocolos fueron utilizados por Hitler para justificar su campaña contra los judíos. Adolf Hitler pasó horas en las bibliotecas leyendo libros sobre astrología, misticismo, y religiones de Oriente. Estuvo fascinado por los libros de Blavatsky, Chamberlain, List y Liebenfels. Y eligió partes de cada uno de ellos para producir un cóctel de horror y odio llamado nazismo. Su pasión era el potencial de la fuerza de voluntad para conseguir cualquier cosa que deseara. Practicó las artes esotéricas en un esfuerzo por acceder al nivel de conciencia que él estaba convencido que lo convertiría en uno de los superhombres sobre los que había leído tanto. Probablemente, durante algún ritual negro, abrió su mente a fuerzas malignas. Fue entonces cuando un hombre sin ningún carisma empezó a tener un carisma y un magnetismo que narcotizaría a toda una nación. Un escritor dijo de Hitler: “Su poder para cautivar una audiencia ha sido asemejado al arte oculto de un médico brujo Africano o el chamán asiático; otros lo han comparado con la sensibilidad de un médium, y el magnetismo de un hipnotista“. Y Hermann Rauschning, asistente de Hitler, dijo en su libro Hitler habla: “Uno no puede evitar pensar en él como un médium. Por la mayor parte del tiempo, los médiums son personas corrientes, insignificantes. Repentinamente son dotados con lo que parecen ser poderes sobrenaturales que los apartan del resto de la humanidad. El médium es poseído. En cuanto la crisis ha pasado, se repliegan otra vez en la mediocridad. Era en esta manera, más allá de cualquier duda, que Hitler era poseído por fuerzas exteriores a él, fuerzas casi demoníacas de las que el hombre individual Hitler era sólo el vehículo temporal. La mezcla de lo banal y lo sobrenatural creaba esa insoportable dualidad de la que uno era consciente en su presencia…. Era como mirar una cara rara cuya expresión parece reflejar un estado de mente desequilibrado acoplado con una impresión inquietante de poderes ocultos”.  Hitler parecía vivir en un miedo constante hacia los Superhombres invisibles. Rauschning explicó que Hitler sufría de terribles pesadillas y se despertaba aterrorizado gritando sobre entidades que eran invisibles a todos salvo a él. Hitler dijo una vez a su asistente: “¿Cómo será el orden social del futuro?. Camarada, le diré. Habrá una clase de jefes supremos, después de ellos las bases de los miembros de partido en orden jerárquico, y luego la gran masa de seguidores anónimos, sirvientes y trabajadores a perpetuidad, y debajo de ellos otra vez todas las razas extranjeras conquistadas, los esclavos modernos. Y encima y por arriba de estos reinará una nueva nobleza exaltada de la que no puedo hablar…. pero de todos estos planes los miembros militantes no sabrán nada. ¡El nuevo hombre está viviendo entre nosotros ahora!. Está aquí. ¿Eso no es suficiente para usted?. Le diré un secreto. He visto al nuevo hombre. Es intrépido y cruel. Yo estaba asustado de él“.

 Imagen 25

Después de que Hitler se trasladó a Alemania, pasó mucho tiempo en Baviera, de dónde habían salido los Illuminati de Weishaupt, y regresó allí después de la Primera Guerra Mundial. En Baviera encontró un pequeño partido político llamado Partido Obrero Alemán, que había . sido creado por una sociedad secreta esotérica llamada Orden Alemana, que era ferozmente nacionalista y antisemita. De esta orden salieron otras sociedades similares, incluyendo la Sociedad Thule y la Logia Luminosa o Sociedad Vril. Hitler era miembro de ambas sociedades. Tal como ya hemos indicado, el Vril era el nombre dado por el escritor inglés Bulwer – Lytton a una fuerza que despierta en las personas su verdadero potencial para hacerse superhombres. Se decía que la fuerza Vril estaba en la sangre. Al parecer fue conocida por los hindúes como la “fuerza de la serpiente” o kundalini. En el marco del hinduismo, la kundalini es una energía invisible e inmedible representada por una serpiente o, a veces, por un dragón, que duerme enroscada en el muladhara, el primero de los chakras o siete círculos energéticos, que está ubicado en la zona del perineo. Se dice que al despertar esta serpiente, el yogui controla la vida y la muerte. Varias doctrinas utilizan este concepto de la kundalini, tales como el yoga, el tantra, el budismo, el taoísmo, el sijismo y el gnosticismo. El gran objetivo de las prácticas yóguicas y tántricas es el desbloqueamiento de los nadis (‘ríos interiores’) y el despertar de la energía kundalini. No obstante, los instructores de yoga advierten sobre el peligro que acarrea un despertar prematuro de la serpiente. En este sentido, todos los grandes maestros espirituales advierten, a este respecto, la necesidad de no forzar nunca en absoluto esta energía.  Con la alquimia, la energía kundalini subiría verticalmente por medio del fluido espinal, a través de la columna vertebral, atravesando todos los chakras y alimentaría el cerebro, modulando su actividad. Sería una energía evolutiva, y según el grado de activación en el individuo, condicionaría su estado de conciencia. Tal como hemos dicho, la serpiente tiene su base en el mūlādhāra, enrollada tres veces y media alrededor de él, y allí se encuentra, normalmente, dormida. De modo que, tras obtener la apertura de los chakras, puede ser despertada con técnicas como el tantra y el kundalini yoga. La finalidad del kundalini yoga es, por tanto, despertar a la serpiente y desenroscarla, dirigiéndola hasta el Sahasrara, el chakra superior, para unir cuerpo y espíritu, en un intento de integrar los dos principios, habitualmente opuestos, de materialidad y espiritualidad, fusionando sus energías dentro de un cuerpo humano individual. En términos tántricos estos principios serían Shivá, el principio masculino o conciencia, y Śakti, principio femenino o energía.

Imagen 11

Para llegar a este estado, la serpiente kundalini deberá atravesar 3 nudos principales: El primero es el nudo de Brahman, en el primer chakra. El segundo es el nudo de Vishnú, en el chakra del corazón. El tercero es el nudo de Shivá, en el entrecejo. En cada uno de estos sitios, las tres corrientes de energía se juntan, se anudan y se enredan en un reino. En la medida en que la conciencia penetra el primer nudo, se empiezan a soltar los apegos a todas las sensaciones, los nombres y las formas de las cosas. Se establece una nueva relación con los sentidos y las sensaciones que se perciben a través de ellos. Antes de penetrar este nudo, cada sensación atrapa la mente, la cautiva, la distrae y para el practicante es difícil meditar o estar quieto. Todas las meditaciones que estimulan el punto del ombligo preparan el fuego que hace arder esa barrera y permite despertar más allá de su umbral. Los instructores de yoga enseñan a sus alumnos que el kundalini yoga es una técnica peligrosa. Por ejemplo, Swami Prabhavananda advierte acerca de los peligrosos efectos físicos que pueden resultar de los ejercicios de respiración del kundalini yoga: «A menos que se hagan correctamente, hay una posibilidad de dañar el cerebro. Y las personas que practican este tipo de respiración sin una supervisión adecuada pueden sufrir una enfermedad que ninguna ciencia o médico conocidos pueden curar». Según los instructores de yoga, la práctica inadecuada y sostenida de ejercicios de respiración puede conducir a un mal funcionamiento del sistema límbico, agravando casos de apnea o suspensión de la respiración durante el sueño, o de ronquido, ambas enfermedades que pueden llegar a ocasionar problemas del corazón y circulatorios. Por el contrario, la práctica de la meditación y la respiración bien guiadas pueden ser de gran ayuda para corregir problemas de la respiración. Gopi Krishna dijo haber despertado su kundalini haciendo meditación en su chakra de la corona. Su vida después del despertar fue tan bendita por la dicha y la euforia como atormentada por la incomodidad física y mental. Con el tiempo su experiencia se estabilizó. Al describir el despertar de la kundalini o el poder de la serpiente enroscada, Gopi Krishna registra su propia experiencia de la siguiente manera: «Fue variable durante muchos años, dolorosa, obsesiva… He pasado por casi todas las etapas de… tipos de mente: mediúmnica, psicótica y otras; durante un tiempo estuve alternando entre la cordura y la locura».

En 1933, el experto alemán en cohetes, Willi Ley, huyó de Alemania y reveló la existencia de la Sociedad Vril y la creencia de los nazis de que, mediante enseñanzas esotéricas y la expansión de la mente, se harían iguales a los superhombres que vivían en las entrañas de la Tierra. Creían que esto volvería a despertar la fuerza Vril. Los iniciados de la Sociedad Vril incluían a dos hombres que se convertirían en nazis importantes: Heinrich Himmler, el temible comandante en jefe (Reichsführer) de las SS, y Hermann Goering, lugarteniente de Hitler y comandante supremo de la Luftwaffe. Los miembros de la Sociedad Vril estaban convencidos que estaban en alianza con logias esotéricas misteriosas situadas en Tibet y uno de los supuestos superhombres desconocidos, que fue conocido como el Rey del Miedo.  Los astros son bloques de hielo. Varias lunas han caído ya sobre la Tierra. La nuestra caerá también. Toda la historia de la Humanidad se explica por la batalla entre el hielo y el fuego. El hombre no está acabado. Está al borde de una formidable mutación que le dará los poderes que los antiguos atribuían a los dioses. Algunos ejemplares del hombre nuevo existen ya en el mundo, venidos tal vez de allende las fronteras del tiempo y del espacio. Existe una posibilidad de alianza con el Dueño del Mundo, con el «Rey del Miedo», que reina en una ciudad oculta en algún lugar de Oriente. Los que celebren el pacto cambiarán por muchos milenios la superficie de la Tierra y darán sentido a la aventura humana. Tales son las teorías científicas y los conceptos religiosos que alimentaron el nazismo original, y en los que creían Hitler y los miembros del grupo al que pertenecía, y que, en proporción considerable, orientaron los hechos sociales y políticos de la Historia reciente. Sabido es que el partido nazi se mostró francamente, e incluso ruidosamente, antiintelectual, y que quemó los libros y rechazó a los físicos teóricos del campo enemigo «judeomarxista». Es menos sabido el  por qué, y en favor de qué explicaciones el mundo rechazó las ciencias occidentales oficiales. Y se sabe menos aún en qué concepto del hombre se apoyaba el nazismo, al menos en el espíritu de algunos de sus jefes. Cuando se sabe todo esto, se sitúa mejor la última guerra mundial en el marco de los grandes conflictos espirituales; la Historia recobra el aliento de la Leyenda de los Siglos. «Se nos lanzan anatemas como si fuésemos enemigos del espíritu —decía Hitler—. Pues bien, sí, lo so-mos. Pero en un sentido mucho más profundo de lo que haya soñado jamás la ciencia burguesa, en su imbécil orgullo». Es aproximadamente lo mismo que declaraba Gurdjieff a su discípulo Ouspensky, después de haber enjuiciado a la ciencia: «Mi camino es el del desarrollo de las posibilidades ocultas del hombre. Es un camino contra la Naturaleza y contra Dios».  Esta idea de las posibilidades ocultas del hombre es esencial. Conduce a menudo a la repulsa de la ciencia y al desprecio de la Humanidad corriente.

Imagen 12

Rudolph Hess, el lugarteniente de Hitler hasta que hizo su extraño e inexplicable vuelo a Inglaterra en 1941, era un ocultista destacado y un miembro, junto con Hermann Goering, de la Sociedad Edelweiss, una secta que creía en la raza superior nórdica. Hess veneró a Hitler como el “mesías“, aunque el Führer no tenía ojos azules ni era rubio. El núcleo interior de la red de sociedades secretas nazis era la Orden Negra, que algunos investigadores afirman que continúa existiendo y que tiene vinculaciones con la CIA.  El investigador alemán, Jan van Helsing, en su libro Sociedades Secretas Del Siglo XX, escribió sobre cómo las sociedades Vril y Thule creían que se estaban comunicando con extraterrestres a través de dos médiums conocidas como María Orsic y Sigrun.  Marija Oršić (pronunciado ‘Orshich’), también conocida como Maria Orschitsch, fue una famosa médium, líder de la Sociedad Vril (Vril Gesellschaft).  Nació el 31 de octubre de 1895, en Zagreb, actual Croacia, aunque muy pronto su familia se trasladó a Viena. A partir de ahora, y para simplificar, la llamaremos María Orsic. Su padre fue un inmigrante croata de Zagreb y su madre era de Viena. Apoyó el movimiento nazi y la anexión de Austria. En Múnich, Maria estuvo en contacto con la Sociedad Thule y pronto crearía su propio círculo junto con una mujer llamada Traute, originaria de Munich, así como con otros compañeros. Este círculo se llamaría Alldeutsche Gesellschaft für Metaphysik, nombre oficial de la Sociedad Vril. Eran miembros de la Sociedad Vril varias mujeres, entre las que destacaban Maria Orsic, Traute, Heike y Sigrun. Todas eran mujeres jóvenes que, entre otras cosas, estaban en contra de la moda del estilo de cabello corto entre las mujeres. Maria y Traute eran particularmente bellas y usaban una cola de caballo muy larga, un estilo de cabello muy inusual en esa época. Esto se convirtió en una característica distintiva en todas las mujeres que se integraron a la Sociedad, que existió hasta mayo de 1945, año en que María Orsic desapareció sin dejar rastro. Las mujeres de la Sociedad Vril creían que su cabello largo actuaba como un receptor cósmico que recibía comunicación alienígena. Sin embargo, ellas difícilmente exhibían su cabello con cola de caballo en público. Para identificarse, las integrantes de la Sociedad Vril, también llamadas, Vrilerinnen, llevaban un disco que representaba a las dos médiums María Orsic y Sigrun.

Tal como ya hemos comentado, el doctor Willy Ley fue uno de los más grandes expertos del mundo en materia de cohetes, pero huyó de Alemania en 1933. Por él nos hemos enterado de la existencia en Berlín, poco antes de que el nazismo alcanzara el poder, de una pequeña y misteriosa comunidad. Esta comunidad se fundaba, literalmente, en lo que se explicaba en una novela del escritor inglés Bulwer Lytton, titulada La raza que nos suplantará. Esta novela presenta a unos hombres cuyo psiquismo está mucho más desarrollado que el nuestro. Han adquirido poderes sobre ellos mismos y sobre las cosas, de tal manera que los hace semejantes a los propios dioses. De momento siguen ocultos en ciudades situadas en el interior de la Tierra. Pero Bulwer Lytton afirma que pronto saldrán de ellas para reinar sobre nosotros. Esto era todo lo que parecía saber el doctor Willy Ley. Añadía, con aire incrédulo, que los discípulos de aquella comunidad creían poseer ciertos secretos para cambiar de raza y para igualarse a los hombres ocultos en el interior de la Tierra. Utilizaban métodos de concentración y toda una gimnasia interior para transformarse. Comenzaban sus ejercicios contemplando fijamente la estructura de una manzana partida en dos. Esta sociedad berlinesa se llamaba: «La Logia Luminosa» o «Sociedad del Vril». El Vril se supone que es una poderosa energía de la cual sólo utilizamos una ínfima parte en la vida ordinaria. Se dice que el que llega a ser dueño del Vril se convierte en dueño de sí mismo, de los demás y del mundo.  La «Logia Luminosa» tenía amigos entre miembros de la Teosofía y entre grupos Rosacruz. Según Jack Belding, autor de la curiosa obra Los siete hombres de Spandau, Karl Haushoffer perteneció a esta Logia.  Louis Pauwels y Jacques Bergier, en su libro “El retorno de los Brujos”, escrito en 1967, hicieron una espectacular revelación acerca de la Sociedad Vril de Berlín. Muchos años después, Jan van Helsing,  Norbert-Jürgen Ratthofer y Vladimir Terziski ampliaron su investigación, relacionando la Sociedad Vril con los misteriosos ovnis nazis. Entre otras cosas, escribieron que la sociedad había contactado, a través de la médium Maria Ostic, con una raza alienígena. En compañía de la Sociedad Thule y el Partido Nazi, desarrollaron una serie de prototipos de platillos volantes.

Imagen 20

Tras la derrota nazi, la sociedad se retiró supuestamente a una base en la Antártida y desapareció. Esta Sociedad Vril se relaciona con el wotanismo de Guido von List, con la sociedad Thule, con varias “religiones” paganas de la antigua Europa, con el ocultismo, así como con Anherbe de las SS y su castillo de Wevelsburg. El Wotanismo, nombre derivado de Wotan, el antiguo Dios de los germanos, que es la versión germánica de Odín, el dios principal de la mitología nórdica, es una religión que contiene elementos de las tradiciones paganas germánicas, con características procedentes del misticismo germánico, que posee una doctrina teológica y cosmológica dualista de origen pagano. Vladimir Terziski, un ingeniero búlgaro autoproclamado presidente de la Academia Americana de Ciencias Disidentes, afirma que los alemanes colaboraron en su investigación de aviación avanzada con las otras potencias del eje, Italia y Japón, y que continuaron el desarrollo tras la guerra, desde Nueva Suabia, en la Antártida. Él dice que los alemanes alunizaron aproximadamente en 1942 y establecieron una base subterránea en la Luna. Cuando los rusos y los estadounidenses llegaron secretamente a la Luna en la década de 1950, dice Terziski, estuvieron en esta base que aún funcionaba. Según Terziski, “hay una atmósfera, agua y vegetación en la Luna“. Por esto la NASA oculta y excluye al tercer mundo de la exploración lunar. Terziski ha sido acusado de fabricar la evidencia fotográfica y los videos. En 1978, Miguel Serrano, un diplomático chileno y simpatizante nazi, publicó “El Cordón Dorado”, en donde afirmaba nada menos que Adolf Hitler era un avatar de Vishnú y estaba en contacto con dioses hiperbóreos en una base subterránea en la Antártida. Serrano predijo que Hitler dirigiría una flota de ovnis desde su base para establecer el IV Reich. En 2006, el escritor Felipe Botaya escribió la novela de ficción “Antártida 1947”,  relacionada con la operación Highjump, en 1947, la mayor ofensiva militar llevada a cabo por Estados Unidos contra una supuesta base militar alemana en la Antártida.  Otra fuente en la que parece se inspiraron algunos ocultistas nazis es en una serie de textos antiguos, escritos en sánscrito. En efecto, la cultura de la India, rica en textos antiguos, describe naves voladoras de formas diferentes, colores y tamaños, a las cuales llaman Vimanas.  Ejemplos de estos textos son el Mahabaharata, el Ramayana, el Bhagavad Gita, el Kiratarjuniya y el Samarangana Subtrahara, escritos antes del 3.000 a.C. Según ellos, en la India, algunos milenios antes de Jesucristo, existieron vehículos voladores, denominados Vimanas o Pushpaka, donde las personas que se montaban en ellos podían volar hacia los cielos y dirigirse a las estrellas y a mundos lejanos, para luego retornar a La Tierra.

Imagen 26

Las llamadas “Damas esotéricas del III Reich“, también conocidas como las “Hermanas de la Luz“, estuvieron íntimamente ligadas al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP) en sus comienzos, a finales de la década de 1920. Dicha hermandad estaba compuesta por María Orsic, Chefin, Sigrum, Traute y la joven Sira, que para entonces contaba con 18 años de edad. Estas damas, de largos cabellos que solían rozar el suelo, participaron de varias reuniones junto a los miembros de la Sociedad Thule.  En cierta ocasión, se celebró una reunión en una antigua masía, propiedad del doctor Shuman, especialista en energías alternativas. En ella, María Orsic les mostró a los nacionalsocialistas unos textos que según ella había recibido de unos seres extraterrestres que vivían en el sistema de Aldebarán. En dichos escritos, supuestamente exportados de una civilización exterior, se explicaba cómo construir una nave espacial propulsada por un motor de implosión, capaz de vencer la gravedad y de alcanzar velocidades increíbles.  En el misticismo judío de la Cábala, el arcángel Raziel es el «guardador de secretos», «el secreto de Dios» y el «arcángel de los misterios». En hebreo el nombre Rzial significa ‘secretos del dios cananeo El’. Según varios Rabinos, es un querubín y el jefe de los Ofaním. Los Ofaním son considerados ángeles extraños y misteriosos ya que, según se relata en Ezequiel, “su aspecto es el de ruedas luminosas que giran continuamente, están cubiertas de grandes ojos y su única misión es mover el carro que transporta a Dios hasta los límites del mundo material“(¿¿¿). A Raziel se le describe como un arcángel de alas azules, aura dorada brillante alrededor de su cabeza y ropas azules que poseen propiedades sorprendentes. Se dice que Raziel estaba cerca del trono de Dios (Yahveh o Jehova) y, por lo tanto, oía todo lo que allí se decía y discutía. Después que el ángel Raziel  entregó el libro a Adán, sucedió algo maravilloso: “Y en la hora en que Adán recibió el libro surgió un fuego en la orilla del río, y el ángel ascendió al cielo entre las llamas. Entonces supo Adán que el mensajero era un ángel de Dios, y que el libro se lo había enviado el santo Rey. Y lo conservó con santidad y con pureza”. En el libro estaban grabados los símbolos de la sabiduría sagrada, y en él se contenían setenta y dos categorías de conocimientos, divididas en 670 símbolos de los misterios superiores. También contenía 1.500 claves secretas. Adán leyó el libro que le otorgaba el poder de dar nombre a todos los objetos y a todos los animales. Pero cuando cometió su famoso “pecado original”, el libro sorprendentemente «salió volando de entre sus manos». Adán lloró amargamente y se sumergió en las aguas de un río. Cuando su cuerpo se quedó hinchado, el Señor tuvo misericordia de él y ordenó al ángel Rafael que le devolviese la misteriosa piedra de zafiro. Adán entregó el mágico libro a su hijo Set y le explicó «en qué consistía su poder y su maravilla. También le habló de cómo había usado él el libro, y le dijo que lo había escondido en una fisura de las rocas». Set también recibió instrucciones de cómo usarlo y de cómo «conversar con el libro» (como si fuese un tipo de ordenador). Sólo podía acercarse al libro con veneración y humildad. Debía lavarse a fondo antes de utilizarlo y no debía comer cebolla, ajo u otras especias (¿¿¿).

Imagen 21

Set siguió las instrucciones de su padre y aprendió durante toda su vida de la piedra sagrada de zafiro. Finalmente construyó «… un cofre de oro; guardó en él el libro y escondió el cofre en una cueva en la ciudad de Enoc». El libro permaneció en aquel escondite hasta que «al patriarca Enoc se le reveló en un sueño el lugar donde estaba escondido el libro de Adán. Enoc, el patriarca antediluviano que era el hombre más sabio de su época, fue a la cueva y por algún medio misterioso se le reveló cómo debía utilizar el libro. Y «en el momento mismo en que le quedó claro el significado del libro, se le encendió una luz». Enoc comprendió entonces todo lo referente a las estaciones, los planetas, las estrellas y los ángeles que dirigen sus cursos. Y ¿qué sucedió con el libro? En este caso fue otro arcángel, Rafael, el que lo hizo llegar a las manos de Noé y le explicó el modo de utilizarlo. El libro seguía estando «escrito sobre una piedra de zafiro», y Noé, después del diluvio, lo leyó y aprendió los cursos de todos los planetas, así como «los cursos de Aldebarán, Orión y Sirio». También aprendió de él «los nombres de todas las diferentes esferas del cielo (…) y los nombres de todos los servidores celestiales». Es realmente sorprendente que a Noé le pudiesen interesar los cursos de la estrella Aldebarán, la constelación de Orion y la estrella doble (o triple) de Sirio, o conocer los nombres de los misteriosos «servidores celestiales». Luego se dice que Noé depositó el libro en un cofre de oro y fue lo primero que metió en el arca. Y cuando Noé salió del arca, conservó el libro hasta el final de su vida. Es sorprendente que un relato de la época antediluviana haga referencia a estas estrellas y constelaciones. Aldebarán es la estrella más brillante de la constelación de Tauro y la decimotercera más brillante del cielo nocturno. El nombre Aldebarán proviene del árabe y su significado es «la que sigue», en referencia a que esta estrella sigue al cúmulo de las Pléyades en su recorrido nocturno a través del cielo. En el siglo XVII, el astrónomo Giovanni Riccioli la denominó más específicamente Oculus Australisojo del sur»). El astrónomo persa Al Biruni citaba Al Muhdij («el camello hembra») como nombre árabe para esta estrella. En la astronomía hindú se identifica con la nakshatra, mansión lunar de Rohini, y es una de las veintisiete hijas de Daksha y la esposa del dios Chandra. Situada a 65,1 años luz de distancia, Aldebarán es una estrella gigante naranja. Puesta en el lugar que ocupa el Sol, se extendería hasta la mitad de la órbita de Mercurio. Su velocidad de rotación proyectada es de 5,2 km/s, por lo que su período de rotación puede ser de hasta 400 días. Aldebarán es 425 veces más luminosa que el Sol pero su masa es solamente de 1,7 masas solares; dado el enorme tamaño de esta estrella, su densidad media resulta ser muy inferior a la del Sol.

En diciembre de 1919, un pequeño grupo de personas de las Sociedades Thule y de la Sociedad Vril, entre los que se encuentran Maria Orsic y Sigrun, alquilan una pequeña cabaña en las cercanías de Berchtesgaden (Alemania). Maria Orsic decía que había recibido una serie de transmisiones telepáticas en un idioma que ella afirmaba desconocer, pero que contenían información de carácter técnico para la construcción de una máquina voladora. Supuestos documentos pertenecientes a la Sociedad Vril mencionan que dichos mensajes telepáticos provenían de Aldebarán. Con la ayuda de un grupo cercano a la Sociedad Thule”, integrado por Hugo Winckler, Peter Jensen y Friedrich Delitzsch, pudieron averiguar que dicho idioma no sería otro que antiguo sumerio, el idioma de los fundadores de la antigua Babilonia. Sigrun ayudó a traducir el mensaje y a descifrar las extrañas imágenes del artefacto volador circular que aparecía en los documentos. En 1922 se habían fabricado distintas partes del prototipo en varias fabricas financiadas por la Sociedad Thule y la Sociedad Vril. A finales de noviembre de 1924, Maria Orsic visitó a Rudolf Hess en su apartamento de Munich, junto con Rudolf von Sebottendorf, el fundador de la Sociedad Thule. Sebottendorf quería contactar con Dietrich Eckart, que había fallecido el año anterior.  Hijo de un notario evangélico, Dietrich Eckart cursó estudios de Medicina. Trabajó como periodista y, en 1885, tras la muerte de su padre, puede trasladarse gracias a la herencia recibida a Leipzig primero y después a Ratisbona. En 1899, falto ya de dinero, se traslada a Berlín, donde inicia una carrera como escritor y dramaturgo. Escribe obras de teatro de diferente tipo y poemas. Su trabajo más destacado fue una adaptación de la obra Peer Gynt, la cual se convirtió en la versión clásica y le aseguró derechos de autor de manera continua. Trasladado a Múnich en 1913, entra en relación con la Sociedad Thule, sociedad mística ultranacionalista, y trabaja como periodista para publicaciones antisemitas y de extrema derecha. Ese mismo año, contrae matrimonio con la viuda Rosa Marx, de la que se divorciará en 1920. En diciembre de 1918 funda una publicación periódica llamada Auf gut deutsch (En buen alemán), centrada en atacar al sistema republicano de Alemania y plantear posturas nacionalistas, pangermanistas y antisemitas.Tras haberse refugiado durante cierto período de 1923 en la región de Berchtesgaden huyendo de los tribunales de Leipzig, que le perseguían por haber escrito un artículo considerado injurioso contra el presidente Ebert, y después de haber pasado por prisión preventiva a raíz del fallido golpe de Estado de Ludendorff y Hitler en Múnich en el mes de noviembre, su corazón falló definitivamente el 26 de diciembre de 1923 en dicha ciudad, en cuyo cementerio fue enterrado.

Imagen 22

El 14 de agosto de 1919 Eckart hace su primera intervención como orador para el DAP (Partido Obrero Alemán), partido que se convertiría más adelante en el NSDAP. Eckart pronto llegó a ser el mentor en el mundo de la política y protector de ese joven talento oratorio que casualmente se descubriría para el partido semanas después: Adolf Hitler. Durante los primerísimos años del movimiento, Eckart será uno de sus ideólogos y oradores del partido junto a Gottfried Feder, entre otros. En 1920 recomienda a Hitler la compra del periódico semanal Münchner Beobachter, para lo que consigue la ayuda de fondos de particulares y dinero proveniente de la Reichswehr vía Ritter von Epp, avalando este préstamo con su casa y pertenencias. Eckart se convirtió en el primer redactor jefe del Völkischer Beobachter (nuevo nombre del periódico oficial del NSDAP), cargo que ejercería hasta marzo de 1923. Como hombre de buenas relaciones en los círculos burgueses de Baviera y Berlín, introduce poco a poco a Hitler en esos ambientes, donde empresarios y burgueses adinerados se prestaron a ayudar económicamente al partido durante los primeros años. También se le atribuye el haber sido él quien ayudara a pulir las formas y maneras de comportamiento en sociedad de Hitler. Antes de su muerte en 1923 había pronunciado: “Seguid a Hitler. Él bailará, pero yo he compuesto la música. Le hemos dado los medios de comunicarse con ellos… No me lloréis: yo habré influido en la Historia más que ningún alemán“. Hitler correspondió a Eckart con la frase final de su obra Mi lucha, diciendo: “Quiero citar también al hombre que, como uno de los mejores, consagró su vida a la poesía, a la idea y por último a la acción, al resurgimiento del pueblo suyo y nuestro: Dietrich Eckart“. Con tal de contactar con el espíritu de Eckart, Sebottendorf, Maria Orsic, Rudolf Hess y otros miembros de la Sociedad Thule juntaron sus manos en torno a una mesa cubierta de tela negra. Hess comenzó a sentirse incomodo cuando Maria Orsic entró en trance. En cambio, Sebottendorf se sintió satisfecho al poder comprobar que la voz de Eckart comenzaba a surgir de los labios de la médium. Pero algo inesperado sucedió. Eckart anunció que estaba siendo obligado por alguien a permitir que otra voz se manifestase a través de la médium con un importante mensaje. La voz de Eckart desapareció para dar lugar a una inquietante y desagradable voz que se identifico como “los Sumi, habitantes de un mundo lejano que orbita alrededor de la estrella Aldebarán en la constelación que vosotros llamáis Tauro”.La sorpresa dse adueño de todos los participantes en la reunión. Supuestamente, según la extraña voz, los Sumi eran una raza humanoide que habría colonizado la Tierra desde hacía  unos 500 millones de años. Las ruinas de Larsa, Shurrupak y Nippur, en Iraq, habrían sido construidas por ellos. Aquellos que sobrevivieron a la gran inundación de Utnapishtim (el Noé sumerio) se habrían convertido en los ancestros de la raza aria. Sebottendorf, escéptico ante dicha información, reclamó pruebas. Mientras Maria Orsic seguía en trance, garabateó una serie de líneas en las que podían verse algunos caracteres sumerios.

Imagen 27

 

En diciembre de 1943, Maria asistió, junto con Sigrun, a un encuentro organizado por la Sociedad Vril a la orilla del mar, en la ciudad de Kolberg. En 1945, al terminar la Segunda Guerra Mundial, la ciudad se convirtió en polaca y el resto de la población alemana que no había huido ante el avance del Ejército Rojo fue más tarde expulsada. Supuestamente, el principal objetivo de dicho encuentro era el de debatir el “Proyecto Aldebarán”. Las médiums de la Sociedad Vril habrían recibido información telepática sobre planetas habitables alrededor de Aldebarán y planeaban viajar hasta allí. Al parecer, dicho proyecto se discutió de nuevo el 22 de enero de 1944 en un encuentro entre Hitler, Himmler, el Dr. W. Schumann, científico y profesor en la Universidad Técnica de Munich, y Kunkel de la Sociedad Vril. Se decidió que un prototipo de Vril 7Jäger” (cazador, en alemán) sería enviado a través de un supuesto canal dimensional en dirección a Aldebarán. De acuerdo con el escritor Norbert Jurgen Ratthofer, el primer test de vuelo en dicho canal dimensional tuvo lugar a finales de 1944. El test casi acabó en una desgracia porque, tras el vuelo, el Vril 7 parecía como si hubiera estado volando durante cientos de años, y no solo por su aspecto sino porque además presentaba daños en multitud de sus componentes. A Maria Orsic se le pierde el rastro en 1945. El 11 de marzo de 1945 un supuesto documento interno de la Sociedad Vril fue enviado a todos sus miembros; con una carta escrita por Maria Orsic. La carta termina con el misterios mensaje: “niemand bleibt hier” (no hay nadie aquí). Esta sería la última comunicación enviada por la Sociedad Vril y desde entonces nadie volvió a saber nada sobre Maria Orsic ni ningún otro de sus miembros. Muchos siguen creyendo que huyeron a Aldebarán. se dice que con los fondos obtenidos de millonarios alemanes, en marzo de 1922 se culminó el primer prototipo de máquina volante en forma de platillo. Pero la primera prueba de vuelo fue un fracaso total: una parte de la nave se desintegró y la otra explotó. No obstante y tres días después del incidente, María Orsic volvió con nueva información, la cual fue estudiada y aprobada por el Dr. Otto Schumann. Finalmente, en diciembre de 1923, voló el segundo platillo volador y lo hizo en forma exitosa: Se dice que voló durante 55 minutos y alcanzó la escalofriante velocidad de 300.000 kilómetros por hora. A partir de entonces se continuó con la fabricación de nuevos modelos. En 1944, creció el interés para usar su último prototipo como instrumento de guerra, pero María Orsic se negó. Temiendo que las SS y Hitler se apoderaran de la nave, se dijo que necesitaba mejoras, fue enviada a un hangar de Munich, y los vuelos de prueba cesaron. Dos pequeños modelos de ocho metros de diámetro se comenzaron a construir por si la aeronave era robada. El Dr. Schumann contrató a cuatro ingenieros para desarrollar y construir los platillos de María Orsic. De acuerdo a los datos recogidos por diversos organismos de inteligencia,  incluida la CIA, estos dos pequeños modelos fueron construidos.

Imagen 13

En marzo de 1945 María Orsic habría recibido comunicación de sus mensajeros invisibles prediciendo la derrota nazi antes del fin de ese año. Dio cuenta de ello a varios amigos. Algunos de ellos salieron de Alemania y escaparon a Argentina. El jueves 15 de marzo de 1945, María Orsic se reunió con el Dr. Schumann por la última vez. Éste le entregó un paquete con todos los documentos y planos de los ovnis alemanes y se despidieron. Tres días después, María Orsic y su grupo de la Sociedad Vril fueron a los hangares de Munich para tomar posesión de uno de los platillos y salieron con rumbo desconocido. Nunca fueron encontrados. Algo de lo que no se tiene mucha información es que dos croatas de origen, a ambos lados del gran océano, mantenían una numerosa correspondencia, más tarde confiscada, sobre la construcción de una aeronave anti-gravitacional. Nikola Tesla era un genial científico en Nueva York, mientras que María Orsic era una médium en la Alemania del Tercer Reich. Tesla murió en 1943 y María desapareció en 1945. Nikola Tesla nació el 9 de julio de 1856, en Smiljan, Croacia, que por aquel entonces formaba parte del imperio Austro-Húngaro. Su padre abandonó la carrera militar para convertirse en sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Serbia. Su madre, que aunque no recibió educación formal alguna, era brillante y tenía una memoria excepcional. Tesla siempre decía que su madre era la fuente de sus capacidades intelectuales. No obstante la temprana muerte accidental de su hermano lo dejó marcado para toda su vida, ya que se consideraba culpable de ese accidente y con esa culpa cargó hasta el día de su muerte. Nikola Tesla fue, sin ninguna duda, el más grande genio del siglo XIX y XX. Nuestro estilo de vida ahora, la tecnología que damos por normal, todo esto es posible por este hombre increíble. No obstante, a pesar de todas sus contribuciones a la ciencia, su nombre es poco recordado fuera del campo de la física. De hecho, Thomas Edison es a menudo erróneamente acreditado en los libros de texto con invenciones que fueron realmente desarrolladas y patentadas por Tesla. Sus diarios perdidos revelaban que en 1899, mientras estaba en Colorado Springs, Tesla interceptó comunicaciones de seres extraterrestres que secretamente estaban controlando a la humanidad. Estas criaturas estaban preparando a los humanos para una eventual conquista y dominación, usando un programa que había existido desde la creación de la humanidad, pero que ahora se estaba acelerando debido al mayor conocimiento científico en la Tierra. Tesla escribió sobre sus años de investigaciones para interpretar las extrañas señales de radio y sus intentos de notificar al gobierno y a los militares lo que sabía. Pero sus cartas, al parecer, se quedaron sin respuesta. Algunos grupos ocultistas no dudaban en proclamar que era el extraterrestre que esperaban. No dejaban de repetir que procedía de Venus, y que había llegado a la Tierra a bordo de una nave espacial.

Ambos eran de procedencia croata, amantes de los animales, vegetarianos, sin estudios universitarios terminados, solteros y sin hijos, sin religión, en contra de las guerras, durante algunas épocas casi indigentes. Ambos fueron estrechamente vigilados por las agencias militares y de inteligencia americanas y alemanas. Nikola Tesla emigró a Nueva York y María Orsic a Berlín. Si los descubrimientos e inventos en el campo electromagnético de Nikola Tesla eran uno de los mayores secretos, posteriormente confiscados por las agencias militares, aún fue superior el grado de clasificación, en materia de seguridad,  de la numerosa correspondencia que éste mantuvo con María Orsic.  María y Nikola estaban relacionados en la construcción de una máquina voladora anti-gravitatoria, diseñada en base a sus contactos con extraterrestres. Nikola era un científico, un genio del electromagnetismo, mientras que  María era una chica a la que gustaba llevar el pelo muy largo, que enseñaba ballet a principiantes e impartía clases de idiomas, pero que un día cayó en trance y comenzó a tener continuas experiencias telepáticas en las que recibió toda clase de datos técnicos y planos para la construcción de una nave voladora anti-gravitatoria. Ambos, María y Tesla, mantuvieron una numerosa correspondencia de la que nada se sabe y siempre constituyó un expediente clasificado como de máxima seguridad. Entre los papeles de Tesla se encontraron detalles elaborados, dibujos y planos de una maquina voladora anti-gravedad, en la línea de los ovnis alemanes y del Vril de María Orsic. En la Alemania nazi hubo dos líneas diferenciadas en la construcción de ovnis o Vril alemanes del Tercer Reich. Por un lado, científicos alemanes y austriacos trabajando en sistemas de propulsión basados en datos científicos más tradicionales, que pronto pasaron al control de las SS, y, por otro lado, el proyecto de María Orsic y el Dr. Otto Schumann basado en datos técnicos aparentemente ofrecidos por extraterrestres. María recibía datos técnicos en lengua sumeria de unos seres que decían ser mensajeros del planeta Ashtari o Aldebarán y el Dr. Otto Schumann quedó impresionado al comprobar que los proyectos de aeronaves de vanguardia de Viktor Schauberger y Karl Haushofer no estaban tan avanzados como los de Maria Orsic.  Nikola Tesla tenía información sobre extraterrestres que anotaba en sanscrito en su libro de notas, y decía que dos razas alienígenas estaban en guerra, por lo que estaba preocupado por la humanidad. Por esa razón inventó el “Rayo de la muerte” que podría destruir naves alienígenas.

Imagen 14

El 20 de Julio de 1931, Nikola Tesla hizo la siguiente declaración a la revista “Time Magazine“: “Yo he concebido un modo que hará posible que los humanos transmitan energía en grandes cantidades, miles de caballos de potencia, de un planeta a otro, sin consideración de la distancia“. Nikola Tesla murió el 7 de enero de 1943 en su habitación en el New Yorker Hotel e inmediatamente todo su trabajo y posesiones fueron confiscadas por el gobierno de los Estados Unidos. María Orsic desapareció en marzo de 1945 de Berlín y nunca se ha sabido más de ella. En marzo de 1945 un teniente coronel norteamericano dijo haber visto una enorme nave volante de forma circular, sin alas, suspendida en el cielo de Munich, que salió disparada a enorme velocidad y tres días después observadores del ejército estadounidense dijeron haber visto otra . El Dr. Schumann, Leni Riefenstahl y Hanna Reitsch afirmaban que Hitler estaba a bordo de esa última nave en forma de campana. Los expedientes de la inteligencia militar revelaron que, antes del fin de la Segunda Guerra Mundial, oficiales de alto rango de la SS, y científicos, huyeron a una secreta base en Sudamérica, y a bases militares subterráneas alemanas en Neuschwabenland (Nueva Suabia), en la Antártida. Nikola Tesla había construido una máquina para contactar con extraterrestres (el Teslacope) y de sus comunicados algunos científicos militares concluyeron que dos razas extraterrestres estaban luchando una contra la otra, y algunos alienígenas ya estaban aquí. La documentación confiscada a Tesla fue también empleada cuando un ovni cayó en Roswell en 1947. Al parecer Tesla estaba muy preocupado por la seguridad de La Tierra y por esa razón había trabajando en un sistema de armas para poder actuar en contra de ataques alienígenas, llamado  “El Rayo de la muerte”. Sus conclusiones tenían que ver con una raza alienígena hostil y con otra raza alienígena que vivía bajo el agua. En 1958 , el Presidente Eisenhower, secretamente y sin informar al Congreso, asigno un enorme presupuesto para un proyecto de Alto Secreto y la construcción de una base militar con el propósito de trabajar sobre estos asuntos, los datos técnicos del Vril de la médium Maria Orsic, los papeles de Tesla, y el amenazante conflicto alienígena. También en 1958, los rusos, que se habían hecho con algunos de los documentos de los expedientes de Tesla, a través de un doble agente, comenzaron a trabajar en proyectos similares. Tanto Nikola Tesla como María Orsic se encontraron con que algunas de sus invenciones fueron copiadas por otros. Maria Orsic por parte de las SS de Himmler y la Luftwaffe. Nikola Tesla por parte de Thomas Edison, Marconi, y otros. Tesla murió en la más absoluta pobreza y María cuando salió de Berlín en marzo de 1945 no llevaba ni una moneda encima, iba con un pichón de paloma en el brazo, aves a las que adoraba, al igual que Tesla.

Imagen 28

De acuerdo con documentos de la Sociedad Vril, estas canalizaciones eran transmitidas desde un sistema solar llamado Aldebarán, en la constelación de Tauro. Según la información supuestamente recibida, la población de Aldebarán estaba dividida en una raza de cabello rubio y ojos azules (arios) y varias otras razas humanoides. Hace más de 500 millones de años el Sol de Aldebarán empezó a crecer demasiado causando un aumento tremendo en calor. Parte de la población fue evacuada y llevada a otros planetas habitables. Entonces los arios empezaron a colonizar planetas como la Tierra después que el suyo se hizo inhabitable. En nuestro sistema solar primero ocuparon el planeta Mallona, también conocido como Marduk o Phaeton, que dicen existía entre Marte y Júpiter en lo que es ahora el cinturón de asteroides. Esto corresponde con los relatos sumerios del planeta, Tiamat. La Sociedad Vril creía que, después, esta raza de arios de Aldebarán colonizó Marte, antes de aterrizar en la Tierra y empezar la civilización sumeria. Estos mismos “dioses” sumerios controlan el planeta desde entonces desde ciudades subterráneas. La Sociedad Thule debe su nombre a Ultima Thule, que se afirma que era una ciudad mítica en la antigua y desaparecida Hiperbórea, el primer continente colonizado por la raza aria extraterrestre de Aldebarán. Algunos dicen que ello fue mucho antes que la existencia de la Atlántida y de Lemuria o Mu. Otros dicen que Hiperbórea era la Atlántida o incluso que está en el el interior de la Tierra. Las leyendas escandinavas describe Ultima Thule como una tierra maravillosa en el lejano norte, donde el Sol nunca se pone, y los antepasados de los arios tienen su hogar. Según creen los defensores de Thule, cuando Hiperbórea empezó a hundirse, los extraterrestres arios usaron su avanzada tecnología para excavar túneles gigantescos en la corteza terrestre y se establecieron bajo las montañas del Himalaya. Este reino se hizo conocido como Agharta, con una capital llamada Shamballah,. Los persas llamaron a esta área Aryana, la tierra de los arios. Los ocultistas nazis afirmaba que las personas de Agharta eran buenas y los de Shamballah eran malvados. Los dos habían estado en conflicto durante miles de años y los nazis creían que estaban respaldando a los de Agharta contra los de Shamballah. Hitler estaba obsesionado con encontrar las entradas a este mundo subterráneo, para contactar con la raza superior aria. Uno de lso fundadores de la Sociedad Thule era Rudolf Glauer, un astrólogo, que cambió su nombre al altisonante Barón von Sebottendorff. Clamaba por una revolución contra judíos y marxistas. De todo esto salió el Partido Obrero Alemán, que luego se convertiría en el Partido Nazi.

Imagen 15

Otro ocultista comprometido, y amigo de Sebottendorff, fue Dietrich Eckart, un escritor bebedor y drogadicto que creía que estaba aquí para preparar el terreno para el futuro líder de Alemania. Conoció a Hitler en 1919 y decidió que era el “mesías“, que estaba buscando. Es a Eckart a quien se atribuyen los conocimientos esotéricos avanzados de Hitler y probablemente los rituales de magia negra. Desde entonces, el poder de Hitler para atraer apoyo creció rápidamente. Otra de las obsesiones de Hitler era la llamada Lanza del Destino, que se supone fue usada por un soldado romano, llamado Longino, para perforar el costado de Jesús en la crucifixión. Robó la lanza cuando los nazis anexaron Austria en 1938 y fue llevada a Nuremberg. El año 1973, el escritor Trevor Ravenscroft publicó La lanza del destino. Ravenscroft declara que Adolfo Hitler comenzó la segunda Guerra Mundial para capturar la lanza, presumiendo que el interés de Hitler en la reliquia, originada probablemente con su interés en la ópera “Parsifal” de 1882 —por el compositor preferido de Hitler, Ricardo Wagner— que refiere a un grupo de caballeros y su protección del santo Grial, así como la recuperación de la lanza. Aunque hay dudas por parte de  los historiadores con respecto a la obsesión de Hitler con la lanza, tal como fue divulgada por Trevor Ravenscroft y otros, un trabajo reciente del investigador Alec MacLellan aporta material de las fuentes originales de Ravenscroft, que parece validar algunas de sus afirmaciones. Ravenscroft mantuvo que la lanza entró en territorio estadounidense el 30 de abril de 1945; específicamente, bajo el control del tercer ejército conducido por el general George S. Patton. Más adelante se cumple la leyenda de que la pérdida de la Lanza significaba la muerte, al suicidarse Hitler. Patton se fascinó por el arma antigua e hizo verificar su autenticidad, mas no pudo utilizar la lanza, pues tenía órdenes del general Dwight Eisenhower de que la regalía completa de Habsburgo, incluyendo la lanza de Longinos, debía ser devuelta al palacio de Hofburg, donde hubo un incendio muy importante en noviembre de 1992, siete días antes del incendio que destruyó parte del Castillo de Windsor. Es interesante observar que George Patton, en su poema «A través de un cristal oscuro», se postula como Longinos en el transcurso de alguna vida anterior.  Ravenscroft procuró definir las “energías misteriosas” que la leyenda dice que provee la lanza. Él encontró que la poseía algún espíritu hostil y malvado, a los que él refirió como el Anticristo.

Heinrich Himmler, el temible jefe de las SS, era otro ocultista muy interesado en todos los temas esotéricos. Himmler estaba particularmente interesado en las runas. Fue Himmler quien formó las diabólicas SS y, de igual modo como se hizo con la esvástica, eligió un símbolo esotérico para su organización. Este símbolo era la doble S o runa sig, que parecen dos destellos de relámpago. Las SS era un cuerpo que concentraba todos los conocimientos esotéricos en los que los nazis creían apasionadamente. Las SS fueron dirigidas como una sociedad secreta de magia negra. Sus rituales fueron tomados de otros, como los Caballeros Templarios. Los iniciados de más alto rango eran los del nivel 13, que eran miembros del Gran Consejo de Caballeros, conducidos por su Gran Maestre, Heinrich Himmler. Los rituales negros fueron realizados en el antiguo castillo de Wewelsberg, en Westphalia. Allí veneraban a Satanás, Lucifer o Set. La magia negra y las artes esotéricas saturaron todo lo que hicieron Hitler y los nazis, incluyendo el uso de péndulos sobre mapas para identificar las posiciones de tropas enemigas. El símbolo del Sol, en la esvástica original, es diestro, lo que, en términos esotéricos, representa la luz y la creación, lo positivo. Los nazis lo invirtieron para simbolizar la magia negra y la destrucción. Éste es el clásico simbolismo inverso del satanismo. La estrella de cinco puntas invertida es sólo un ejemplo. Los mítines de masas, que Hitler usó tan eficazmente, fueron diseñados en base al conocimiento de la mente humana y su manipulación. En su libro Satanás y la Esvástica, Francis King dice: “Las apariciones públicas de Hitler, particularmente ésas relacionadas con los mítines del Partido Nazi de Nuremberg, eran ejemplos excelentes de este tipo de ceremonia mágica. Las fanfarrias, las marchas militares, y la música Wagneriana, todas enfatizaban la idea del orgullo militar alemán. Los masivos estandartes de esvástica en negro, blanco, y rojo, llenaban la conciencia de los participantes en el mitin con la ideología nacional socialista. La precisión como de ballet del movimiento de los miembros de partido uniformados, actuando todos al unísono, evocaba desde el inconsciente los principios de la guerra y la violencia que los antiguos simbolizaban como Marte“. Los aspectos de religión mágica de los mítines eran enfatizados por el hecho de que sus mejores momentos eran alcanzados después del anochecer y tenían lugar en un espacio abierto rodeado por los pilares de luz proveniente de reflectores eléctricos apuntados hacia arriba al cielo.. El ministerio de propaganda de Joseph Goebbels se basaba en conocimientos esotéricos de la mente humana.

Imagen 16

Parecería ser una contradicción que Hitler buscase destruir sociedades secretas como los francmasones y evitar el uso de conocimientos esotéricos en la sociedad alemana, pero no lo es. Él conocía el poder que podía alcanzarse y quería guardárselo para sí. En 1934, todas las artes adivinatorias y los libros esotéricos fueron prohibidos en toda Alemania. Las sociedades secretas fueron disueltas, e incluso la Sociedad Thule y la Orden Alemana, que  habían participado en la fundación del nazismo, fueron perseguidas. Los astrólogos fueron atacados y a personas como Lanz von Liebenfels les fue prohibido publicar sus trabajos. Esta purga tenía dos motivos principales: distanciar a Hitler y los nazis de las ciencias ocultas en las mentes del público, e impedir a cualquier otro usar conocimientos esotéricos contra ellos, tal como lo estaban usando contra otros. No obstante, los nazis fueron creados y controlados por la misteriosa sociedad secreta subterránea. Creían que los dioses sumerios eran la raza superior extraterrestre; creían en la existencia de Atlántida; y lanzaron expediciones al Norte de África, Rennes-le- Chateau y Montsegur, en la región Cátara, y al Tibet, donde creían que había una puerta al mundo subterráneo de los superhombres. Los nazis contactaron con la secta budista Bön y cuando los rusos llegaron a Berlín al final de la guerra encontraron a muchos monjes tibetanos muertos en un suicidio ritual, que habían estado colaborando con los nazis. El budismo Mahāyāna entró en el Tíbet gracias al gurú indio Padmasambhava en el siglo VIII. Hasta ese momento, existía en el Tíbet una religión de carácter animista y mágico, llamada Bön. Con el auge del budismo la religión Bön no desaparecerá, pero se iniciará una transformación de la misma. Parte de la creencia Bön influyó también en el lamaísmo. Los Nazis también creían que la Tierra era hueca con entradas en los polos y varios investigadores informan que establecieron una base subterránea en Antártida hacia el final de la guerra, que todavía está operativa actualmente. Julio Verne, era un alto iniciado de la red de sociedades secretas, relacionado con la Sociedad Teosófica, la Orden de la Golden Dawn y la Orden de los Templarios Orientales. Por lo tanto, sabía lo que al pueblo le es permitido saber. Sus historias de ciencia-ficción estaban basadas en hechos. Escribió sobre las dos lunas de Marte antes de que fueran identificadas oficialmente en 1877. La obra de Verne, Viaje al centro de la Tierra, no era una fantasía. Aquellos que promueven la idea de una tierra hueca dicen que el agua fluye por las entradas polares, así como que hay un vasto mar y un Sol central interior que provee de calor y luz. Curiosamente, la oposición principal que los exploradores de Verne se encuentran es de reptiles, que encontraron en la hundida Atlántida.

Imagen 29

Se especula con que algunos dinosaurios podrían haber sobrevivido al cataclismo de hace 65 millones de años, viviendo en el interior de la Tierra, incluso en la forma de humanoides reptilianos. Tom Rich, un paleontólogo en el museo de Victoria, Australia, sugirió esta posibilidad después de que descubrió los restos fosilizados de un dinosaurio polar en 1987, en un túnel excavado en la punta meridional del estado de Victoria en un lugar conocido como Dinosaur Cove. Julio Verne habría conocido la verdad  y la habría trasmitido de manera simbólica a través de sus libros. Películas como Jurassic Park tratan de la recuperación del ADN de antiguos dinosaurios para crear nuevos dinosaurios. Entra dentro de lo posible que el ADN humano fuese manipulado para crear híbridos reptiles – humanos. Hay algunas evidencias de que hay misteriosas civilizaciones viviendo en el interior de la Tierra y de que la Tierra es hueca. Según explican los investigadores en este tema, el mismo giro del planeta causa la fuerza centrífuga que arroja la materia al exterior. Cuando el planeta estaba formado por materia en estado de fusión, girando antes de que se enfriara, es probable que el núcleo se mantuviese hueco. Los investigadores de la Tierra hueca han sugerido que la corteza exterior tiene un espesor de unos 1300 km y que más allá el planeta es hueco. A aproximadamente 70 a 75 grados de latitud norte y sur, la Tierra empieza a curvarse en las aberturas polares a la Tierra interior. Esta curvatura es tan gradual que las personas que lo experimentaron no tenían idea de que estaban entrando en la Tierra interior, hasta que empezaron a ver tierras que no aparecían en los mapas. Estas aberturas son de unos 2250 km de ancho y alrededor de ellos hay un anillo magnético. Las entradas están cubiertas por nubes la mayor parte del tiempo. Cuando los exploradores que buscan el polo norte o sur alcanzan este anillo magnético sus brújulas señalan derecho abajo y creen que están en el polo. No lo están. Están en el anillo magnético que rodea los polos. La luz y calor en el interior de la Tierra provienen de un Sol interior. Marshall B. Gardner, uno de los defensores de una Tierra hueca, cree que este Sol fue creado a partir del núcleo central original, en estado de fusión, alrededor del que la Tierra en formación estaba girando. Se considera que lo mismo debe suceder con otros planetas, formados del mismo modo y sujetos a las mismas leyes. El libro  La Tierra Hueca, del Dr. Raymond Bernard, muestra un resumen excelente de pruebas sobre la Tierra hueca. La epopeya india Ramayana describe a Rama como un emisario de Agharta llegando en un vehículo volador. Las leyendas de pueblos de la Tierra interior pueden ser encontradas en incontables culturas antiguas, como China, Tibet, Egipto, India, América o Escandinavia.

Imagen 17

William E Warren en su obra Paraíso encontrado o la cuna de la Raza Humana, sugiere que los humanos se originaron en un continente tropical en el Ártico, una tierra donde una raza de dioses vivía durante más de mil años sin envejecer. Warren conecta este paraíso del norte con el concepto griego antiguo de Hiperbórea. Los esquimales, que pueden ser originarios  de la Tierra interior, tienen leyendas que hablan de una isla paraíso al norte, una tierra hermosa de luz perpetua donde no había oscuridad, un lugar donde las personas viven durante miles de años en paz y felicidad. Encontramos lo mismo en la mitología irlandesa. Fue huyendo hacia la Tierra interior, dicen las leyendas, que algunos de los Lemures y Atlantes se protegieron de las catástrofes geológicas o de las inundaciones en la superficie. Las historias también hablan de naves voladoras, tipo ovni, desarrolladas por los nazis antes y durante la guerra, bajo programas controlados por las sociedades Thule y Vril. El Investigador Jan van Helsing, y  otros, han detallado algo de la tecnología que fue producida después de 1934, incluyendo los cazas Vril1 y Vril7,  así como varios modelos de Haunebu. Wendell C. Stevens, un piloto de la fuerza aérea de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial y luego un investigador del fenómeno ovni, dice que los misteriosos Foo Fighters se acercaban a cinco metros de su aeronave y luego se mantenían allío. No podían ser dejados atrás o derribados y causaron que muchas escuadras de aviones tuviesen que  regresara sus bases o aterrizar.  Existe un video documental, titulado Ovnis – Los Secretos Del Tercer Reich, en que el investigador y conferenciante Vladimir Terziski incluye una profusión de material sobre este tema. Los platillos voladores alemanes, aparentemente, tenían muchos problemas técnicos y limitaciones que fueron resueltos después de la guerra. En 1938, de acuerdo con varios investigadores, una expedición alemana a la Antártica declaró una región de 600.000 kilómetros cuadrados territorio de Alemania. Fue llamada Neuschwabenland (nueva Suabia) y se convirtió en una enorme base militar nazi. En 1947 se dijo que se llevó a cabo una extraña misión naval al Antártico, comandada  por el Almirante E. Byrd, el hombre que dice voló por la Tierra interior en ambos Polos. Llevó consigo a 4.000 soldados y un portaaviones completamente equipado. Después de ocho semanas y un elevado número de bajas, cancelaron la misión. Lo que ocurrió sigue siendo un misterio, pero Byrd diría después públicamente que, en el caso de una nueva guerra, uno tenía que esperar ataques por parte de aviones que podían volar de polo a polo. Añadió que había una civilización avanzada en la Antártida que usaban sistemas avanzados de tecnología. Parece que los nazis fueron financiados por personajes, como los Rothschild, que también estaban financiando a los aliados que se oponían a Hitler. El mismo poder que controló ambos lados en la Segunda Guerra Mundial ideó el Proyecto Paperclip, que permitió sacar de Alemania, antes de que los ejércitos aliados llegaran, a los principales líderes nazis, científicos, ingenieros y expertos de control mental. Fueron transportados a Sudamérica y los Estados Unidos para continuar su trabajo y experimentos.

Fuentes:

  • David Icke – El Mayor Secreto
  • Bulwer-Lytton – La Raza que nos suplantará
  • Louis Pauwels & Jacques Bergier – El Retorno de los Brujos
  • Galant Armando – Los Ovnis De Hitler
  • Débora Goldstern – Claves Ocultas Del Nazismo

enero 14, 2014 - Posted by | enigmas en general, Historia, Historia oculta

16 comentarios »

  1. Por supuesto que existen los intraterrestres y en 2029 saldrán a la superficie. Justo con el sexto sello de Apocalipsis.

    Comentario por Unam | enero 14, 2014 | Responder

    • Y porque en 2029?

      Comentario por Antoniobg | octubre 5, 2016 | Responder

      • No me consta que haga mención al año 2029 en este artículo. Tal vez te refieres al autor e inventor estadounidense Raymond Kurzweil, que dice que en 2029 la inteligencia no biológica seguirá creciendo exponencialmente y podrá superar a la biológica.

        Comentario por oldcivilizations | octubre 5, 2016

      • Creo que va de lo dicho por Ferdinand Ossendowsky, acerca de la profecia dada por una entidad que dijo ser “el rey del mundo” en la cual mencionaba de abria un gran evento devastador en el mundo (podria referirse a las guerras mundiales) despues un periodo de paz para finalmnete una terrible guerra de la que despues los habitantes del interior finalmente saldrian y tomaria control de la humnidad y de la superficie, mas no estoy seguro si existen fechas.

        Comentario por Antonio BG | octubre 11, 2016

  2. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiamos ambos blogs con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!! ^_^
    Emilia

    Comentario por Emilia Mejia | enero 23, 2014 | Responder

    • Hola Emilia,

      Gracias por tu amable mensaje.

      Lo siento, pero no tengo como política actual el poner enlaces a otras webs o blogs. Tampoco establecer contacto a través de email. Pero no tengo inconveniente en que otros enlacen con mi blog o pongan en su comentario a mi blog un enlace a su web o blog, siempre y cuando no sea con fines comerciales o a webs/blogs con contenidos que no considere adecuados. De todos modos, si pones un enlace a tu blog, estaré encantado de acceder al mismo.

      Comentario por oldcivilizations | enero 25, 2014 | Responder

  3. Maria Orsic intercambiaba cartas con Nikola Tesla, el padre del proyecto “Filadelfia”; Excelente el blog, saludos.

    Comentario por neo 1ion | febrero 22, 2014 | Responder

  4. quiero que la vida la salud sea siempre conmigo ney aristides aybar mateo y el progreso y la buena suerte de echo que la inmortalidad del hombre siempre sea por todas las eternidades conmigo ney aristides aybar mateo mi cuerpo mi alama y mi espiritu y mi cuerpo humano cada dia sea mas inmortal mas fuerte mas perfectos mas poderoso y tenga buena y exelente y perfecta salud y de echo cada dia mas el delirio de persecucion no tenga derecho a nada ni nadie atacarme ni haserme daño yo ney aybar mateo soy feliz y soy y me hasen cada dia mas infinito y inmortalhumano y quitan todo dolor todo sufrimiento y estoy bien y en paz los dioses de la inmortalidad de los cuerpos inmortales dan poder y super fuerzas a ney aristides aybar mateo sobre este planeta tierra que estoy abitando actualmente en el año 2014 doy las grasias por eso y yo lo recibo con amor yo ney aybar mateo el inmortalhumano ney aybar y me curo y me curan amen…

    Comentario por ney aybar | mayo 3, 2014 | Responder

  5. Estaba equivocado. El sexto sello será en 2016 o más probablemente en 2018, pero hay una leyenda que dice que los intraterrestres harán acto de presencia en 2029

    Comentario por Unam | mayo 16, 2014 | Responder

  6. Pues NO. Será en 2029…

    Comentario por Unam | mayo 24, 2014 | Responder

  7. la humanidad ha pasado por etapas en su desarrollo tan interesantes que vale la pena aprender de cada una de ellas. Espero que todo el conocimiento sea bién aceptado por todos los habitantes de esta familia humana para su mejor desarrollo y que alcance su equilibrio por medio del verdadero conocimiento de los eventos que nos han dejado su huella en la mente, el cuerpo y el espíritu. Gracias a todos los que unidos hacemos la fuerza universal del conocimiento.

    Comentario por carlos enrique velasquez | octubre 15, 2014 | Responder

  8. recuerden que la vida es un proceso eterno y contiuado que nos está dando a cada momento la oportunidad de aprender, de asimilar y de poner en práctica lo que hemos aprendido. Esa es la gran fuerza de la sabiduría, el aplicar practicamente los conocimientos. Sean todos bendecidos en la totalidad de su vida.

    Comentario por carlos enrique velasquez | octubre 15, 2014 | Responder

  9. no me cansaré de dar testimonio de que en el universo todo es perfecto pero tenemos que aprender de sus infinitas leyes y aplicarlas de forma desinteresada y compartir con nuestros semejantes la riqueza que la naturaleza nos regala. Sean todos lo más felices que quieran ser.

    Comentario por carlos enrique velasquez | octubre 15, 2014 | Responder

  10. cuando los intra, loe extra y los ultra estemos de común acuerdo entonces será la gran festividad de la vida en todo el universo. Recuerden que la unión hace la fuerza.

    Comentario por carlos enrique velasquez | octubre 15, 2014 | Responder

  11. cuando el micro y el macro coincidan como un espejo y su imágen será el momento de dar el paso definitivo hacia la libertad suprema del espíritu. Seamos todos testigos de ese gran prodigio.

    Comentario por carlos enrique velasquez | octubre 15, 2014 | Responder

  12. hecho está por toda la eternidad.

    Comentario por carlos enrique velasquez | octubre 15, 2014 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: