Oldcivilizations's Blog

Antiguas civilizaciones y enigmas

Los exploradores del Nuevo Mundo, ¿actuaron siguiendo un Plan Maestro?

¿Qué sabemos de los Illuminati?   Alberto Romero Rivera, autor del libro Historia sobre el Vaticano, aseguró hasta su muerte, en 1997, haber pertenecido a la Orden de los Jesuitas y haber recibido de primera mano los planes de la inmensa conspiración masónica/jesuita para instaurar una nueva religión mundial. El Dr. Alberto Rivera, que posteriormente renunció a la orden, explicó que, tanto la Francmasonería como los Illuminati, así como una gran lista de siglas y grupos, Imagen 19no son sino creaciones de los Jesuitas. Ignacio de Loyola, fundador de la Orden de los Jesuitas, creó también los Illuminati, poniéndolos bajo la cobertura de la institución católica romana. La intención era que los Illuminati fueran capaces de llegar a controlar la economía mundial, la banca internacional, las fuerzas militares; así como a ser maestros en toda suerte de poderes ligados a la magia, controlando las religiones del mundo. Según Alberto Rivera, la Orden trabaja con magos a nivel mundial.  Ignacio de Oñaz y Loyola nació en 1491 en el seno de una antigua familia cristiana, noble y bien relacionada. Tras una carrera militar truncada por una grave herida y un repentino e intenso interés por la mística durante su convalecencia, comenzó un peregrinaje que lo llevaría hasta Jerusalén, donde trabó amistad con Diego Manes, comandante de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén. Finalizada su aventura en Tierra Santa, Ignacio regresó a España en la primavera de 1524, decidido firmemente a abrazar la carrera religiosa. Más tarde, el 2 de Febrero de 1528, con treinta y siete años de edad, viajó a la Universidad de París para completar su formación. Comenzando con sus dos compañeros de habitación en la universidad, Ignacio se hizo pronto con un reducido y fiel círculo de jóvenes amigos cautivados por su carisma. Se trataba de jóvenes entusiastas e inteligentes, católicos, que, como el propio Ignacio, veían con inquietud los acontecimientos que amenazaban la unidad de la Iglesia. Años después, Loyola y sus acólitos tomaron el nombre de Compañía de Jesús. El 15 de Agosto de 1534, festividad de la Asunción de la Virgen, los miembros de la Compañía hicieron voto solemne de servicio a Nuestra Señora en la iglesia de Santa María, en Montmartre, añadiendo el voto de llevar a cabo, sin preguntas ni reparos, cualquier tarea encomendada por el Papa. Sigue leyendo

noviembre 30, 2013 Posted by | Historia oculta | , | 2 comentarios