Oldcivilizations's Blog

Blog sobre antiguas civilizaciones y enigmas

Una vez pasado el 21 de diciembre de 2012, ¿nos podemos olvidar de las profecías Mayas?

Cuando finalizó el 22 de diciembre de 2012 y no sucedió ninguna catástrofe, y menos el fin de mundo, la humanidad respiró tranquila. Pero, ¿había razones para tranquilizarnos?  Quién quiera seguir viviendo Imagen 15tranquilo que no lea este artículo. El Solsticio de Invierno el 21 de diciembre era celebrado como el cumpleaños del Sol. Es la noche más larga del año y por consiguiente, el día más corto del año. Representó el último poder de las fuerzas oscuras de la Naturaleza: la larga noche invernal, cuando las cosas parecían estar muertas y quietas. Y fuera de las profundidades de esta noche más larga, nacía el nuevo Sol. Desde esta fecha el poder de la luz crece poco a poco en fuerza y los días empiezan a hacerse más largos. El Solsticio de Invierno inauguró el nacimiento de un nuevo año solar. El Sol parecía regresar de su viaje anual al Sur y empezaba su lento retorno a las Latitudes del Norte. La salida del sol, el 21 de diciembre, se creía que era como la primera salida del sol, y el comienzo del Nuevo Año era, de hecho, una celebración del principio del Tiempo. Con este contexto particular en mente, podemos ahora examinar más detalladamente las razones por qué el Solsticio de Invierno en el año 2012 es tan importante. En el calendario maya de la cuenta larga, un ciclo de unos 5.200 años (en realidad 5.125) finaliza en esta fecha, y también apunta a una rara alineación astronómica. De hecho, esta alineación sólo pasa una vez cada alrededor de 26.000 años (en realidad 25.625). El año 2012 indicado en el calendario de la cuenta larga, ilumina el hecho de que el movimiento Precesional del Sol en el Solsticio de Invierno gradualmente llevará su posición a alinearse con el mismo centro de nuestra Galaxia. Seguir leyendo

enero 16, 2013 Posted by | enigmas en general, Historia oculta, Mayas, Mayas | 11 comentarios