Oldcivilizations's Blog

Blog sobre antiguas civilizaciones y enigmas

La interrelación entre la Tierra y los otros cuerpos celestes


En este artículo explicamos algunos conceptos astronómicos relacionados con los movimientos planetarios y que son necesarios para comprender la cosmología y mitología de las grandes civilizaciones que nos han precedido. Y también explicamos el significado astronómico de la famosa fecha del 21 de diciembre de 2012.  Desde tiempos remotos los seres humanos han seguido y han registrado  los ritmos naturales y ciclos de la Tierra porque sus vidas y su sustento dependían de ellos. En ciertos tiempos del año, la comida año era abundante en ciertas regiones y no lo era en otras. En ciertos momentos vendrían las lluvias, en otros, podrían esperar calor y sequedad. Ellos también observaron que la fertilidad estaba, de alguna manera, vinculada con los ciclos de la Luna. La interrelación entre la Tierra y los otros cuerpos celestes ha sido siempre fuente de maravilla y asombro, dando lugar a innumerables historias y mitos por el mundo. Muchas de estas historias  todavía son contadas hoy.


De acuerdo con estos variados ciclos de la Naturaleza, las personas empezaron a reconocer un Cosmos de complejidad creciente – modelos repetitivos y ciclos envueltos dentro de ciclos aun más grandes de orden. Los movimientos cíclicos del Sol, la Luna, los Planetas y las Estrellas indicaron un Orden Natural a la Realidad, que les proporcionó a nuestros antepasados el significado y la certeza de la continuidad. El cielo y la Naturaleza tocaron cada aspecto de sus vidas. No es sólo que sus observaciones astronómicas indicaban cuándo plantar sus cosechas y cuándo segar la mies, sino también dónde localizar sus templos, cómo diseñar sus casas e incluso cómo orientar sus ciudades. Estas personas ocuparon un Universo inteligente y viviente que gobernaba sus vidas. La supervivencia y el éxito, entonces, dependía de cuan bien uno podría leer las señales celestiales. Como breve revisión de lo más básico de estos ciclos naturales, nosotros empezaremos con la rotación de la Tierra en su eje. Porque la Tierra rota una revolución completa cada 24 horas, de la que nosotros observamos los períodos recurrentes del día y la noche.


Lamentablemente hay todavía mucha gente que todavía no entiende que este ciclo diario es causado por el movimiento de la Tierra y no por lo que el Sol está haciendo. Esto podría explicarse un poco por el hecho que nuestras costumbres lingüísticas están siglos detrás de nuestra comprensión científica, y continuamos hablando en términos de la salida del sol y sus ocasos. El próximo ciclo que veremos no está basado en el movimiento de la Tierra, sino de la Luna, que rota alrededor de la Tierra cada 29,5 días, dándonos el concepto del mes, al aparecer en sus diferentes fases, desde la Luna Nueva a la Luna Llena.

Luego está el ciclo observable del año, cuando la Tierra viaja alrededor del Sol en una órbita elíptica, tomándole 365,25 días para completar una revolución. Cuando las personas continuaron observando los cuerpos celestes, comenzaron también a notar que algunas de las luces luminosas en el cielo se movían mientras otras se quedaban relativamente estacionarias. Estos cuerpos errantes eran lo que hemos venido a conocer como los planetas.  Y algunos seres humanos en todo el mundo mostraron un interés especial en sus ciclos y movimientos particulares, tejiendo un gran número de historias, mitos y leyendas.

Esos antiguos  astrónomos guardaron archivos del movimiento del Sol, la Luna y los Planetas. Y uno de los más grandes misterios que ellos observaron fue el hecho de que todos los años, ellos esperarían que el Sol apareciera en el Equinoccio de la Primavera o en el Solsticio del Invierno en un lugar específico en el horizonte, señalizando el Nuevo Año. Se denomina equinoccio al momento del año en que los días tienen una duración igual a la de las noches en todos los lugares de la Tierra, excepto en los polos. La palabra equinoccio proviene del latín aequinoctĭum y significa «noche igual». Ocurre dos veces por año: el 20 ó 21 de marzo y el 22 ó 23 de septiembre de cada año, épocas en que los dos polos de la Tierra se encuentran a igual distancia del Sol, cayendo la luz solar por igual en ambos hemisferios.

Los solsticios son aquellos momentos del año en los que el Sol alcanza su máxima posición meridional o boreal, es decir, una máxima declinación norte (+23º 27′) y máxima declinación sur (-23º 27′) con respecto al ecuador terrestre. En el solsticio de verano del hemisferio Norte el Sol alcanza el cenit al mediodía sobre el Trópico de Cáncer y en el solsticio de invierno alcanza el cenit al mediodía sobre el Trópico de Capricornio. A lo largo del año la posición del Sol vista desde la Tierra se mueve hacia el Norte y el Sur. La existencia de los solsticios está provocada por la inclinación del eje de la Tierra sobre el plano de su órbita. El solsticio es un término astronómico relacionado con la posición del Sol en el ecuador celeste. El nombre proviene del latín solstitium (sol sistere o sol quieto). En los días de solsticio, la longitud del día y la altura del Sol al mediodía son máximas (en el solsticio de verano) y mínimas (en el solsticio de invierno) comparadas con cualquier otro día del año. En la mayoría de las culturas antiguas se celebraban festivales conmemorativos de los solsticios.

Las fechas de los solsticios son idénticas al paso astronómico de la primavera al verano y del otoño al invierno en zonas templadas. Las fechas del solsticio de invierno y del solsticio de verano están cambiadas para ambos hemisferios. Con el tiempo, estos antiguos astrónomos se desanimaron al comprobar  que el Sol no aparecía en el mismo lugar que lo hacía solo 70 años antes, sino que se había movido un grado completo (el equivalente al diámetro del Sol por dos). Este lento desplazamiento, llamado Precesión del Equinoccio, causa que el Sol del Equinoccio parezca resbalar  hacia atrás contra el telón de las estrellas.

Los astrónomos han logrado deducir ahora que la Tierra no es una esfera perfecta. Realmente es un poco chata en los polos, y tiene una protuberancia en el ecuador. Como resultado, los tirones gravitatorios de la Luna y el Sol ejercen una influencia desigual en la Tierra. Sus fuerzas gravitatorias intentan tirar la protuberancia ecuatorial hacia ellos.  Porque la Tierra está girando, estas fuerzas hacen que se tabalee el eje de de la Tierra, cambiando continuamente, pero lentamente. Gradualmente el eje polar, que una vez estuvo alineado con una estrella en particular, empieza a cambiar hasta alinearse con otra estrella. Ahora mismo, al Polo Norte del eje de la Tierra apunta a la estrella Polaris – la cual nosotros apropiadamente llamamos la Estrella Polar. Pero hace 5,000 años, el polo norte celestial se alineaba a la estrella llamada Alfa Draconis.  Y ocho mil años en el futuro la estrella polar será Vega. Este movimiento Precesional es el mismo movimiento responsable del cambio de ubicación de los Equinoccios y los Solsticios. Los antiguos astrónomos descubrieron el movimiento Precesional completo del Sol a través del fondo de las constelaciones y se calculó la longitud de este Ciclo en unos  26.000 años. Esto significa que el Sol que marca el Equinoccio de Primavera, que ahora aparece delante del fondo de estrellas en la constelación de Piscis, en aproximadamente 500 años subirá a la constelación de Acuario. Continuará cambiando al revés a través de las varias constelaciones de Capricornio, Sagitario, etc., hasta que en aproximadamente 26.000 años llegará de regreso al mismo punto exacto en Piscis. La comprensión de esta Precesión del Equinoccio, dio lugar a muchos mitos y leyendas en la historia de la Humanidad. Cuando el movimiento Precesional continuó cambiando el Equinoccio a una nueva constelación, las diferentes culturas percibieron esto como una Nueva Edad.. Como el Sol de Equinoccio de Primavera aparecía surgir en la constelación de Tauro, las personas percibieron esto como la Edad del Toro; la Edad del Carnero cuando subió a la constelación de Aries; la Edad del Pez al subir en Piscis, y así sucesivamente.

En un tiempo, muchas civilizaciones en la Tierra eran conscientes de este ciclo natural de la Tierra y lo incorporaron en sus cosmologías y conceptos del Tiempo de distintas maneras.  Cada una reflejaba una interpretación y significado ligeramente diferente, pero todos consideraron el Ciclo Precesional como involucrando nada menos que el proceso cósmico de la evolución de la vida, influyendo sutilmente en todas las formas de vida de la Tierra a moverse a niveles más altos de organización y complejidad. Vino a simbolizar el proceso espiritual del despliegue de  la conciencia en nuestro planeta. Lo que es importante aquí es que esta creencia estaba realmente basada en un notable ciclo astronómico: cada 72 años, el Solsticio y el Equinoccio del Sol parecían moverse un grado hacia atrás, a través de las constelaciones – como la manecilla de un reloj, indicando las horas del día.

Sin embargo, en este reloj cósmico el marcador del movimiento es la ubicación específica del Equinoccio o salida del sol del Solsticio, mientras el fondo del reloj es representado por las constelaciones relativamente estacionarias de las estrellas. Con esto en perspectiva volvemos nuestra atención en cómo este Ciclo Precessional fue incorporado en la cosmología maya y cómo se relaciona con su calendario de la cuenta larga y específicamente con el famoso año 2012. Quizás más que cualquier antigua cultura de las que conocemos, los Mayas estaban obsesionados con la Astronomía. No sólo eran capaces de proyectar sus cálculos astronómicos miles de años adelante y atrás en el tiempo, sino que desarrollaron un preciso y enigmático calendario de Venus, así como una tabla de eclipses que todavía funciona hoy.

También calcularon exactamente el año solar hasta con cuatro cifras decimales. Para lograr estos impresionantes cómputos crearon un sistema matemático sofisticado que utiliza el concepto del cero. Y todo esto mientras Europa todavía estaba inmersa  en una época oscura. En una cultura tan compleja como la maya es importante recordar que eso  causa diferentes modelos de creencia en épocas distintas. Y es en este contexto que  es apropiado limitar nuestras consideraciones de la cultura maya a sólo esas creencias que prestan significado e importancia a la misteriosa fecha indicada en su calendario de cuenta larga: 21 de diciembre de 2012.  Al concentrarnos en esta fecha, encontramos que uno de los indicadores de su probable importancia es que específicamente designa el Solsticio de Invierno. Como este es nuestro punto de partida en nuestro análisis, echemos una mirada acerca de lo que esto podría significar. En primer lugar, es bueno ser consciente de que cada cultura del pasado designó un tiempo específico para marcar el principio de su Nuevo Año.

  • En Sumeria antigua y Babilonia, el Nuevo Año empezaba con el Equinoccio de la Primavera
  • En Israel el Nuevo Año se cambió gradualmente al Equinoccio en el Otoño
  • En el Norte de Europa, el Nuevo Año era celebrado en el tiempo del Solsticio de Invierno
  • Nosotros todavía observamos esta tradición del Nuevo Año en particular, pero agregando unos días extras para que ahora nuestro Nuevo Año empiece el 1 de enero

Entonces, en el contexto de esta tradición el Solsticio de Invierno el 21 de diciembre era celebrado como el cumpleaños del Sol. Es la noche más larga del año y por consiguiente, el día más corto del año. Representó el último poder de las fuerzas oscuras de la Naturaleza: la larga noche invernal, cuando las cosas parecían estar muertas y quietas. Y fuera de las profundidades de esta noche más larga, nacía el nuevo Sol. Desde esta fecha el poder de la luz crece poco a poco en fuerza y los días empiezan a hacerse más largos. El Solsticio de Invierno inauguró el nacimiento de un nuevo año solar. El Sol parecía regresar de su viaje anual al Sur y empezaba su lento retorno a las Latitudes del Norte. La salida del sol, el 21 de diciembre, se creía que era como la primera salida del sol, y el comienzo del Nuevo Año era, de hecho, una celebración del principio del Tiempo. Con este contexto particular en mente, podemos ahora examinar más detalladamente las razones por qué el Solsticio de Invierno en el año 2012 es tan importante. En el calendario maya de la cuenta larga, un ciclo de 5.200 años finaliza en esta fecha, y también apunta a una rara alineación astronómica. De hecho, esta alineación sólo pasa una vez cada 26.000 años.  El año 2012 indicado en el calendario de la cuenta larga, ilumina el hecho de que el movimiento Precesional del Sol en el Solsticio de Invierno gradualmente llevará su posición a alinearse con el mismo centro de nuestra Galaxia.

 

Para los mayas, esto es como la última campanada de medianoche en Nochevieja, sólo que en el 2012 el Nuevo Año es el Nuevo Año Galáctico de 26.000 años solares.  El Reloj Galáctico estará en el punto cero y comenzará un Nuevo Ciclo Precesional. Pero,  ¿qué es lo que es tan importante en relación a  la Vía Láctea y por qué los mayas estaban tan interesados en ello? Nuestra cultura científica ha comprendido finalmente que nuestro planeta, el Sol, y el sistema solar entero tuvieron sus orígenes en el centro de la Galaxia de la Vía Láctea. Nosotros también hemos encontrado recientemente que nuestra Galaxia tiene unos  70.000 años de luz de diámetro, con la mayoría de sus 400 mil millones estrellas concentrados en la gran protuberancia central. Equipados con instrumentos ultravioleta, radiografías y rayos gamma, así como con  telescopios de infrarrojos, la mayoría de los astrónomos están ahora convencidos que en el centro de nuestra Galaxia hay un masivo agujero negro de un tamaño inimaginable, millones de veces más grande que nuestro sol. Y ahí es donde la Ciencia y la Mitología coinciden. Pero con respecto a lo que el centro de nuestra Galaxia puede representar en términos de energía y propiedades tiempo/espacio, creo que todavía nadie tiene una pista. Pero para los antiguos mayas, la Vía Láctea representaba a la Gran Madre Cósmica de donde nació toda la vida. Ellos vieron a nuestra Madre Galáctica a través del cielo nocturno y de alguna manera apuntando al lugar de donde todos nosotros procedíamos. Y a la gran protuberancia central,  a su centro, ellos lo percibieron como el Útero Cósmico.  Dentro de la protuberancia central está lo que parece un corredor oscuro, conocido como la grieta oscura (dark rift). Los mayas se referían a esto con muchos nombres, pero el más pertinente aquí es su referencia a esta área como el “paso del nacimiento”.

 

¿Estamos empezando a tener una imagen global? Considerando entonces la importancia de la fecha 2012 en el calendario maya, se ha descubierto que ese año específicamente apunta a un periodo de tiempo cuando el Sol del Solsticio de diciembre se alinea con  la grieta oscura , el “canal Galáctico del Nacimiento” en la protuberancia central.  Es como si el Sol realmente estuviera naciendo nuevamente del Útero Galáctico.  La Cosmología maya no fue escrita en un libro, sino en las mismas estrellas sobre sus cabezas. Todo lo que necesitamos hacer es reconocer las asociaciones existentes y la historia se despliega sola. Así es como en nuestra cultura nosotros hemos construido asociaciones entre el Solsticio de Invierno, el Nuevo Año y el nacimiento de Jesucristo, “ el Hijo de Dios” quien llegó a este mundo como “el salvador de la humanidad “. Con los mayas hemos descubierto otra historia asociada con el Solsticio de Invierno, el Nuevo Año y tal vez el destino de la Humanidad. La alineación astronómica del Ciclo Precesional del Solsticio de Invierno y el Centro Galáctico representa el “Punto Cero” en el Reloj Cósmico, marcando así el principio de una Nueva Era. Este hecho nos dice que nace un Nuevo Sol, que un Nuevo Año amanecerá, que un Nuevo Ciclo Galáctico empieza y tal vez la transformación de nuestro Mundo.

Así como el ecuador de la Tierra divide el planeta en dos hemisferios de Norte y Sur, el Ecuador Galáctico es el término astronómico para la línea divisoria de la Vía Láctea, separando la Galaxia en dos mitades. Similar al tiempo del Equinoccio, cuando el Sol parece cruzar el Ecuador de la Tierra y entra así en un nuevo hemisferio, así también en 1998 el Sol del Solsticio de Invierno comenzó a atravesar el Ecuador Galáctico. Considerando que el Sol es tan grande (aproximadamente uno y medio grados de ancho) y el movimiento es tan lento, nuestro Sol no cruzará  el Ecuador y entrará totalmente en el nuevo Hemisferio Galáctico hasta el año 2018. Así que nosotros necesitamos entender entonces que la fecha maya de 2012 simplemente es un indicador de este periodo de 20 años de transición – el proceso de nacimiento de la Nueva Era y el punto del principio del Nuevo Ciclo Precesional de 26.000 años. Es realmente irónico que los descendientes de los colonizadores europeos que vinieron al Nuevo Mundo para llevar el conocimiento a la población indígena, ahora encuentran un calendario/reloj de piedra de estos mismos indígenas marcando el tiempo galáctico. Un calendario adaptado a su entorno cultural, pero que realmente incorpora su visión del tiempo cíclico, el Ciclo Precesional.

 

Este “Gran Año” era conocido hace mucho tiempo por los sumerios, babilónicos, egipcios y los antiguos griegos, pero carecía del marcador en el que empezaba o acababa. De algún modo, a través de las edades, el conocimiento había estado perdido. Quizás el regalo más grande que la cultura maya ha dado a nuestro mundo es el Punto Cero del Ciclo Precessional de 26.000 años. A través de la fecha 2012 en su calendario, ellos indicaron la importancia del Ecuador Galáctico y su relevancia en relación al Ciclo Precesional, dándonos así la posibilidad de marcar con precisión el tiempo exacto en nuestro Reloj Galáctico. Sobre el lapso de los 20 años de periodo de transición,  cuando el Sol del Solsticio cruce el Ecuador Galáctico y se mueva hacia un nuevo hemisferio, puede ser que estemos siendo testigos del nacimiento de una nueva civilización planetaria.

Si estás interesado en temas ciéntificos que tienen alguna relación con antiguas civilizaciones, tal vez también te interese mirar los siguientes artículos:   La física moderna, ¿debe algunos de sus conceptos a civilizaciones remotas?  ;  Eras geológicas de la Tierra; Las sendas del Dragón ;El Sol, ¿por qué ha sido venerado y temido por distintas culturas?  1/2 ; ¿Qué sabemos realmente del magnetismo terrestre?

julio 29, 2010 - Posted by | Ciencia, Mayas, Otras ant. civil., Sumer | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

12 comentarios »

  1. Magnificent goods from you, man. I’ve understand your stuff previous to and you’re just extremely fantastic. I really like what you’ve acquired here, certainly like what you’re stating and the way in which you say it. You make it enjoyable and you still care for to keep it smart. I can’t wait to read much more from you. This is really a great website.

    Comentario por piłka nożna | febrero 27, 2011 | Responder

  2. I am really impressed with your writing skills and also with the layout on your blog. Is this a paid theme or did you customize it yourself? Anyway keep up the nice quality writing, it is rare to see a nice blog like this one nowadays..

    Comentario por program tv | febrero 28, 2011 | Responder

  3. Hello There. I found your blog using msn. This is a really well written article. I will make sure to bookmark it and come back to read more of your useful information. Thanks for the post. I will definitely return.

    Comentario por piłka nożna | marzo 1, 2011 | Responder

  4. Do you like wallpapers? They make your desktop look less crappy.

    Comentario por Free Movie Wallpapers | marzo 31, 2011 | Responder

  5. quiciera cono ser mas el sistema solar

    Comentario por ingrid julieth | mayo 22, 2011 | Responder

  6. Great post. I just stumbled upon your blog and wanted to say that I have really enjoyed browsing your blog posts. In any case I’ll be subscribing to your feed and I hope you write again soon!

    Comentario por dell streak 7 | agosto 21, 2011 | Responder

  7. Excelente trabajo de investigación y muy buen artículo amigo, gracias por un texto como este ya que es muy importante tener una perspectiva amplia sobre los temas que nos aquejan en nuestros días, ya que teniendo acceso a tal cantidad de información la gente se deja llevar por lo que algunos decretan como verdades sensacionalistas; cada quien es libre de creer lo que quiera, claro está, pero considero realmente importante que el criterio que se forme cada quien debe estar cimentado en buenas bases y saber distinguir que información es buena para sí.

    Comentario por AGL | noviembre 22, 2011 | Responder

    • Gracias por el comentario. Mi intención es aproximarme a los temas con la mayor objetividad posible, aunque siempre hay una cierta dosis de subjetividad.

      Comentario por oldcivilizations | noviembre 22, 2011 | Responder

  8. Aw, this was a definitely nice post. In thought I would like to put in writing like this moreover ?§C taking time and actual effort to create a really good article?- but what can I say?- I procrastinate alot and by no indicates seem to obtain some thing carried out.

    Comentario por senuke proxy | febrero 7, 2012 | Responder

  9. […] La interrelación entre la Tierra y los otros cuerpos celestes […]

    Pingback por ¡ 1 millón de visitas desde agosto 2010 ¡ « Oldcivilizations's Blog | mayo 26, 2012 | Responder

  10. gracias,, esto es muy vueno

    Comentario por fernando | noviembre 1, 2012 | Responder

  11. dd

    Comentario por joss99 | enero 19, 2016 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: