Oldcivilizations's Blog

Blog sobre antiguas civilizaciones y enigmas

El Diluvio Universal


El Diluvio Universal y su impacto en las antiguas civilizaciones

Viendo los actuales mapas existentes, uno puede llegar a pensar que la Tierra siempre ha presentado unas formas características bien definidas, con contornos suaves, muchos han llegado a creer que el mundo ha sido siempre como  es hoy. La realidad es otra, la faz que nos presenta la Tierra actualmente tiene entre 16 mil y 12 mil años. Y en ese tiempo se puso fin a la última glaciación, iniciándose un periodo de clima templado que continúa a día de hoy.

Por decenas de miles de años la Tierra se ha encontrado inmersa el un periodo glacial, con capas de hielo de hasta tres kilómetros, que se encontraban en las latitudes hoy consideradas templadas. Hace unos 16 mil años las cosas empezaron a cambiar. Poco a poco el hielo comenzó a derretirse y el agua comenzó a fluir en grandes cantidades, vertiéndose a los océanos e incrementando el nivel de los mismos.

El calentamiento se prolongó hasta hace unos 12 mil años, cuando el clima se estabilizó en el mundo, la faz de la Tierra había cambiado, el nivel del mar se incrementó en 120 metros, el mar cubrió grandes áreas de las zonas costeras y la geografía de los continentes se configuró tal y como la conocemos hoy en día. Cerdeña se separó de Córcega, el Mar Adriático tomo tierras del norte, ocupando hasta los acantilados de Trieste, e incluso afectó a las costas del Mediterráneo, que ahora parecen estar en calma, El final de todo el ciclo se produjo hace unos 7.500 años, un final sorprendente que cambió toda la geografía y la historia de la humanidad.

Esto es lo que ocurrió en la Tierra de acuerdo con los datos aportados por el geólogo estadounidense William F. Ryan, y Walter C. Ryan y Walter C. Pittman, del Lamont-Doherty Earth Observatory della Columbia University. Pittman, comentó que donde ahora se encuentra el istmo del Bósforo, que conecta el Mar Egeo y el Mar Negro, se encontraba una lengua de tierra, que los separana, siendo por lo tanto dos cuencas diferentes. El Mar Negro en aquel entonces no era un mar, sino un gran lago de agua dulce,  a unos cien metros por debajo del Mar Egeo.

Los cambios finales sucedieron hace alrededor de 7500 años. El dique natural que separaba las aguas saladas de la cuenca del mar Egeo desde el Lago Negro sufrió un súbito incremento, entrando en cascada una gran cantidad de agua salada en el lago con una potencia 400 veces mayor que la de las cataratas del Niágara. El efecto fue devastador y el nivel del Lago Negro se lleno de agua salada e invadió las llanuras costeras del oeste y del norte de Europa (Bulgaria, Rumania, Ucrania y el sur de Rusia). Los pueblos agricultores que se establecieron en las llanuras costeras fueron barridos del mapa. Los que sobrevivieron buscaron refugio, pero el agua continuaba avanzando. Miles de personas murieron ahogadas y quedaron enterradas en los pantanos de sal.

Cuando las aguas descendieron y volvió de nuevo la calma, todo había cambiado. El Lago Negro se había convertido en un mar salado que se comunicaba directamente con el mar Egeo y el Mediterráneo. Más de 150 kilómetros cuadrados de territorios fértiles estaban cubiertos ahora por el nuevo mar en el que se encontraba una gran península (Crimea). Las tribus que sobrevivieron a la catástrofe huyeron hacia el este y el oeste en busca de zonas más seguras y su movimiento extendió la agricultura en las regiones de Anatolia y Mesopotamia.

Junto con el nuevo estilo de vida, los sobrevivientes también trajeron consigo la memoria de los terribles acontecimientos que tuvieron lugar y el mito del Gran Diluvio. Transmitidas oralmente durante siglos, la historia fue finalmente escrita en las primeras tablas cuneiformes sumerias, de las que luego la Biblia se hizo eco.

 

LA DATACIÓN DEL DILUVIO UNIVERSAL

El fenómeno climático conocido como Younger Dryas (YD) desencadeno a su termino un abrupto cambio climático o, dicho de otra forma, la evolución del deshielo en Norteamérica produjo un mega lago de agua helada en el interior de Norteamérica. Este lago se llamó lago Agassiz. Antes que se produjera el desagüe súbito de todo el lago Agassiz al Atlántico Norte, el lago drenaba sus aguas a la cuenca del rió Misissipi por el sureste del lago.

Hacia el 9600 a.C, la pared noreste del lago Agassiz cedió súbitamente produciendo un vertido de agua helada al mar, que se ha calculado en unos 9500 kilómetros cúbicos de agua vertidos en unas 8 horas. Este vertido casi instantáneo se produjo a través del valle del rió San Lorenzo en su transito al océano. Este paso moldeo colinas y excavo profundamente la cuenca del rió. La mayor parte del agua del lago Agassiz es vertida de forma súbita al Atlántico Norte, haciendo que las corrientes oceánicas en el Atlántico se interrumpan y produciendo a su vez un enfriamiento en el Atlántico Norte que hará que en los siguientes 1000 años vuelva la glaciación. Este es el cambio climático brusco que produce YD en pleno deshielo.

Durante esos 1000 años (9600-8600 AC) las condiciones de glaciación vuelven al Hemisferio Norte en América y Europa Occidental ya que, aunque no es del domino público,  en plena glaciación había dos territorios que no estaban como se esperaría: uno es Alaska, que permaneció descongelada durante la glaciación; el otro es el norte de Siberia, en la que la parte de contacto oriental con los mares polares tampoco sufrió los rigores de la glaciación y donde hubo también un gran mega lago.

En la literatura científica se pone el acento en los cambios climáticos y muy poco en los efectos catastróficos instantáneos. Se sabe que justo hacia el 9600 a. C. las costas Atlánticas sufrieron el impacto súbito del mayor tsunami del que se tiene registro. En un periodo de 3 a 8 horas se produjeron una serie de mega tsunamis encadenados en el Atlántico. Para analizar el efecto del conjunto de mega tsunamis producidos al final de YD es necesario saber cual era la morfología de los continentes en el momento previo a que el suceso catastrófico se produjera. El modelo pivota sobre dos ejes seguros, comprobados y contrastados por datos científicos, que son:

  • Hacia el 9.600 a.C se producen una serie de mega tsunamis en el Atlántico Norte que afectaran primeroa todas las costas Atlánticas y luego a las de todo el mundo.
  •   Hacia el 5.550 a.C se produce una irrupción súbita de agua salada procedente del Mediterráneo oriental en el Mar Negro, que por esa época seguía siendo un mar de agua dulce. Como consecuencia de esto, tenemos el mar Negro actual de agua salada, más grande que el que existió entre el 11.000 a.C y el 5.550 a.C.

Para que los datos obtenidos en el mar Negro sean consecuentes con los mega tsunamis del 9.600 a.C es necesario que el estrecho de Gibraltar en esta época estuviese cerrado formando un paso de África a Iberia,  lo suficientemente consistente en altura como para que, aún terminando por disgregarse por los efectos de los mega tsunamis, pudiese impedir el paso del agua al Mediterráneo oriental.

Esto a su vez implicaría que existía una segunda gran extensión de tierra emergida justo en el estrecho de Mesina que separaba físicamente el Mediterráneo occidental del oriental,  de tal forma que los mega tsunamis del 9.600 a.C afectaron a la zona del estrecho de Gibraltar, inundaron el Mediterráneo occidental y dejaron casi intacta la franja de tierra emergida en Mesina que separaba físicamente la parte occidental de la oriental. Pasados estos mega tsunamis no existe registro de sucesos similares a los de 9.600 a.C en el Atlántico, por lo que a la vista de los datos hay que concluir que la inundación del Mar Negro hacia el 5.550 a,C no tuvo origen en un mega tsunami Atlántico. Esto a su vez prácticamente dejaría como único candidato posible de la inundación del mar Negro al mega lago argelino de Chot El Jerdi.

Al hilo de la situación en el Mar Negro es necesario resaltar que dada la gran cantidad de restos megalíticos en una isla tan pequeña como Malta, en el estrecho de Mesina, la probabilidad que esta zona estuviese emergida hacia el 5.550 a.C se torna en necesidad. Y, a su vez, la segunda avenida de agua que termina inundando el Mar Negro se produce por el desagüe súbito de las aguas contenidas en el gran mega lago argelino por efecto de un hundimiento de terreno,  debida a terremotos en la zona de la costa actual .

La visión general del final de la última glaciación es que se fue produciendo un deshielo paulatino y que, en consecuencia, el nivel del los mares fue aumentando de forma paulatina. Esta visión generalizada es errónea a la vista de los datos disponibles, ya que hacia el 13.000 a.C existían grandes megalagos en Norteamérica (varios), en el norte de África (varios) y en Eurasia (varios), tanto en Siberia como en China.

Parte de los megalagos de Norteamérica y el gran megalago del suroeste de Siberia tuvieron su origen en grandes presas con paredes de hielo (ice dam). En concreto el gran megalago Siberiano (al igual que el Agassiz en Norte América) se formo porque el drenaje natural al Ártico por el noroeste de Siberia quedo interrumpido por los grandes bloques de hielo glaciar, de tal forma que el lago que se ha calculado tenia 1500 Km de este a oeste y otros 1500 Km de Norte a Sur (tan grande como el mar Caspio), empezó a drenar el excedente de sus aguas al Mar Negro y al Caspio. Esta nueva situación nos traslada hasta un escenario en el que el Mar Negro no solo recibe aportes de los ríos anteriormente señalados, sino que también recibía el aporte de la evacuación del gran megalago Siberiano.

Por otra parte la existencia continuada de grandes megalagos,  con distintos orígenes,  en todo el planeta durante los últimos 10.000 de glaciación y durante parte del inicio del Holoceno. La confirmación que tenemos de que algunos de estos grandes megalagos, como los de Norteamérica y Siberia,  colapsaron de forma abrupta, haciendo que evacuaran a los mares circundantes casi la totalidad de sus reservas de agua de forma casi instantánea (horas), nos ponen en escenarios de subidas bruscas de varios metros en el nivel del mar, precedidas de series de mega tsunamis.

Poco a poco vamos diferenciando entre los sucesos globales y los locales, Poco a poco hemos llegado al mundo del final del Pleistoceno, a un mundo muy diferente del que se nos enseño, un mundo dominado por el hielo y el agua en forma de gigantescos lagos, algunos de los cuales sustentaron poblaciones humanas en entornos de una gran riqueza faunística.

Parece, a la luz de lo aportado por los investigadores rusos, que la evolución final de los megalagos de Eurasia siguió caminos diferentes. Mientras que el gran megalago Chino parece que fue reduciendo paulatinamente su extensión hasta dividirse en varios lagos menores en las subcuencas del gran megalago, por el contrario se toma en consideración el hecho que el gran megalago Siberiano colapsara súbitamente en el Ártico a medida que las presas de hielo del norte fueron debilitándose y las cuencas de los ríos que vertían al Ártico fueron revitalizándose con el deshielo.

Pero antes de este colapso súbito, el desagüe constante de agua helada al mar Mediterráneo a través del mar Negro es motivo de especulación científica con respectoi al posible impacto de estos flujos helados en el Atlántico, a través del Mediterráneo, produciendo la alteración de las corrientes oceánicas en el Atlántico. Dicho de otra forma, es de suponer que el gran megalago Siberiano tuvo un posible impacto climático en zonas alejadas y tuvo también un seguro impactó global cuando colapsó. Independientemente de la morfología de la cuenca mediterránea,  hay que resaltar que, al final del pleistoceno, el oriente de Siberia, junto con Mongolia y China,  son el hábitat de la numerosa fauna euroasiática del Pleistoceno.

Por estas fechas la Siberia nororiental no esta congelada y los recursos vegetales son suficientes para mantener a las comunidades animales. Hay que resaltar que el colapsó subtito de este gran megalago Siberiano debió tener un impacto mucho mayor que el producido por el desagüe del megalago Agassiz en Norteamérica, ya que parece que el megalago siberiano era entre 3 y 4 veces mayor que el Agassiz norteamericano. Otro hecho que refuerza esta posibilidad es que los mega tsunamis que se debieron producir en todo el litoral ártico,  debieron producir grandes cambios marinos instantáneas en las zonas bajas del norte y oriente Siberianos, de tal forma que ello estaría en consonancia con los grandes depósitos de fauna del pleistoceno hallados tanto en Norteamérica como en Eurasia.

En la mayor parte de estos estudios, tanto los que proponen extinción por cambio climático como los que proponen extinción por acción entrópica, obvian el hecho constatado qde ue se produjeron una serie de fenómenos catastróficos de ámbito mundial que produjeron no solo la desaparición instantánea de grandes poblaciones sino también cambios climáticos bruscos en espacios de tiempo relativamente cortos. Dicho de otra forma, un modelo que proponga extinción por cambio climático debería intentar al menos un modelado de los sucesivos cambios climáticos locales y globales en conjunción con los fenómenos catastróficos observados. Y no basta con unos conceptos generales, sino que es necesario saber como era la morfología de las tierras emergidas y la extensión de océanos y grandes megalagos, así como la manera en que la evolución de estos se entrelaza con el clima global,  conforme los hielos se van derritiendo,  y también como el colapso de estos lagos haría que los cambios climáticos en curso sufrieran recesiones a estados anteriores  para  volver, al cabo de 1000 años,  otra vez a un modelo de clima no glaciar.

mayo 28, 2010 - Publicado por | Atlántida, Biblia, Civilizaciones Perdidas, Fechas Misteriosas, Otras ant. civil., Otros, Sumer | ,

4 comentarios »

  1. During the Napoleonic Wars , trade between Europe and Britain evaporated, resulting in the gradual decline of the wallpaper industry in Britain. However, the end of the war saw a massive demand in Europe for British goods which had been inaccessible during the wars, including cheap, colourful wallpaper. The development of steam-powered printing presses in Britain in 1813 allowed manufacturers to mass-produce wallpaper, reducing its price and so making it affordable to working-class people. Wallpaper enjoyed a huge boom in popularity in the nineteenth century, seen as a cheap and very effective way of brightening up cramped and dark rooms in working-class areas. By the early twentieth century, wallpaper had established itself as one of the most popular household items across the Western world. During the late 1980s though, wallpaper began to fall out of fashion in lieu of Faux Painting which can be more easily removed by simply re-painting.

    Comentario por Free Cartoon Wallpapers | febrero 28, 2011 | Responder

  2. Very useful post right here. Thanks for sharing your knowledge with me. I will certainly be back again.

    Comentario por Tracy Lumadue | febrero 28, 2011 | Responder

  3. I like the valuable information you provide in your articles. I’ll bookmark your weblog and check again here regularly. I’m quite sure I’ll learn lots of new stuff right here! Best of luck for the next!

    Comentario por buty | febrero 28, 2011 | Responder

  4. There is noticeably a bundle to learn about this. I assume you made certain nice factors in options also.

    Comentario por varicella chicken pox | abril 15, 2011 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: